CHACOREALIDADES

Buscar articulos

Cargando...

domingo, 25 de septiembre de 2016

Lord Keynes y el pleno empleo (II)

Por Gabriel Boragina
COLUMNISTA

"En la concepción del mundo de Keynes, los gobiernos guiados por sus ideas serían sabios y largoplacistas, asegurando que el desempleo masivo de los años 30 nunca sucediera de nuevo. El gobierno manipularía los tipos de interés, el nivel de precios, y la cantidad y dirección de la inversión para asegurar que la sociedad tuviera elevado empleo, inversiones socialmente beneficiosas, y estabilidad económica general."[1]
En realidad, esta observación no es del todo exacta. Keynes era un declarado cortoplacista. Precisamente su teoría -y en particular su libro más famoso- tenían como norte encontrar una solución al paro (desempleo) que tenía ante sus ojos. Pero en cambio, sí es verdad que aspiraba a que los gobiernos siguieran las que él consideraba sus sabias ideas. Que el objetivo de Keynes era dar punto final al desempleo que se vivía en su época es algo que la misma cita menciona cuando hace referencia a la crisis de los años 30. Lo que aparentemente no pudo reconocer J. M. Keynes fue que, precisamente las medidas que él aconsejaba adoptar ya se estaban ejecutando en los principales países del mundo, y eran esas sus recetas las que estaban generando el desempleo masivo. En el fondo, la propuesta keynesiana era la de perseverar en el camino que los gobiernos de su época -en particular el de los EEUU bajo la administración Roosevelt- ya venían transitando. Keynes le estaba dando soporte teórico a políticas económicas que ya se encontraban en realización entre las primordiales naciones del orbe. En lo sustancial, la teoría keynesiana no "crea" empleo genuino, sino que transfiere o transporta puestos de trabajo de un lado hacia otro. "Crea" puntos de trabajo en un sector a costa de sacrificar esas mismas colocaciones (u otras) en un sector diferente.
"El fallo central en el pensamiento de Keynes, insistía Hazlitt, era su falta de voluntad en admitir que el elevado desempleo en Gran Bretaña (años 20) y EEUU (años 30) fue causado por la intervención gubernamental, incluyendo a los sindicatos, que convirtieron muchos precios y salarios en prácticamente “rígidos”. Poderes políticos e intereses especiales evitaron que los mercados re-establecieran competitivamente un equilibrio entre la oferta y la demanda para varios bienes."[2]
Keynes rechazaba –ya sea por desconocimiento o por conveniencia (lo que no queda claro después de todo) que la única causa del desempleo se encontraba en la inflexibilidad de los salarios a la baja en un contexto recesivo como era el que habían provocado las políticas intervencionistas que se estaban desplegando en su época. El decreto de controles de precios y salarios generaba fuerte distorsiones a todo el aparato productivo, una de las cuales afectaba principalmente al mercado laboral de la manera típica en que tales deformaciones lo hacen: provocando desempleo. Al obstaculizar que los precios de los bienes y servicios subieran, y el de los salarios del trabajo bajaran se creaban -como decimos- los efectos característicos: restricción de la oferta de los primeros y de la demanda de los segundos. Al negar la ley de la oferta y la demanda, la teoría keynesiana impedía que precios y salarios se movieran buscando su punto de equilibrio. La consecuencia lógica –entonces- era la depresión.
"La solución de Hazlitt. Por tanto, el mercado estuvo atrapado en distorsiones salariales y de precios que destruían empleo y oportunidades productivas, resultando en la Gran Depresión. (Hazlitt no negó que la contracción de la oferta monetaria a principios de los años 30 incrementó el grado al que los precios y salarios tenían que caer para re-establecer el pleno empleo)."[3]
En lo que al empleo se refiere, la principal distorsión consistía en que políticamente se habían fijado salarios mínimos al trabajo, en tanto que -en sentido contrario- se contraía la oferta monetaria. Y dado que -por ley- los salarios no podían reducirse, tampoco era posible pagarlos. Esta contracción de los años 30 siguió a la expansión de la década anterior. El resultado fue una espectacular caída de los salarios reales junto a un elevado índice de desocupación.
"Lo que se necesitaba para restaurar el pleno empleo era un ajuste de numerosos salarios individuales y precios de los recursos a los precios más bajos de muchos bienes de consumo. El grado al que cualquier salario monetario individual o precio de un recurso tuviera que ajustarse hacia abajo dependía de las diferentes condiciones de oferta y demanda de cada uno de los mercados individuales."[4]
Era necesario -en primer lugar- abolir los controles de precios y salarios que se habían determinado políticamente. Una medida tal implicaba un elevado grado de impopularidad, razón por la cual el gobierno no estaba dispuesto a adoptarla. Pero, sin embargo, era muy claro (para quien quisiera verlo) que la recesión y los controles eran incompatibles entre sí, y que estos últimos estaban contribuyendo a agravar la crisis. Pero, tal como se ha dicho antes, eliminar los controles acarrearía al gobierno una alto grado de antipatía, lo que hoy llamaríamos un costo político que el gobierno no se encontraba dispuesto a pagar. En una palabra, la solución pasaba por sincerar la economía a la situación que se estaba viviendo.
"Una política inflacionaria intenta devolver al equilibrio algunas relaciones individuales de precios-salarios empujando a los precios hacia arriba a lo largo y ancho de la economía, explicó Hazlitt: "Debido a que Keynes, con su pensamiento basado en agregados, se opone a restaurar el empleo o el equilibrio mediante ajustes pequeños, graduales, poco sistemáticos [...] debemos conseguir el mismo resultado inflando la oferta monetaria y subiendo el nivel de precios, para que los salarios reales de todos los trabajadores se reduzcan en la misma proporción [...] El remedio keynesiano, en resumen, es como cambiar la cerradura para evitar cambiar la llave adecuada, o como ajustar el piano al taburete en lugar del taburete al piano."[5]

[1] Richard M. Ebeling. “Hazlitt y el fracaso de la economía keynesiana". The Freeman. Ideas on Liberty. Nº 2. p. 2
[2] Ebeling R."Hazlitt y el..." op. cit. p. 3
[3] Ebeling R."Hazlitt y el..." op. cit. p. 3
[4] Ebeling R."Hazlitt y el..." op. cit. p. 3
[5] Ebeling R."Hazlitt y el..." op. cit. p. 3

http://www.accionhumana.com/
http://gabrielboragina.blogspot.com.ar/

La posibilidad de una revuelta armada contra Hillary Clinton. Por ARGEMINO BARRO. NUEVA YORK

Hace poco más de una semana ocurrió algo en EEUU que pasó extrañamente desapercibido, quizás porque en este 2016 polémico y polarizante hemos perdido capacidad de asombro y hace falta más carne roja para ganarse un titular. O quizás por el rechazo casi físico a escribir un artículo que incluya las palabras “guerra civil”.
El hecho es que el gobernador de Kentucky, el republicano Matt Bevin, sopesó la opción de una insurrección armada contra Hillary Clinton si esta gana las elecciones. Fue la primera vez en esta campaña que un político electo invocaba públicamente el fantasma de una rebelión violenta. Estas fueron sus palabras:
"Quiero que seamos capaces de luchar ideológica, mental, espiritual, económicamente, para que no tengamos que hacerlo físicamente. Pero este, de hecho, podría ser el caso…
Alguien me preguntó ayer, hice una entrevista, ‘¿Cree que es posible, si Hillary Clinton gana las elecciones, cree que es posible que seamos capaces de sobrevivir, que seríamos capaces algún día de recuperarnos como nación?’. Y mientras hay gente que ha estado en este escenario y ha dicho que no, me atrevería a disentir. Creo que sería posible, pero ¿a qué precio? ¿A qué precio? Las raíces del árbol de la libertad se riegan ¿con qué? ¿Con la sangre de quién? De los tiranos, por supuesto, pero ¿de quién más? De los patriotas.
¿De quién será la sangre que se vertirá? Podría ser la de la gente de esta sala. Podría ser la de nuestros hijos y nietos. Tengo nueve hijos. Me rompe el corazón pensar que pueda ser su sangre la que se necesite para redimir algo, para reclamar algo que, por nuestra apatía e indiferencia, se ha abandonado. No dejéis que ocurra".
El gobernador, veterano de guerra y empresario que lanzó su carrera política en el 'Tea Party', usó una frase de Thomas Jefferson muy querida por esta facción ultraconservadora (“El árbol de la libertad ha de ser refrescado de vez en cuando con sangre de patriotas y tiranos”). Bevin aclaró después que se refería a los soldados que luchan en Irak y Afganistán, lo cual no convenció a quienes le pidieron explicaciones.
Hasta entonces las referencias a la violencia como arma se limitaban a grupos de extrema derecha, algún periódico amarillista y Donald Trump. El candidato republicano insinuó que “la gente de la Segunda Enmienda” (el derecho a poseer armas) puede hacer algo contra Clinton. El pasado viernes Trump volvió a tocar el tema: “Vosotros sabéis que ella está muy en contra de la Segunda Enmienda (…). Ella va por ahí con guardaespaldas armados como no se ha visto nunca. Creo que los guardaespaldas deberían dejar sus armas, deberían desarmarse, ¿verdad? (…) Ella no quiere armas. Que se las quiten [a los guardaespaldas] y a ver qué le ocurre a ella”.
Un miembro del grupo North Florida Survival junto a su familia durante un entrenamiento en Old Town. (Reuters)
El millonario también ha cuestionado varias veces la limpieza de unas elecciones que ni siquiera se han celebrado: “El 8 de noviembre, mejor tener cuidado, porquelas elecciones van a estar amañadas”, dijo en agosto. “La gente va a entrar [en las cabinas de voto] y va a votar 10 veces, quizás, ¿quién sabe?”.
Estas y otras declaraciones han generado momentos incómodos en torno a la campaña. El servicio secreto comenzó a investigar en julio al encargado del equipo Trump para asuntos de veteranos, el parlamentario de New Hampshire, Al Baldasaro, cuando dijo que Hillary Clinton “debería de ser puesta frente a un pelotón y fusilada por traición”. Después Baldasaro confirmó su opinión, “sin duda”, a The Boston Globe.
El profesor Joel Garreau es un profesional de la “planificación de escenarios”, un método analítico practicado por gobiernos y grandes empresas para hacer planes a largo plazo. Una disciplina que intenta concatenar todas las variables, desde la demografía a la economía, el clima, los cambios culturales y posibles factores sorpresa. La planificación imagina escenarios potenciales para que, si se dan, no cojan por sorpresa.
Garreau, antiguo reportero y editor de 'The Washington Post', planificador de escenarios para la firma Global Business Network y actualmente profesor en la Universidad Estatal de Arizona, publicó una serie de artículos en Foreign Policydonde prevé una insurrección armada contra Hillary Clinton. “Nunca creí que viviría para teclear estas palabras”, escribe Garreau. “En todas las décadas que llevo informando sobre este país, esta es la primera vez que puedo imaginar un futuro así como algo creíble”.
El investigador repasa algunos episodios reales: la toma de un parque natural en Oregon el pasado enero; los ganaderos de Nevada que encañonaron y espantaron a las autoridades en 2014, granjeándose el apoyo de varios senadores republicanos; las milicias que atrapan inmigrantes mexicanos en la frontera, y capítulos históricos de desobediencia civil. Luego pasa a describir el “escenario”:Donald Trump denuncia el resultado electoral; los actos violentos, al principio contados, se multiplican; la escalada aumenta y varias regiones del Sur y el Medio Oeste dejan de obedecer al Gobierno. El nombre en clave de este escenario es “Rechazo Regional”.
Miembros de la Pacific Patriots Network ante un 'monumento' a Robert 'LaVoy' Finicum, muerto en un enfrentamiento con la policía en Burns, Oregón. (Reuters)
El planificador insiste en que no es una predicción, sino una previsión. Lo que en la Guerra Fría se llamaba “pensar lo impensable”: imaginar un escenario improbable pero posible. En los años cincuenta una guerra nuclear. En 2016, una insurrección armada. También resalta que es su opinión y no la del medio que la ha publicado.
Garreau reconoce a El Confidencial que empezó a “pensar lo impensable” el pasado noviembre. “Contemplaba el escenario como algo de tan baja probabilidad (aunque de alto impacto) que ni siquiera tuve agallas para mencionárselo a un editorhasta enero”, explica por email. “Finalmente decidimos publicarlo porque esperaba que sacar el tema sería tan horrible que inocularía al electorado contra el “Rechazo Regional” que describía. De la manera en que la novela ‘1984’ inoculó eficazmente a la gente contra la posibilidad de que se diera ese escenario”.
La tesis de Garreau se apoya en un contexto de tensión política, desazón institucional y crecimiento de la extrema derecha. Clinton y Trump son los candidatos más impopulares de la historia (el 56% de la población tiene mala opinión de Hillary, más del doble de los que veían mal a Obama en 2008; a Trump lo rechaza el 63%). La popularidad del Congreso, minada por años de bloqueo político, está en mínimos (13%, según Gallup); este es el país más armado del mundo (265 millones de armas, una de media por adulto) y las milicias de extrema derecha se han multiplicado desde 2008.
El Southern Poverty Law Center (SPLC) estudia desde 1971 el radicalismo en Estados Unidos. Su presidente, Richard Cohen, advirtió la semana pasada en el Capitolio sobre la amenaza de ataques terroristas. No por parte de Al Qaeda o el ISIS, sino por estadounidenses de extrema derecha. Declaró lo siguiente:
“El grupo especial [contra el terrorismo doméstico] iba a tener una de sus reuniones habituales el 11 de septiembre [de 2001]. Pero no solo fue cancelada; el grupo especial no se volvió a reunir en 13 años dado que grupos como Al Qaeda llegaron a dominar la atención del Gobierno. Durante este periodo, el número de grupos de odio y conspirativos antigobierno se ha disparado, y elnivel de violencia desde la derecha radical se ha multiplicado por cuatro”.
Dice la organización que entre 2008 y 2012 el número de milicias antigobierno pasó de 42 a 334 como reacción a la victoria del primer presidente afroamericano,Barack Obama. En 2014 la actividad paramilitar creció un 37% y este radicalismo, dice el SPLC, ha encontrado horario de máxima audiencia gracias a Donald Trump.
“Donald Trump está, sin lugar a dudas, aventando las llamas de la extrema derecha en este país”, dice a El Confidencial Mark Potok, editor jefe de la revista Intelligence Report, del SPLC. “Les ha dado aire que respirar, les ha abierto un espacio político, lo que permite a la gente expresar opiniones que estaban fuera de los límites hace sólo unos años. Mira lo que están diciendo los propios grupos: ‘que Dios bendiga a Trump; él ha llevado nuestras preocupaciones a primera línea’, lo cual es verdad”.
“Creo que es chocante que el gobernador de Kentucky no solo mencionara esa posibilidad, sino que casi pareció apoyarla”, continúa Potok. “Lo que ahora no necesita Estados Unidos es que políticos supuestamente responsables mencionen la posibilidad de una guerra civil. ¿Acaso creo que habrá una guerra civil si Hillary Clinton gana las elecciones? No, claro que no. ¿Puede haber violencia? Sí, creo que es posible, e incluso probable, que veamos una reacción violenta en la extrema derecha”.
Miembros de los Nordic Order Knights, afiliados al Ku Klux Klan, durante una ceremonia en Hnery County, Virginia. (Reuters)
Joel Garreau no es el primero en sopesar un conflicto en Estados Unidos. El coronel retirado Kevin Benson y la profesora de historia Jennifer Weber, de la Universidad de Kansas, escribieron un artículo donde imaginaban una guerra civil en 2016. Lo publicaron en 2012 como un ejercicio para invitar a las Fuerzas Armadas a pensar en cómo responderían a una insurrección en territorio estadounidense.
El trabajo predice un panorama económico estancado en el que los salarios no suben y una “minoría vocal y de alto perfil ha dirigido el miedo y la frustración del público hacia los no blancos e inmigrantes”. En mayo de 2016, una milicia inspirada por el 'Tea Party' ocupa el ayuntamiento de Darlington, en Carolina del Sur, y se gana el apoyo de la policía local. Otras milicias hacen lo propio en otras regiones y el presidente se ve obligado a invocar la Ley Insurreccional, de 1807, para declarar la guerra a los rebeldes.
A partir de aquí, el Pentágono tiene que derrotar a sus conciudadanos con técnicas empleadas para vencer a los talibanes en Afganistán, pero sin saltarse la ley. Tiene que alojar y alimentar a los prisioneros y solo puede espiar al enemigo con una orden judicial. El artículo detalla qué armamento usar, qué software de mapeo, a qué leyes acogerse o cómo conseguir información de personas cercanas a los rebeldes.
Una pesadilla limitada al universo paralelo de los académicos, la prensa amarilla, los grupos de extrema derecha, Donald Trump y el gobernador de Kentucky.
FUENTE: http://www.elconfidencial.com/mundo/2016-09-21/elecciones-estados-unidos-2016-clinton-trump-milicias-armas-obama_1263381/

La historia de la viborita y el nudo gordiano: Por el Ing. Agr. Daniel C. Besso

Resultado de imagen para daniel bessoSé que me estoy poniendo repetitivo y este pequeño relato a modo introductorio ya lo he referido en otra oportunidad. No sé si en este medio o en otro.
Para el caso es lo mismo y viene a cuento para ver la dificultad que tiene la sociedad argentina para enfocarse en la raíz de los problemas a los que se enfrenta. Además, los lectores, no son siempre los mismos.
Una vez en un galpón en Luján, me encontré que una viborita yarará se había refugiado debajo de una vieja máquina. Como no la quise matar sino sacar hacia las cañas tacuaras del fondo, de donde seguramente provenía, comencé a azuzarla con un palito.
En principio la viborita trató de evitar el palito hasta que se enojó y comenzó a ponerse en guardia y a tratar de picar al palito.
Esto ocurrió durante un par de minutos. Al cabo de ese tiempo la “yaruca” se dio cuenta que no era el palito su verdadero agresor, sino que era yo. En ese momento dejó de atacar al palito y comenzó a intentar picarme a mí.
Esto nos pone de manifiesto que “una viborita, que poseía un cerebro más pequeño que un grano de trigo, tardó menos de dos minutos en comprender la diferencia que había entre el verdadero agresor y su instrumento”.
Días pasados se desató una serie de discusiones entre funcionarios del gobierno y distintos actores de la economía y profesionales de las ciencias económicas.
El tema central, era (y aún lo es), la dificultad que tenemos como país para llevar a cabo, la exportación de productos que provengan de la elaboración a partir de nuestra producción primaria.
Todos tenemos en claro que hay una manera de englobar la suma de dificultades en una sola bolsa que lleva el marbete. “COSTO ARGENTINO”.
Se me ocurre que podríamos clasificar los problemas de “COSTO ARGENTINO”, en varios ítems.
Ellos podrían ser:
Originados en el Estado.
Costos Directos: Impuestos, tasas, gabelas, derechos y contribuciones:
Nacionales.
Provinciales.
Municipales.
Tasas de organismos descentralizados y poder judicial.

*(1)
Al final figura un listado tal vez incompleto y des-actualizado con 85 gravámenes que pienso que sirve al efecto de clarificar la cuestión:
Agreguemos que la administración de la percepción de todos estos gravámenes que existen o existieron, demanda un ejército de personal administrativo de absoluto costo inútil.
Costos Indirectos: Por el perjuicio, de las responsabilidades que el Estado declina, a pesar de percibir recursos declarados para tales efectos. O lo que es infinitamente peor, pues los funcionarios de los tres poderes no son idóneos en cumplir con la tarea que se les encomienda.
Para ello interponen un menú inacabable de excusas que van desde lo ideológico a lo presupuestario. Lo podríamos resumir en un latinizo: “MALA PRAXIS”
Esto obliga, a la sociedad, a gastar, por ejemplo en seguridad, desde lo privado cuando los impuestos percibidos, suponían que cubrían ese gasto.
Conflictividad legal:
En lo laboral: Cuando se llega a instancias judiciales en temas laborales, podemos observar que: JAMÁS, hay fallos a favor de la parte patronal. Esto de por sí supone que la parte patronal es perversa de toda perversión y que la parte laboral goza del estado de perpetua gracia e inocencia. Este desatino demuestra por el absurdo, la incongruencia ideológica de los funcionarios judiciales.
El costo por sentencias adversas, que los empresarios, saben que deberán afrontar indefectiblemente, más allá de que la razón los asista, hace que ni siquiera intenten por la vía legal una defensa. ES UNA BATALLA PERDIDA. Prefieren estudiar cómo pasar esos costos al producto o servicio que venden. De ese modo, se van transfiriendo los costos de un sistema perverso a toda la sociedad.
Cuando se trata de exportar un producto, el Estado podría llegar a desgravar de impuestos los productos a exportar, pero no puede quitar del costo de producción, muchísimos de estos costos “nacionales y populares”.
Nuestros competidores a nivel global, salen a la “maratón con el mejor calzado deportivo”, en cambio, nosotros salimos a competir con zapatos de buzo.
Como lo mismo ocurre en lo referido la siniestralidad en el tránsito, el costo de los seguros es más que el doble que en otras latitudes.
Todos tienen una abundante y terrible experiencia, de tener que enfrentar a funcionarios públicos coimeros, a funcionarios judiciales que participan de estas verdaderas falsedades ideológicas e instrumentales; termina siendo innecesario hacer un relato pormenorizado de cuántas veces se repite situaciones de este tipo. NO QUIERO ABURRIR.
Originados en la misma sociedad:
Los “aprietes y cohechos sindicales”.
Estos días vimos como cayó preso el secretario general del gremio marítimo. Este personaje, se pudo sostener durante mucho tiempo, por tener avales desde los más altos cargos del poder ejecutivo, en el gobierno anterior.
Tuvo el mal tino, de intentar ejercer cohecho a empresas extranjeras. Durante un tiempo la cobertura desde el gobierno, se lo permitió.
Cuando empresas extranjeras, reciben presiones de este tipo, su queja se lleva a cabo, vía Cancillería. Las empresas son respaldadas por los gobiernos de sus países. Tarde o temprano las cosas pueden llegar a estrados internacionales y allí “se bailan otros ritmos”.
Pero las empresas nacionales reciben presiones sindicales para poder llevar adelante sus actividades “SIN INCONVENIENTES”. Esto es sabido. Los empresarios tienen miedo de denunciar estos acosos y prefieren incorporarlo a sus costos y al precio de lo que producen.
Como vemos, suma y sigue. “El costo argentino” está formado por un gran conjunto de causas que no se ponen sobre la mesa, cuando se llega a instancias de discutir con funcionarios públicos.
Si los funcionarios públicos, saltaron de los claustros a los escritorios, desconocen estos asuntos (entre otros desconocimientos).
Delincuencia y seguridad.
Excesos de ausentismo laboral, por irresponsabilidad, por falsos partes médicos (en donde incurren en falsedad ideológica, el empleado y el médico).
Infraestructuras inadecuadas.
Siniestralidad vial que aumenta los seguros al transporte.
Rigidez sindical en lo referido a los trabajadores que no pueden ser afectados a distintas tareas.
Exceso de días feriados.
Sistemas educativos que no generan idoneidad en el personal y muchas veces deben completar la preparación, las mismas empresas.
Podemos reconocer en todo esto que acabo de enumerar, “al palito” de la historia de la viborita.
Ahora tratemos de reconocer qué es lo que mueve o empuja el accionar “del palito”.
Una enorme burocracia estatal, a todo nivel. Un verdadero fachinal o bosque espinoso impenetrable, de regulaciones muchas veces caprichosas y reñidas con las garantías constitucionales y principios jurisprudenciales, favorecen la existencia de funcionarios corruptos. Organizaciones delictivas, que son expertas en las falsedades ideológicas e instrumentales.
No solo no generan absolutamente nada, sino que por añadidura, entorpecen y dificultan las actividades de aquellos que producen la riqueza tangible y genuina.
En países serios, no alcanzarían las cárceles para albergar tantos delincuentes. No solo por la severidad e incorruptibilidad de sus jueces, sino por lo largas de sus condenas. No nos olvidemos que nosotros solemos concebir como “AVIVADAS O PICARDÍAS” lo que en otros países son lisa y llanamente “DELITOS”.
Estamos ante un verdadero nudo gordiano, un galimatías sin solución aparente.
El gobierno no puede darle solución sin destruir la corrupción asentada en una burocracia gigantesca, por no generar una enorme masa de desocupados.
Pero de hecho se puede considerar desocupado a todo aquel que no hace nada útil.
Diferenciemos pues: a quien está desocupado, de aquel que no tiene un medio de vida.
No vale esto decir que el aparato estatal esta todo poblado de corruptos, desde ya que no es así. Pero es enorme e ineficaz en cumplir con la parte que le toca.
Algún funcionario del gobierno, tuvo una poco feliz intervención al referirse a la falta de competitividad de los argentinos para ganar mercados.
Si el Estado tuviese que aportar la parte de competitividad que le corresponde, muy probablemente veríamos verdaderamente, “la performance de los pingos, en la cancha”.
Siempre que los gobiernos, se enfrentaron a circunstancias similares, recurrieron a las devaluaciones, que relativizaran la incidencia del “COSTO ARGENTINO”. De ese modo se abarataba la incidencia del costo burocrático por un lado y se favorecía el poder de compra de los recursos logrados por el exportador.
Pero este procedimiento, conllevaba la enorme injusticia de bajar los ingresos de los trabajadores que intervenían en la producción de la riqueza a exportar, al igual que a los burócratas.
Países con “monedas fuertes”, igual exportan sus productos, lo que significa que no siempre es necesario devaluar para exportar, sino bajar los costos internos; y no siempre eso debe estar a cargo de los productores.
Esto que elegantemente, llamamos “nudo Gordiano” al cual deberíamos denominar en criollo “UNA GALLETA”.
Cuenta la historia que Alejandro Magno, cuando recurrieron a éll para resolver la cuestión, saco su espada y lo partió.
Como vimos, el costo argentino no solo tiene que ver con lo impositivo, sino en muchos casos con lo delictual, “la espada” pasa a ser paradigmáticamente válida; LA IMAGEN DE LA JUSTICIA PORTA UNA.
O como decía un viejo general: “NO SE PUEDE HACER UNA TORTILLA SIN ROMPER ALGUNOS HUEVOS”.
Va siendo tiempo de instalar en la sociedad, la discusión de la necesidad de tener una ley sobre: ”DEFRAUDACIÓN DE LA FE PÚBLICA”.
Esto para concluir con la corrupción e impedir el retorno a esas prácticas.
Ing. Agr. Daniel C. Besso

*(1)
Este es un listado tal vez incompleto y desactualizado pero sirve al efecto de clarificar la cuestión:
IMPUESTOS NACIONALES
1. Impuesto a las ganancias de personas físicas
2. Impuesto a las ganancias de sociedades
3. Impuesto a la renta mínima presunta
4. Impuesto originado en la prohibición de ajustes de
Estados Contables por efecto de inflación
5. Impuesto por ajustes en precios de transferencias
6. Derechos de exportación
7. Retenciones por exportaciones agrícolas
8. Derechos de importación
9. Tasas de aduana
10. IVA importación
11. Tasa de estadística
12. Impuesto al monotributo
13. Retenciones sobre salarios para ANSESS
14. Retenciones sobre salarios para PAMI
15. Expropiación cuota ahorro jubilatorio ex.-AFJP
16. Contribuciones patronales para ANSESS
17. Contribuciones patronales para PAMI
18. Contribuciones para asignaciones familiares
19. Cargo por previsión de despidos laborales simples
20. Cargo por previsión de doble indemnización
21. Cargo por previsión riesgo de accidentes de trabajo.
22. Aportes para Fondos de desempleo gremial.
23. Impuesto sobre fletes internacionales
24. Impuesto a la transferencia de inmuebles
25. Impuesto sobre débitos y créditos bancarios
26. IVA sobre servicios al 27 %
27. IVA sobre compras al 21 %
28. IVA sobre compras al 10,5 %
29. Impuesto sobre gas y combustibles líquidos
30. Tasa de kerosene, gas-oil y diesel-oil
31. Impuestos internos
32. Impuesto adicional de emergencia cigarrillos
33. Impuesto a compra-venta de acciones
34. Impuesto adquisición de automóviles nuevos
35. Impuesto a premios de juegos de azar
36. Impuesto del CONFER, radio y televisión
37. Impuesto ITC transferencia combustibles
38. Impuesto a los bienes personales
39. Cargo por sobre-consumo de gas y electricidad
40. Impuesto sobre peajes de autopistas
41. Impuesto sobre rentas financieras (proyectado).
42. Impuesto a la riqueza. Se aplica a los autos de más de $70.000 (11% sobre el monto total).
43. Impuesto para la Agencia de Emergencia Vial. Se creó a principios de 2008, ante la gran cantidad de accidentes en las rutas, y se financia con un 1% adicional al Impuesto Automotor.

IMPUESTOS PROVINCIALES
44. Impuesto para infraestructura hídrica
45. Impuesto para Fondo desarrollo eléctrico provincial
46. Impuesto Fondo especial grandes obras energéticas
47. Impuesto sobre tarifas para Secretaria de Energía
48. Impuesto sobre tarifas de agua, luz, gas y teléfonos
por aumento en tasa de ingresos brutos, impuestos
sobre operaciones bancarias no computables como
crédito fiscal e incremento de aportes patronales.
49. Impuesto por infraestructura eléctrica de Santa Cruz
50. Impuesto por Convenio Multilateral controlado por
SICOM.
51. Impuesto provincial sobre importes acreditados en
cuentas abiertas en entidades bancarias SIRCREB
52. Impuesto por operaciones en otras provinc. a cargo
de agentes de percepción y retención SIRCAR
53. Impuesto por ingreso bruto en transporte de gas
54. Impuesto Fondo provincial de compensación tarifas
55. Impuesto del Fondo fiduciario de subsidio residencial
56. Impuestos en urbanizaciones residenciales cerradas
57. Tasas sustitutivas de otros impuestos provinciales
58. Impuesto provincial del Fondo educativo
59 Impuesto de sellos provinciales
60. Tasa de actuaciones judiciales y administrativas
61. Impuesto inmobiliario provincial
62. Tasa contributiva de mejoras rurales
63. Impuestos sobre operaciones de transporte COT
64. Impuesto por canon al gas patagónico
65. Impuesto a Ingresos brutos provinciales

IMPUESTOS MUNICIPALES
66. Impuesto por DREI derecho de registro e inspección
67. Impuesto municipal por publicidad en góndolas de
Supermercados
68. Impuesto de abasto municipal para alimentos
perecederos ingresados desde otros Municipios
69. Impuesto a proveedores no-residentes por
facturación de Insumos y Servicios a empresas
instaladas en jurisdicción del Municipio.
70. Impuesto municipal para obras de infraestructuras
71. Impuesto municipal por transporte de alimentos
72. Impuesto-tasa municipal de cementerios
73. Gravamen municipal por servidumbre de red pública
74. Impuesto por alumbrado público en tarifa de luz
75. Impuesto de ABL alumbrado, barrido y limpieza
76. Impuesto a patentes de automotores
77. Impuesto sobre lanchas y aeronaves
78. Impuesto sobre bienes inmuebles
79. Tasa de pavimentos y cloacas
80. Impuesto por tendido de red de agua potable
81. Impuesto por extensión de la red de gas
82. Impuesto por terrenos baldíos
83. Impuesto sobre casas y departamentos
desocupados
84. Impuesto por publicidad en la vía pública
85. Impuesto por publicidad en rodados
ENVIADO POR SU AUTOR

sábado, 24 de septiembre de 2016

Socialismo versus intercambio de libre mercado, explicado por Ludwig von Mises

Publicado el 27 ago. 2016 "Los seres humanos son colaboradores entre sí. El socialismo es un tipo de cooperación de las personas. Una cosa determina la organización socialista, es la falta de libertad y la completa obediencia al Führer (líder). No es sorprendente que todo el mundo se considere a sí mismo como parte del grupo gobernante, obligando a otros a rendirse. Sin embargo, el sistema de intercambio de productos y servicios se ha visto favorecido por la creación técnica de un medio de intercambio. Ahora tenemos un sistema de civilización que funciona mejor que cualquier otro- el sistema capitalista de libre mercado." Grabado en la Universidad de Washington el 2 de mayo de 1970. Duración [01:14:44] Categoría Educación Licencia Licencia estándar de YouTube
Desde Mises Hispano

Tiempos esquizofrénicos. Por Enrique Guillermo Avogadro

"El momento más peligroso llega con la victoria".
clip_image001Napoleón Bonaparte

El Gobierno no puede quejarse. Los nueve meses transcurridos desde que llegó al poder fueron, en general, exitosos: salió del default y del cepo, devaluó prudentemente, controló la inflación, hizo un giro copernicano en materia de política exterior y en el alineamiento geopolítico, renegoció satisfactoriamente los contratos con China, normalizó la relación con el FMI, redujo el costo del endeudamiento externo, recuperó la credibilidad y modificó la visión del país ante los inversores internacionales, la economía y el empleo han comenzado a recuperarse, etc. Todo ello, a pesar de la adopción de medidas dolorosas pero imprescindibles, hace que la opinión pública lo siga estimando, aunque la CGT, para no quedar fuera de la pelea por la conducción del peronismo, anunciara ayer la realización de un paro general.
Claro que todas esas buenas noticias fueron acompañadas de algunas bastante malas, todas ellas incrementadas por la falta de sinceramiento de la crisis que heredó de los Kirchner: la dramática falta de energía, los impagables subsidios, el desesperante déficit público, la verdadera magnitud de la pobreza y de la indigencia, la informalidad laboral, la situación educativa y sanitaria, la alucinante corrupción, la recesión, la caída en el poder adquisitivo del salario, y tantas otras situaciones apocalípticas.
Los éxitos se reflejaron en la reunión de la "mini-Davos", que mostró cuánto ha cambiado la percepción internacional sobre nuestro país, y en la promesa de concretas inversiones privadas, confirmada por el incremento en las cotizaciones de los bonos y de las acciones argentinas. Por lo demás, el Gobierno está acelerando su programa de infraestructura, que augura un crecimiento del empleo en un área tan definitoria y multiplicadora como la construcción; seguramente, y como efecto colateral, también traerá aparejada una sensible disminución en la cantidad de empleados públicos, con su natural incidencia positiva en el gasto del Estado.
El Presidente, inexplicablemente, metió la pata en uno de los asuntos más irritantes para la piel nacional: me refiero a Malvinas. No entiendo por qué cometió la torpeza de decir que el tema de la soberanía había sido abordado en su breve conversación con Theresa May, algo que fue desmentido rápidamente tanto por los británicos cuanto por los mismos funcionarios locales.
A todos nos duelen los muertos, los mutilados y los suicidas de la guerra, pero eso no cambia la realidad: la perdimos. La limitada longitud de esta nota no me permite una amplia reflexión sobre las motivaciones que llevaron a los jefes militares de entonces a retomar las islas, pero de algo estoy seguro: con las acciones bélicas se retrocedió enormemente en el prolongado proceso de recuperación legal del territorio colonizado. No basta con decir que ese camino no había producido avances significativos, porque también es cierto que, una vez ocupado pacíficamente Puerto Argentino, aparecieron distintas soluciones diplomáticas -dos o tres banderas, etc.- que fueron desechadas por los integrantes de la Junta, que prefirieron priorizar la temporaria ventaja que significó el enorme apoyo popular para un régimen ya agónico.
Gran Bretaña, acosada por sus problemas internos -y el Brexit no es un tema menor- está harta de soportar el peso presupuestario que significa mantener la defensa militar de un enclave tan lejano. Pero no le es desdeñable la privilegiada situación que le otorga la ilegal posesión de nuestras islas ante la inminente renegociación del tratado internacional de la Antártida y, también, frente a todo el escenario geopolítico del Atlántico Sur.
Argentina sólo recuperará la soberanía en Malvinas cuando el mundo se convenza que somos un país serio y respetable, y en ese camino estamos desde diciembre del año pasado. Porque, aunque no corresponda preguntar a los kelpers cuál es su decisión al respecto, tampoco se puede desconocer su existencia o, simplemente, expulsarlos; entonces, donde debemos trabajar, y muy intensamente, es en recuperar la confiabilidad, ya que la cercanía determinará una natural integración de la actual población británica, en materia de educación, de salud, de relaciones sociales, de seguridad jurídica, de comercio, de industria, de recursos naturales, etc.
Mauricio Macri, en su esfuerzo por reinsertarnos en el mundo, avanzó demasiado rápido en la normalización de todas las relaciones con Londres, sobre todo porque se encuentra vigente una ley que sanciona a las empresas que realicen actividades comerciales con compañías que trabajen en las islas. Pero huir hacia adelante, inventando la mención de algo tan significativo como la soberanía en su ligera conversación diplomática, se convirtió en un error mayúsculo y el Presidente debería hacerse asesorar mejor.
Cambiando absolutamente de tema, quiero dejar constancia de mi preocupación por el fusilamiento del oficial retirado de la Policía Federal Héctor Gonçalves Pereyra en ocasión de un presunto robo a un camión que transportaba ropa. Me sorprendieron varios aspectos del confuso episodio, que tanto me recordó la muerte de Pedro Tomás Viale, el agente de la SIDE apodado "el Lauchón", cuando el grupo Halcón, de la Policía bonaerense, ingresó a su casa a los tiros. Me pregunté si los emparentaba haber sabido demasiado.
Al camión que custodiaba Gonçalves lo emboscaron nada menos que cuatro automóviles y nada fue robado; demasiada logística para un botín tan magro que, además, fue "olvidado". Y se trataba de un testigo clave en el asesinato de Alberto Nisman, cuyo teléfono sorpresivamente se comunicó con algunos espías y funcionarios antes de que se conociera el fallecimiento del Fiscal que acusaba a Cristina Kirchner y a varios otros integrantes de la banda.
Me parece llamativo, en especial en un país como el nuestro, que tantas muertes sospechosas colecciona; todos recordamos, entre muchos otros, a Héctor Echegoyen, el Administrador de Aduanas "suicidado" con la mano equivocada; a Lourdes de Natale, la secretaria de Emir Yoma, cuñado de Carlos Menem, que se "tiró" por la ventana; a Juan Castro, un periodista que investigaba a la ex Presidente; etc. Tal como dijo Carlos Manfroni, "el desprecio absoluto por el papel de las conspiraciones en la historia es tan irreal como la convicción de que todo procede de una conspiración".
Es muy factible, diría que hasta harto probable, que nos encontremos frente a un entramado mafioso -¡uno más!- dispuesto a cualquier cosa con tal de no arriesgar posiciones logradas; y el narcotráfico ha conseguido, en la pasada década y obviamente asociado a los Kirchner, una penetración enorme. En esta materia el Gobierno debiera prepararse mucho mejor para pelear en una guerra que, mundialmente, se ha transformado en la más grave y peligrosa.
Bs.As., 24 Sep 16
Enrique Guillermo Avogadro
Abogado - Enviado por su autor

jueves, 22 de septiembre de 2016

El adiós a la heterodoxia inflacionista

Los bancos centrales no son los mejores amigos de la gente común. Desde su aparición y proliferación a lo largo del globo, han sido los principales responsables de la destrucción de las monedas que emiten.
Es que los bancos centrales, por décadas, han sido los mejores amigos de los gobiernos. Y cuando un mejor amigo se queda sin plata, ahí está uno para prestarle. El problema, claro, es que cuando el único autorizado legalmente para emitir dinero, le “presta” al gobierno ese nuevo dinero, eso hace que su poder adquisitivo caiga. La inflación es lo que sigue, y luego la crisis y el empobrecimiento generalizado.
Esto sucedió en los Estados Unidos, nada menos que el país de referencia para muchos en materia de disciplina monetaria. Desde la creación de la Reserva Federal, el poder adquisitivo del dólar estadounidense se desplomó más de 90%. Por otro lado, el oro, que en 1915 estaba fijo en US$ 20 la onza, hoy cotiza cerca de los U$S 1.300.
Si miramos el “track record” de nuestra autoridad monetaria, la historia es mucho más lamentable. Cinco signos monetarios destruidos, dos hiperinflaciones, y numerosos controles del tipo de cambio que terminaron con estallidos y megadevaluaciones.
Como puede verse, lo que la historia tiene para ofrecernos es una relación directa entre la operación de los bancos centrales y la aparición de la inflación. Se desprende de esto la famosa frase de Milton Friedman, acerca de que la inflación es, en todo momento y en todo lugar, un fenómeno monetario. Y se desprende también que, si bien son los bancos emisores los responsables de la inflación, también son los únicos capaces de bajarla (a menos que decidamos cerrarlos).
Sin embargo, a pesar de esta numerosa evidencia empírica sustentada por siglos de teoría económica, en nuestro país muchos se resisten a entender.
Por los últimos doce años el país ha vivido un furioso proceso inflacionario, en donde el ritmo de aumento de precios pasó del 3,7% anual en 2003, al 38,5% en 2014. A fin de este año, probablemente también veamos una inflación cercana al 40%.
Por años, la explicación oficial pasó por dos vertientes muy claras. La primera, que “un poco de inflación es buena” y que si queremos crecer, tenemos que bancarnos hacerlo con precios que suben. Es la clásica explicación keynesiana de la demanda agregada. Si crece la demanda, crecerá la producción pero subirán los precios.
A la luz de los datos, esta teoría quedó obsoleta. De 2011 a 2015, los precios treparon 183%. Sin embargo, el PBI creció solo 0,3% anual, reduciéndose en términos per cápita.
La segunda explicación es que la inflación había que bajarla de manera “heterodoxa”, con políticas de ingresos y subsidios a la oferta. Es decir, con controles de precios, aumentos de salarios para incentivar el consumo, y créditos subsidiados para que las PYME produzcan más. Todas políticas contrarias al objetivo deseado, porque los controles de precios destruyen la producción, mientras que el crédito barato, al exigir subsidios que generan déficit, estimula la inflación.
La heterodoxia estaba tan orgullosa de su teoría que cuando el Banco Central de la República Argentina decidió emprender una política monetaria dura subiendo la tasa de interés y reduciendo la cantidad de dinero en circulación, se rió de él (véase aquí y aquí). Al mirar cómo los precios subían producto de la salida del cepo y el ajuste de tarifas (todo producto de la inflación reprimida por los controles); los heterodoxos afirmaron que la ortodoxia monetaria no había sido exitosa en detener la caída del poder de compra del peso.
Lamentablemente para ellos, está quedando claro que esto es falso. Si bien 2016 va a ser un año de un fuerte aumento en el IPC producto del acomodamiento de precios relativos; las proyecciones para 2017 muestran un contundente freno a la caída del poder adquisitivo. El gobierno prevé que los precios treparán 17% el año que viene, pero incluso errando por tres puntos el pronóstico (un dato más cercano a las proyecciones privadas), estaremos frente a la inflación más baja en 7 años.
Recientemente en el BCRA disertaron los presidentes de los bancos centrales de Chile e Israel, dos países donde la inflación cayó desde niveles estratosféricos y hace al menos diez años que gozan de inflación baja. La receta no fue el control de precios, sino la más ortodoxa estrategia de las metas de inflación y el tipo de cambio flexible.
La inflación en Argentina está bajando. Y eso es gracias a la política monetaria. Si se consolida este camino, y no ingresamos en una nueva fiesta de endeudamiento para financiar el déficit, habrá dos motivos para festejar. El primero, es que las condiciones para el crecimiento económico creceránconsiderablemente. La segunda, que será cada vez más difícil que regrese al poder la heterodoxia inflacionaria, que tanto daño le ha hecho al desarrollo económico y social de nuestro país.
Iván. Para Inversor Global

Organización de derechos digitales registra censura en internet que afecta a periodistas en América Latina Por Teresa Mioli/PN

La investigadora Olga Khrustaleva está a la búsqueda de periodistas y activistas en América Latina que quieran compartir sus experiencias de censura en internet.
Su objetivo: mapear tipos de censura en internet en la región y descubrir cómo periodistas y activistas están logrando adecuarse a ello.

Khrustaleva, candidata doctoral en la American University, está llevando a cabo este proyecto experimental como investigadora de Google Policy con la organización sin fines de lucro Derechos Digitales, con sede en Santiago, Chile. Dicho organismo de alcance latinoamericano tiene como objetivo “el desarrollo, la defensa y la promoción de los derechos humanos en el entorno digital”.
La primera parte del proyecto consiste en una encuesta anónima, disponible en español yportugués, dirigida a periodistas y activistas que han experimentado alguna forma de censura en internet. Incluye, por ejemplo, amenazas de actos de violencia, ataques DDoS, acciones legales, entre otros. Quienes llenan la encuesta también pueden agregar acciones que consideren hayan sido producto de censura y que no hayan sido incluidas en la lista. También hay preguntas sobre los efectos de la censura en los encuestados.
“Esto nos puede dar una idea de lo que sucede en la región, del tipo de cosas con que está lidiando la gente y cuán mala o no es la situación de censura en diferentes países. Porque el objetivo es incluir la mayor cantidad posible de países, y la mayor cantidad de gente posible”, explicó Khrustaleva.
Además de las encuestas, la otra parte del proyecto consiste en entrevistas a profundidad realizadas por Khrustaleva. Hay un espacio en la encuesta en donde los encuestados que quieren participar pueden dejar su correo electrónico.
Juan Carlos Lara, director de investigación y políticas públicas en Derechos Digitales, dijo que el trabajo de Khrustaleva abordará una circunscripción que la organización no ha contemplado muy de cerca: la de los periodistas.
“Ella está armando una base de conocimiento y un conjunto de historias que nunca habíamos visto como organización, relacionadas a derechos humanos y el internet”, dijo Lara.
Derechos Digitales quiere entender cómo se muestra la censura en los medios, "más allá de las mediciones, más allá de los porcentajes e índices”.
“Según como lo vemos, esto crea un entorno en el cual nuestro conocimiento es mayor, en el que tenemos más contacto con el mundo periodístico y también un espacio donde podemos desarrollar diferentes estrategias para abordar los problemas que ellos tienen, ya sean estos desde el punto de vista de la seguridad, o relacionados a políticas, o si están relacionados a organizaciones de derechos humanos que usualmente lidian con temas de internet”, dijo Lara.
Derechos Digitales es una organización sin fines de lucro enfocada en los derechos digitales en América Latina. (Foto vía Twitter)
Aunque el proyecto recién empezó, Khrustaleva dijo haber visto ya algunas respuestas que la han hecho pensar distinto respecto a lo que significa la censura en internet. Por ejemplo, algunas respuestas indicaron la dificultad y el costo asociado al acceso a internet e información como una forma de censura.
En cuanto a seguridad digital, Khrustaleva dijo que la mayoría de los encuestados usa algún tipo de protección, como la encriptación end-to-end en las comunicaciones o Tor, un buscador que permite los movimientos anónimos en internet.
“Muchos encuestados dicen que la censura ha cambiado su comportamiento online y offline, en el sentido en que ahora prefieren reunirse en persona en vez de sostener comunicaciones electrónicas, algo que sí les afecta”, dijo Khrustaleva.
La investigadora dijo que, además de mapear la censura en diferentes países de la región, uno de los propósitos del proyecto es “crear conciencia sobre la censura en la región”. Más sensibilización sobre el tema puede significar un cambio en la situación, en el comportamiento de los gobiernos o de organizaciones privadas que a veces actúan como censores, explicó.
Lara subrayó que el acercamiento de Derechos Digitales al proyecto es más como organización de derechos humanos que desde un punto de vista periodístico. Quieren ver “cómo podría ser este un ambiente que obstaculiza la libertad de expresión, y por tanto, crea un entorno menos provechoso para la sociedad en su conjunto, en donde la libertad de expresión no es suficientemente fomentada por aquellos que suelen estar más relacionados con su ejercicio, como en el caso del periodismo”.
FUENTE: https://knightcenter.utexas.edu/es/blog/00-17508-organizacion-de-derechos-digitales-registra-censura-en-internet-que-afecta-periodistas - Enviado por la universidad de TEXAS

miércoles, 21 de septiembre de 2016

The New York Times: La industria petrolera de Venezuela está tan mal que ahora le compra crudo a Estados Unidos Por NICHOLAS CASEY y CLIFFORD KRAUSS

EL FURRIAL, Venezuela — Una plataforma petrolera estuvo inactiva durante semanas porque le faltaba una pieza. Otra fue desvalijada por bandas armadas que se llevaron todo lo que pudieron. Muchos trabajadores petroleros dicen que cobran tan poco que apenas pueden comer y tienen que vigilarse mutuamente por si se desmayen mientras están en lo alto de las torres.
La industria petrolera de Venezuela, cuyos enormes ingresos alimentaron la gran mayoría de los planes gubernamentales, desde los complejos habitacionales hasta la educación, ahora se encuentra en un espiral de caos. Para colmo de males el gobierno venezolano ha tenido que recurrir a Estados Unidos, su némesis, en busca de ayuda.
“Le dicen el imperio”, dijo Luis Centeno, un dirigente sindical de los trabajadores petroleros que se refería al término usado por los funcionarios estatales para hablar de Estados Unidos. “Y, sin embargo, le siguen comprando petróleo”.
El declive de la industria petrolera es uno de los síntomas más graves de la crisis económica de Venezuela. El petróleo representa la mitad de los ingresos del gobierno, un aporte que el expresidente Hugo Chávez calificaba como el “instrumento de desarrollo nacional”. La petrolera estatal invirtió sus ganancias, más de 250 mil millones de dólares desde 2001 hasta 2015, en diversos programas sociales como la importación de alimentos.
Pero esos beneficios se han evaporado debido a la mala administración y a la caída de los precios del petróleo en los últimos dos años. Ahora, los envíos de crudo subvencionado a países aliados como Cuba están disminuyendo lentamente. Varios ejecutivos petroleros sostienen que eso ha obligado a que La Habana mire hacia Rusia en busca de petróleo barato.
Para Chávez y su sucesor, el presidente Nicolás Maduro, la riqueza petrolera de Venezuela ha sido esencial para la identidad y la soberanía de la nación porque representa el poder financiero que potencia sus ambiciones regionales y su rabioso desafío a Estados Unidos.
Estados Unidos siempre ha sido un enorme mercado para el petróleo venezolano. Pero con la crisis de PDVSA, la petrolera estatal de Venezuela, el gobierno tuvo que iniciar la importación de petróleo estadounidense.
A principios de este año, Estados Unidos comenzó a enviar más de 50.000 barriles diarios de crudo liviano para que Venezuela pueda preparar su propio crudo de exportación, con lo que “el imperio” se unió al grupo de proveedores que se han vuelto vitales para mantener la industria petrolera del país.
Continue reading the main story Photo

Un centenar de personas hacía fila durante cinco horas, en junio, para comprar una ración de pan en una pequeña panadería de Cumaná. En muchos lugares de Venezuela un pan puede costar hasta 50 centavos de dólar. CreditMeridith Kohut para The New York Times
Sin embargo, PDVSA lucha para poder pagar el petróleo extranjero. Algunos camiones cisterna esperan en el puerto hasta dos semanas para poder cobrar, y a veces se retiran debido a la falta de pago, dijo un ejecutivo que pidió mantener el anonimato para evitar las represalias del gobierno.
Esas son algunas de las razones de la caída de la producción petrolera que se ubica en 2,4 millones de barriles diarios, una baja de 350.000 barriles en comparación con la producción del año pasado. Eso es casi un millón de barriles por debajo de lo que se producía en 1998, cuando Chávez asumió el poder.
Venezuela sufre por la escasez de alimentos como el maíz y el arroz, que en el pasado reciente se importaban fácilmente debido a los enormes ingresos de la estatal petrolera. Medicamentos esenciales como los antibióticos han desaparecido. Los expertos pronostican que la economía se contraerá en un 10 por ciento para fines de 2016 y la inflación ya ascendió a cifras de tres dígitos.
El precio del pan se duplica de un mes a otro. En muchos lugares la pieza de pan llega a costar unos 50 centavos de dólar, en un momento en que los trabajadores petroleros dicen que ganan menos de un dólar al día por la inflación.
“Prácticamente trabajamos gratis”, dijo Pedro Velásquez, un supervisor de un yacimiento de petróleo ubicado en la localidad de Punta de Mata. Todo el dinero que el gobierno puede reunir para hacer reparaciones improvisadas en sus campos de petróleo y plantas de refinamiento ahora escasea.
Con la petrolera estatal endeudada, dos tercios de sus exportaciones están destinadas a pagar los préstamos chinos y otras deudas. Por eso la empresa se está quedando sin recursos para pagarle a los técnicos, tanto internacionales como nacionales.
“El declive se está acelerando, y seguirá ocurriendo”, dijo Lisa Viscidi, una experta en energía del Inter-American Dialogue, un instituto de investigación ubicado en Washington. “Las condiciones empeoran cada vez más; hay mucho menos dinero para invertir”.
Los operadores internacionales están preocupados porque la debacle de PDVSA podría sacudir al mercado global afectando los ciclos de oferta. Los expertos señalan que cuando sucedió el paro petrolero de Venezuela a finales de 2002 y principios de 2003, los precios mundiales subieron más del 30 por ciento, dando inicio a la primera de una serie de crisis internacionales que marcaron la escalada de la cotización del crudo.
Venezuela ha perdido importancia en el mercado energético internacional, pero sus exportaciones todavía representan aproximadamente el 2 por ciento de la producción mundial. Esto significa que una grave disminución de las exportaciones de crudo venezolano, sobre todo si coincide con alguna crisis en Nigeria o en Irak, podría afectar al mercado y hacer que vuelvan a subir los precios del petróleo.
Continue reading the main story Photo

Muchos venezolanos marcharon este mes para protestar contra el gobierno y la crisis económica del país.CreditMeridith Kohut para The New York Times
“Un colapso de Venezuela aceleraría la subida de los precios del petróleo; sería un shock total”, dijo Helima Croft, estratega de materias primas para el Royal Bank of Canada. “Ese país está sufriendo una implosión”, dijo. Y agregó que en este momento “no hay ningún productor de petróleo que se esté destruyendo de manera tan rápida o dramáticamente como Venezuela”.
Ni PDVSA ni Citgo, su filial estadounidense, respondieron a las solicitudes de entrevistas.
Los retos a futuro están presentes en los vastos campos petroleros de El Furrial, al noreste de Venezuela. Debajo de las largas planicies cubiertas de hierba se encuentra el tipo de crudo que Venezuela importa para poder mezclarlo con el petróleo pesado que debe exportarse.
En su clímax, El Furrial producía 453.000 barriles diarios, lo que equivale al 80 por ciento de la producción nacional de Ecuador. Pero en 2009, Chávez nacionalizó Wilpro, un consorcio estadounidense que manejaba un complejo de inyección de gas natural diseñado para obtener más petróleo de los yacimientos de esta zona. Desde entonces la producción ha disminuido a más de la mitad.
Los trabajadores de El Furrial cuentan su propia versión de la decadencia y la mala administración de los yacimientos. Dicen que ni siquiera hay suficiente lodo de perforación —el fluido más básico que mantiene frescas las brocas de perforación— para mantener en funcionamiento todos los equipos.
Ahora la China National Petroleum Corporation se encarga del trabajo que hacía Wilpro. Sin embargo, el sitio no ha funcionado desde hace varias semanas porque PDVSA no había entregado una pieza del equipo que suspende la tubería sobre el pozo. Una vez que se instale el repuesto este yacimiento podría producir 3500 barriles de petróleo diarios, pero no se sabe cuándo sucederá eso.
“Es la primera vez que hemos pasado tres semanas esperando”, dijo Nelson Ruiz, un gerente. “Lo normal después de la consolidación del proyecto es que el taladro comience a perforar el suelo”. Pero lo que más desmoraliza a los trabajadores es el tema de la alimentación.
Los empleados de una planta de producción comentan que comen tan poco que tienen que vigilar a sus compañeros de trabajo por si se desmayan. Claudio Lezama, que ha trabajado durante los últimos ocho años en ese lugar, dijo que pesaba alrededor de 90 kilos hace varios años. Entre los rigores de su trabajo manual y la escasez que lo obliga a comer una sola vez al día, ahora pesa 65 kilos.
Sentado en un remolque donde los trabajadores toman sus descansos comentó que en su tiempo libre trabajaba como albañil para poder alimentarse. Un colega le dijo que había llevado alimentos como yuca, queso y huevos para revender.
Continue reading the main story Photo

Manifestantes enarbolan pancartas de protesta contra la situación económica de Venezuela mientras los oficiales de policía se despliegan en las calles, en junio. CreditMeridith Kohut para The New York Times
“Tú eres un vendedor del mercado negro”, le dijo Lezama mientras le recriminaba que subiera los precios en medio de la escasez que se vive en Venezuela.
En una demanda presentada en julio por un grupo de trabajadores de PDVSA, los trabajadores detallan las extensas fugas de petróleo sucedidas en El Furrial desde 2012 debido a la falta de mantenimiento de la infraestructura, que se encontraba en estado de abandono. El documento también señalaba que las fugas presentan un riesgo de salud para las comunidades cercanas.
“Todo esto se ha ocultado generando pérdidas multimillonarias de dólares”, dice la demanda. “Los trabajadores estamos muy molestos porque nadie ha hecho nada para arreglar este desastre”.
Algunos trabajadores petroleros creen que salir a trabajar ya los pone en riesgo. Hace poco, el dirigente sindical Carlos Robles pasó una tarde hablando con los supervisores de un pozo sobre una serie de ataques de bandas armadas que robaron las computadoras, aires acondicionados y equipos de metal de sus instalaciones.
“Lo que se interpone entre nosotros y los ladrones es Dios y la virgen”, dijo Juan Díaz, un supervisor que suele trabajar de noche.
Empresas internacionales como Halliburton y Schlumberger están reduciendo sus operaciones ante la crisis de pagos que sufre PDVSA y que ha incrementado sus deudas en 25 mil millones de dólares. Y mientras la producción de El Furrial y otros campos cae en picado, la petrolera estatal debe apoyarse en Citgo, su filial de Estados Unidos.
El año pasado, Citgo obtuvo un préstamo de 2,5 mil millones de dólares para mantener a flote a PDVSA. Y ahora planea pedir otro préstamo adicional de 800 millones de dólares para reformar una refinería en la isla de Aruba que produce aceite sintético, de acuerdo a los ejecutivos que han sido informados sobre los planes.
Centeno, el dirigente sindical, dijo que la crisis ha ocasionado que PDVSA deje de proporcionarle a sus trabajadores implementos básicos como botas, cascos y guantes. “Ahora PDVSA está en el piso”, dijo.

Nicholas Casey reportó desde El Furrial y Clifford Krauss desde Houston. Jesymar Añez colaboró con este reportaje desde El Furrial y Patricia Torres Uribe desde Caracas, Venezuela.

FUENTE: http://www.nytimes.com/es/2016/09/20/la-industria-petrolera-de-venezuela-esta-tan-mal-que-ahora-le-compra-crudo-a-estados-unidos/

martes, 20 de septiembre de 2016

La cascada de la corrupción no se detiene


Por Ricardo Bustos
Este humilde lector escribió el 21 de febrero de 2016 una reflexión que nos acercaba a lo que pronto se convertiría en el desastre nacional por el ya incontrolable destape de verdades sobre los delitos cometidos en nombre de la política y defensa del pueblo. ¿Recién ahora se están enterando en la Justicia y la Política?
Textual:
Resultado de imagen para corrupcion
No es casualidad que existan las Milagro Sala o Luis D'Elía, piqueteros devenidos en multimillonarios por robarle a su propia gente. Por estos días, están brotando debajo de las baldosas las órdenes de allanamiento para muchos Sindicatos cuyos Secretarios Generales vienen engordando sus bolsillos desde hace años pero como formaban parte del grupo de obsecuentes aplaudidores en cada cadena nacional de la ex casi reina, nadie los podía tocar, Uno de esos casos es el del SOMU (Sindicato de Obreros Marítimos Unidos) que conduce Omar (el caballo ) Suárez,En uno de los programas de Jorge Lanata, nos enteramos de la fortuna que "estaba amasando" el sindicalista, construyendo obras faraónicas a orillas del Río Paraná para su explotación, con materiales del Estado que retiraba de la famosa Isla Demarchi.
Siempre fiel al gobierno anterior, llegó a impedir con gente de su gremio, el ingreso y partida de barcos si no pagaban coima para la "fundación" que Él había creado dentro del gremio, como una pantalla para lavar dinero mal habido. Nunca olvidaré cuando en un acto realizado en Casa Rosada, la ex presidente elogió la tarea de este personaje por llevar adelante una importante obra dentro del gremialismo argentino, mientras le estallaban en las manos los conflictos en los puertos de Mar del Plata y gran parte del sur argentino porque en vez de apoyar a sus afiliados con mejoras salariales siempre firmaba convenios con haberes mas bajos.
Esta gente siempre actuó en sintonía con quien debía dar ejemplo con su comportamiento frente a la sociedad pero hizo todo lo contrario.
Todos sabemos que si de gustos se trata, la arquitecta egipcia nunca escatimó en gastos.
Según el diario español ABC, la ex mandataria habría gastado más de 3 millones de dólares tan solo en joyas y a esto hay que sumarle "un vuelto" de 15 mil dólares que gastó para que la peinara la exclusiva peluquera española Lorena Morlote o los 50 mil dólares que gastaba por día para que les llevaran los diarios de la jornada utilizando el avión presidencial Tango 01 (así quedó), cada vez que ella estaba en Río Gallegos o El Calafate. Para envidia de las celebrities no podemos dejar de lado sus carteras de Louis Vuitton que pueden valer hasta 50 mil dólares cada una o las propiedades de las que es dueña vaya a saber en cuantos lugares del planeta. Sin embargo, el capricho más caro de Cristina Kirchner no fueron ni sus joyas, ni sus carteras, ni sus propiedades.
Entre gustos y caprichos, cepo por medio para exportar e importar, la señora nos dejó un déficit de 290.000 millones de dólares porque ningún inversor con dos dedos de frente se hubiera atrevido a poner un dolar en nuestra nación y la verdad, tenían razón.
Lo bueno o malo de los gobiernos siempre baja como cascada desde arriba, entonces no resulta complicado imaginar la cantidad de dinero que se han robado, la droga que siguen traficando, los negociados que no se han desmantelado, las implicancias que tienen en la política actual los "arreglos" en el Congreso Nacional buscando impunidad a cambio de evadir la Justicia o la cárcel. Ahora que no son gobierno, están mostrando la rapiña residual de la gestión. Tal el caso del ex Secretario de Comercio de la Nación Guillermo Moreno y el ex jefe del Ejército César Milani, quienes por arte de magia resulta que ahorraron durante mucho tiempo de sus magros salarios y ahora están en tratativas con la cadena CENCOSUD que incluye las marcas Jumbo, Disco y Easy, para instalar la marca propia de panchería "Tío Tola". Según dicho del nuevo empresario Moreno, este negocio tiene otro socio llamado Carlos Castelli, dueño de "todo moda" e "isadora". Con su fino vocabulario ha dicho Don Guillermo a la prensa... "¿Qué más querés? Los mejores panchos de la Argentina y un lugar para el levante de los pibes". "Ya arreglamos el pan con los cordobeses, las salchichas nacionales y habrá Coca Cola. Con eso estamos", para rematar con una frase que deja muy mal parados a sus dos socios a quienes califica como "los zaparrastrosos".
La Cámpora llegará con el tiempo a convertirse en material de lectura dentro de la currícula estudiantil por su riqueza en cantidad de delitos cometidos por sus integrantes. Una frutilla del postre.
Se supone que Fabricaciones Militares es una empresa del Estado que se encarga de investigar y producir elementos relacionados con las fuerzas armadas, pero no es así, al menos en la gestión Kirchner. el interventor camporista en FM Santiago Rodríguez, con la anuencia del Ministerio de Defensa de la Nación, habría pagado en 2014 con fondos del Estado Nacional el viaje de una comitiva de cinco personas, entre los que se encontraba su esposa, también miembro de La Cámpora, Barbará Grané, para que asistan al Festival Internacional de Cine de Cannes, (blog periodismoypunto) para capacitarse y filmar una película sobre el organismo. Sucedió en 2014, según informa el blog. Grane habría viajado encabezando una comitiva de cinco personas. Entre ellos, su ex pareja, el fotógrafo Leonardo Muzzopappa. "La finalidad del viaje era empaparse de conocimientos sobre cine, para realizar luego una película sobre Fabricaciones Militares, que nunca rodaron". Todos los gastos fueron computados como viáticos. Cabe destacar que la empresa estatal en manos de estos muchachos, tenía una emisora de radio FM, cámaras de televisión para filmar propaganda política del "modelo", imprenta para los afiches o volantes que distribuían los militantes, obviamente todo ello con fondos del Estado o sea, dineros nuestros.
El actual titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos de la Jefatura de Gabinete el titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos de la Jefatura de Gabinete nacional Hernán Lombardi, ha sintetizado en pocas palabras lo que muchos piensan y no dicen...""Tantos años de pensamiento único hacen pensar que el Estado es tuyo y te movés en una atmósfera de impunidad; eso se nota en estos dirigentes del gobierno saliente". Y así nomás debe ser porque todos han actuado de la misma manera, con la misma soberbia, dando la espalda a la sociedad.
Deberían leer un poco mas los jóvenes militantes porque se enterarían que Juan Domingo Perón, terminó sus días enojado con Cámpora y muy furioso porque "se dejó copar por la izquierda", según contaba Carlos Seara, el cardiólogo que entre 1973 y 1974 integró el equipo de médicos que atendió al general.
Cuenta Ceferino Reato, periodista, escritor, licenciado en Ciencias Políticas y docente que dos días antes de morir el general Perón, el 1º de julio de 1974, firmó el decreto de cese de Hector J. Cámpora como embajador en México (al exilio dorado al que lo había enviado el propio Perón) y agrega dos detalles: que el decreto no contenía el clásico "se agradecen los servicios prestados" y que Perón estaba tan molesto que al firmar hundió tanto la lapicera que rompió el papel, que había sido apoyado sobre un almohadón. Los que peinamos canas conocemos muy bien la historia del General con el Tío Cámpora y sabemos que Perón no comulgaba con las ideas de Don Cámpora. Los líderes veteranos que vivieron aquella época , les han mentido de tal manera a los jóvenes de hoy, que será difícil hacerles comprender la realidad de lo ocurrido hace 40 años.
Enviado por su autor

lunes, 19 de septiembre de 2016

El secreto de la tasa de interés

Tomada como un todo, la economía estadounidense es débil y está debilitándose. Probablemente pronto haya una recesión. Las buenas noticias del reporte de empleo no van a cambiar el pronóstico.
¿Qué han hecho los mercados inmediatamente después de que se publicó el reporte de empleo?
El dólar instantáneamente subió más del 1% (un movimiento grande en divisas). Esto se basó en las expectativas de que la economía estadounidense era más fuerte, que la Fed subiría las tasas de interés antes de lo esperado y que el dinero caliente iría a los Estados Unidos a buscar altos rendimientos.
Un dólar fuerte estaría bien si se basase en una economía estadounidense fundamentalmente fuerte y unas oportunidades atractivas de inversión. Pero no es así. Este movimiento al alza del dólar fue una respuesta al buen reporte de empleo, pero está separado de los “fundamentals”.
Lo que es peor es que un dólar fuerte es deflacionario (baja los costos de importación, lo que baja los costos para consumidores y cadenas de suministros). Esto aleja a la Fed de sus metas de inflación, lastima a los exportadores y aumenta el peso de la deuda.
En sí, el dólar fuerte debilita una economía ya débil, lo opuesto de lo que los optimistas del dólar están apostando.
Así que lo que tenemos es un desequilibrio entre la creencia de una economía fuerte y la realidad de una economía débil. ¿Dónde está la oportunidad de hacer ganancias?
La mejor oportunidad ahora es la deuda del Tesoro de Estados Unidos a mediano plazo. Luego del reporte de empleo, los intereses de los bonos del Tesoro a diez años subieron de 1,59% el 5 de agosto, a 1,73% el 13 de septiembre.
Como sabes, los precios de los bonos se mueven inversamente a los intereses. A medida que los intereses suben, los precios bajan, produciendo perdidas de corto plazo para los inversores. Pero lo opuesto es verdad, si los intereses bajan, lo que esperamos, entonces los precios subirán produciendo ganancias significativas.
Acá aparece la fórmula secreta del “DV01”. El DV01 – por sus siglas en inglés- representa el “valor del dólar por cada punto de tasa de interés”. Es una medida de cuánta ganancia de capital tienes si las tasas bajan un punto base y cuánta pérdida de capital tienes si las tasas suben un punto base.
El secreto es que el DV01 es no lineal, se basa en el nivel de las tasas de interés. Es decir, el DV01 crece a medida que el nivel absoluto de las tasas baja. Esto significa que el potencial de ganancia o pérdida sube a medida que las tasas bajan.
Si las tasas de interés caen de 4% a 3,5%, tienes ganancias con tus bonos. Si las tasas de interés caen de 1,5% a 1,0%, también tienes ganancias con tus bonos. Pero la segunda ganancia es mucho más grande que la primera aunque la caída de la tasa sea la misma. Eso es así porque el nivel de las tasas es más bajo. Una caída del 0,5% desde 1,5% a 1,0% produce ganancias de capital más grandes que una caída en la tasa del 0,5% de 4% a 3,5%. Este es el secreto de DV01.
Si crees que las tasas caerán significantemente por la economía débil (nosotros lo creemos), entonces los bonos están listos para grandes ganancias de capital basadas en el bajo nivel de las tasas y el secreto de DV01.
¿Qué tan probable es que las tasas de interés bajen?
Creemos que las tasas tienen mucho más por caer, tal vez tan bajo como hasta un 0,80%. ¿Cuál es la información que analizamos? Por un lado, las tasas estadounidenses están severamente fuera de tono con los intereses de bonos a diez años de otras economías desarrolladas. En la eurozona, los bonos a diez años rinden casi -0,06%. En Japón, -0,07%. Suiza casi de -0,50%. En Reino Unido casi +0,60%.
Con Japón, Europa y Suiza todos negativos y el Reino Unido yendo en esa dirección, ¿qué tasa es el caso aparte? Las tasas estadounidenses podrían parecer bajas para aquellos que no miran al mundo, pero están altísimas en comparación con casi todas las de las zonas más desarrolladas económicamente.
La única justificación lógica para esta disparidad es si crees que la inflación está por despegar en Estados Unidos. Pero a corto plazo, no hay señal de eso. El dólar fuerte es deflacionario, no inflacionario y la Fed ha fallado en crear inflación luego de siete años de usar cada truco monetario posible.
Esperamos que las tasas de los bonos estadounidenses y globales converjan. Hay tres maneras de que pase: las tasas globales suben, las tasas estadounidenses bajan o se encuentran en el medio. Sin posibilidades de que las tasas globales suban (el Reino Unido recortó de nuevo las tasas la semana pasada), lo más posible es que las tasas estadounidenses bajen.
Con el secreto de DV01 de tu lado, podríamos estar mirando a una de las subas más grandes de los bonos estadounidenses en años.
Atentamente, Jim Rickards-Para El Inversor Diario.

LA NACIÓN GASTÓ $28 MIL MILLONES EN FUNCIONES DE LAS PROVINCIAS

El gobierno presentó el proyecto de presupuesto para el ejercicio 2017. Un aspecto muy positivo es que se recupera el presupuesto como instrumento de planificación de la política pública luego de más de una década de oscurantismo y manipulación. La principal debilidad es que se observa una inercia que limita los avances hacia una mejor organización del Estado. Esto lleva a un crecimiento del endeudamiento público que no es sostenible en el tiempo.
Ingresó al Congreso el proyecto de presupuesto nacional para el ejercicio 2017. Por primera vez, en más de una década, este estratégico instrumento de información a la ciudadanía sobre los planes del gobierno para los próximos años no es degradado a través de distorsiones y falsedades. Se trata de un progreso importante respecto a lo que venía sucediendo en la gestión anterior. Ahora se puede enriquecer el debate sobre las políticas públicas y se facilita el control social sobre la gestión del Estado.
En términos agregados, el proyecto prevé para el sector público nacional un incremento tanto de los ingresos como de los gastos totales del orden del 22% anual. Esta simetría trae como consecuencia un déficit fiscal primario de $226 mil millones (2,3% del PBI) y un déficit financiero total –computando el pago de intereses de deuda pública– de $482 mil millones (4,9% del PBI). Si no se computaran las transferencias del Banco Central y de la ANSES como ingresos del Estado nacional, el déficit financiero total sube a 6,8% del PBI.
Mantener la meta de reducir la inflación con un déficit fiscal tan elevado obliga a apelar al endeudamiento público. Las condiciones internacionales e internas dan viabilidad a esta estrategia, pero tiene baja sostenibilidad en el tiempo. Esto se puede observar en el propio presupuesto donde se proyecta para el sector público nacional en el año 2017 que:
La deuda pública se incrementará en unos U$S 37 mil millones.
Los gastos de capital se prevén en U$S 13 mil millones.
Esto implica que sólo 1 de cada 3 dólares de aumento de la deuda pública se destinará a inversión pública.
Estos datos muestran que mantener un déficit fiscal elevado requiere apelar al endeudamiento público para cubrir gastos corrientes y renovar deuda que vence. La contrapartida es un nivel relativamente bajo de inversión pública. Contraer créditos que sólo en parte son destinados a invertir implica posponer sacrificios presentes por mayores sacrificios futuros. La deuda tiende a crecer a un ritmo superior a la capacidad de repago debido al insuficiente esfuerzo de inversión. Dicho de otra manera, la falta de austeridad actual tendrá que ser asumida en algún momento del futuro.
El proyecto de presupuesto denota una tendencia inercial respecto al manejo del Estado de los últimos años y un dejo de conservadurismo. Esto se puede explicar por el fallo de la Corte referido a las tarifas, las condiciones de la coyuntura política y social y también por las tentaciones de disponer de recursos en el nivel central para asignarlos discrecionalmente. Pero se trata de una estrategia que tiene costos y que no es sostenible en el tiempo.
Hay espacios para dar racionalidad al gasto público. Por ejemplo, si bien hay una reducción de los subsidios económicos, se mantiene la asignación de fondos a actividades no estratégicas o que directamente implican derroches injustificados no sostenidos por decisiones judiciales. Aquí cuentan las transferencias por U$S 4 mil millones previstas para empresas públicas, muchas de las cuales son inviables o que deberían auto-sustentarse como la administración ferroviaria (U$S 1.400 millones), AySA (U$S 740 mil millones), NASA (U$S 310 millones), Yacimiento Carbonífero de Río Turbio (U$S 213 millones) o Radio Nacional y la Televisión Pública (U$S 140 millones, generando sólo un 10% de ingresos de operaciones propias). En sentido análogo aparecen transferencias para gastos corrientes de provincias y municipios en el orden de los U$S 3,4 mil millones generando solapamientos, ineficiencias y dilución de responsabilidades entre jurisdicciones.
La recuperación de la transparencia y la sinceridad en la formulación del presupuesto debería motorizar un diálogo maduro con la oposición que lleve a asumir que los derroches presentes fatalmente implican sacrificios futuros. Durante el gobierno anterior, los costos de los derroches se pagaban con inflación. Con la estrategia de financiar despilfarros vía deuda pública, las consecuencias se posponen pero no se evitan. Por eso es clave inducir una actitud más dinámica e innovadora respecto a la organización del Estado eliminado intervenciones poco rentables o que, siendo en área prioritarias, implican costosas superposiciones con responsabilidades de las provincias y los municipios.
PUBLICADO EN IDESA -  www.idesa.org - enviado por mail

domingo, 18 de septiembre de 2016

La solución a la pobreza

Por Gabriel Boragina
COLUMNISTA

Si bien hemos abordado este tema muchas veces, no estará de más reiterar algunas ideas básicas al respecto, sobre todo porque la confusión sobre el mismo sigue latente en muchos ámbitos, incluso académicos.
"La organización Oxfam ha dado con la solución para acabar con la pobreza en el mundo: ¡quitarle el dinero a los ricos! Nada fascina más al buenismo de todos los partidos y tendencias que las alquimias políticas que comporten la violación de la propiedad privada, sobre todo si es de una minoría indeseable. Los titulares de prensa recogieron con visible entusiasmo el descubrimiento de Oxfam: Los ingresos en 2012 de las 100 personas más ricas del planeta podrían acabar cuatro veces con la pobreza mundial."[1]
La idea popular de que los ricos son ricos a expensas de los pobres no es nueva. Podría decirse que es tan antigua como el hombre. Ya en la Biblia encontramos referencias a ella, si bien bajo diferentes escenarios y contextos. El fundamento histórico parecía justificado: en los pueblos antiguos la riqueza era obtenida por medio de la fuerza de reyes, emperadores y monarcas, que a través de guerras de conquista se apropiaban absolutamente de todo lo que podían, a costa de sus conquistados. Tras una invasión, los jefes militares y políticos confiscaban tanto bienes como personas, usufructuando a ambos, y reduciendo a sus invadidos a la esclavitud. Así, el poder y el dinero terminaba hallándose -al final del camino- siempre en las mismas manos: la de los poderosos jefes militares y políticos. Este fue el panorama general mundial hasta que, hacia finales del siglo XVIII, comienza a irrumpir en escena un fenómeno que revertirá -casi por completo- esa historia, y este acontecimiento consistió en la aparición del capitalismo.
"El mensaje es diáfano: no sólo se resuelve la pobreza quitándole el dinero a los ricos, sino que ni siquiera hay que quitárselo todo. Incluso cabe dejarles bastante. Vamos, no quitarles el dinero es monstruoso: "la riqueza y los ingresos extremos no sólo no son éticos, sino que además son económicamente ineficientes, políticamente corrosivos, socialmente divisores y medioambientalmente destructivos". No sé si está claro: es que quitándoles un poco de su grosero patrimonio a los ricos, todo está resuelto. Todo."[2]
La palabra "extremo" no es más que un juicio de valor, una apreciación por entero subjetiva que varía de significado de persona en persona. Alguien que tenga un sólo par de zapatos podría considerar "extremo" que otra persona tuviera dos o tres; de la misma manera que alguien que tuviera un millón de dólares podría juzgar "extremo" que su vecino tuviera dos o tres millones de la misma moneda. Nunca vamos a poder acertar un criterio único ni un patrón uniforme que catalogue -de una vez por todas y para siempre- que es lo "extremo" o "anti-extremo" para todo el mundo.
"La mendacidad no es un accesorio del pensamiento único: integra su misma esencia, y aquí resplandece como nunca, en un triple sentido. En primer lugar, es falso que la pobreza tenga que ver con la riqueza: los pobres no son pobres porque los ricos sean ricos. Un rico no es necesariamente un ladrón. Sólo si hay apropiación forzada la riqueza equivale a la pobreza. Por cierto, eso sucede en un caso importante que no es analizado por el progresismo: cuando el Estado nos quita el dinero, ahí sí que se enriquece él a expensas de sus súbditos. En condiciones de libertad el rico no empobrece a los demás ni es éticamente reprochable, al revés de lo que asegura Oxfam."[3]
En condiciones de libertad o de un sistema capitalista pleno, el rico enriquece al pobre y no a la inversa. El capital acumulado hace de apoyo logístico al trabajo, y este efecto provoca que los salarios reales crezcan, lo que es sumamente provechoso para todas las personas de escasos recursos, sea que estén efectivamente empleadas o no lo estén. En el capitalismo, la libre competencia obliga a los empresarios y productores a bajar precios de sus artículos, al tiempo que el mercado libre competitivo los fuerza -les guste o no- a aumentar salarios, y a contratar más mano de obra. De tal suerte que, los desocupados pasan a conseguir empleo, y los ya empleados ven subir sus salarios. En los mercados intervenidos (como los nuestros) el efecto observado es el inverso.
"En segundo lugar, la pobreza no se supera mediante transferencias de recursos existentes, sino mediante creaciones de riqueza a cargo de los propios pobres, que jamás son considerados como protagonistas por el discurso hegemónico, que los ve como petrificados explotados, incapaces de salir adelante si no viene un poderoso a redistribuir a la fuerza la propiedad ajena."[4]
El gobierno no puede hacer caridad con los pobres, por la sencilla razón de que los recursos que les trasfiere se los está quitando a otras personas (ricos y pobres asimismo) y la caridad sólo adquiere relevancia cuando se realiza con fondos propios. Más los gobiernos nunca obtienen fondos propios. Todo dinero que maneja el gobierno es producto de la expoliación al sector productivo de la economía.
"Y en tercer lugar, el camelo de Oxfam transmite la sensación de que la política es buena si "lucha contra la desigualdad" hostigando exclusivamente a los millonarios. Pero la política no hace eso nunca, sino que se dedica a arrebatar los bienes a las grandes mayorías, a las que cobra impuestos y ahoga con toda suerte de controles, regulaciones, prohibiciones y multas; grandes mayorías, por cierto, que no reciben la atención de Oxfam ni de ninguna voz del buenismo predominante"[5]
La pobreza actual es consecuencia de la política de la mayoría de lo estados nación que se encuentran enrolados en una lucha contra la riqueza o contra el capital, tal como K. Marx quería. Estos gobiernos, rehusarían rotularse como marxistas, sin embargo lo que practican es marxismo, si bien no puro, pero marxismo al fin. El keynesianismo -mas aceptado recientemente- es sólo una forma edulcorada de marxismo menos violento pero no menos letal.
---------------------------------------------------------
[1]Carlos Rodríguez Braun. "Oxfam Eureka". Fuente: Centro Diego de Covarrubias/ http://centrocovarrubias.com/node/437
[2] Rodríguez Braun. "Oxfam.... op- cit.
[3] Rodríguez Braun. "Oxfam..." op. Cit.
[4] Rodríguez Braun. "Oxfam... op. Cit.
[5] Rodríguez Braun. "Oxfam... op. Cit.

http://www.accionhumana.com/
http://gabrielboragina.blogspot.com.ar/

ARCHIVOS DE TEMAS DEL BLOG