lunes, 30 de junio de 2014

¿Mas virus …o menos higiene?

Por Ricardo Bustos
La mugre nos está tapando, están reapareciendo viejos virus que recordamos desde que éramos niños y ese es un síntoma de que algo estamos haciendo mal los ciudadanos. Hay mugre por todos lados, los municipios se deben encargar de limpiar todas las casas que tienen cacharros, la gente va a los hospitales sin un poco de higiene que permita protegerse entre sí de los microbios que llevan en sus vestimentas y ni hablar del aseo personal. En las salas de espera de clínicas y hospitales hay que entrar con barbijos y no por la contaminación sino por el olor a mugre y ni hablar de los ómnibus, subtes o trenes y las aulas de muchas escuelas. La falta de higiene no es culpa de los gobiernos, es responsabilidad nuestra y todo indica que nos está dando mucha pereza tomar el agua con jabón para poner en práctica algo tan común como respirar. Hoy todo indica que la moda es verse desalineado y sucio y la prueba mas evidente es como se visten los famosos conductores de programas en la Televisión, ejemplos que la juventud no demora un instante en imitar.
Hay cosas más graves en nuestra sociedad y todos somos culpables nos guste o no porque somos cómplices al permitir que sigan ocurriendo.
Cuando alguno de nosotros tiene un problema de salud, sin dudarlo concurre al Médico para que nos revise y diga los caminos a seguir con el tratamiento y recetar los medicamentos respectivos. Hasta ahí toda una obviedad, pero basta con ver programas de televisión, especialmente aquellos que se dedican al rubro espectáculos o Modelos devenidas en Conductoras de programas y asombrados escuchar de estas damas (muchas de ellas “vedetongas” que como mérito solo tienen el haber participado en un caño de un baile) las bondades que ofrecen los medicamentos que, cajita en mano, muestran al televidente como si fueran el premio Nobel de medicina, hasta supimos ver a un viejito que con la lengua afuera iba corriendo e intentaba subir a una improvisada escalera para querer demostrar que a sus noventa y tantos años podía hacer aquello solamente está reservado para la juventud. (No lo intente por favor)
Estamos muy mal y todos sabemos que existe una legislación al respecto que prohíbe este tipo de publicidad por los riesgos que tiene consumir cualquier remedio sin la prescripción médica respectiva. Hoy los programas de televisión se parecen más a una farmacia por la cantidad de productos promocionados y no veo o escucho a alguien desde el poder político institucional poner el grito en el cielo por semejante atropello hacia la salud de la sociedad.
Existe en todo el país un conflicto que, aún con la actuación de la Justicia, se mantiene sin solución a la vista y es aquel que prohíbe a los Kioscos vender medicamentos y que llevó a sus propietarios a pedir entonces que las Farmacias no vendan golosinas, pero la verdad es que en cualquier kiosquito de algún barrio o pueblito, aún podemos comprar una Aspirina sin problemas. Adquirirlos o no, es nuestra responsabilidad ya que no podemos borrar con el codo lo que escribimos con nuestra mano, pero sí de crisis socioeconómica se trata, lógicamente el vecino que tiene ese comercio al lado de su casa, no va a dudar en recurrir al Kiosco.
Al margen de todo ello, vale recordar que cuando vamos a las Farmacias, especialmente aquellas que pertenecen a las grandes Cadenas, y consultamos a los jóvenes que nos atienden sobre algún medicamento que no es la misma marca que el recetado, se miran entre ellos para saber quién puede salir de ese momento complicado. Recuerdo aún cuando era joven en mi Ciudad, la Farmacia de la esquina de casa lo tenía a nuestro amigo Konh, que conocíamos como “Idóneo” y sabía tanto o más que el propio Farmacéutico titular del comercio por estar en contacto todos los días con el cliente, los remedios y las recetas y si tenía alguna duda lo llamaba al Doctor que había recetado para quedarse tranquilo.
Mientras tanto, la pantalla del televisor con sus improvisados Farmacéuticos, Nutricionistas, Veterinarios y otros mediáticos truchos que nos aconsejan el tipo de remedios que debemos ingerir para curarnos, nos sigue dando muestras que el Estado, principal responsable del control en la materia, está ausente como en otros tantos temas que son de vital importancia en la salud de la población.
Menos mal que aún tenemos la posibilidad de utilizar el Control remoto y poner el canal español TVE, que a pesar de su crisis económica nos muestra todas las mañanas a un grupo de verdaderos profesionales de la medicina, la mayoría de ellos profesores y titulares de Cátedras Universitarias que nos hablan de las ventajas o desventajas de consumir algún medicamento.
Al final no debemos asombrarnos si vemos alguna vez a un Farmacéutico o Kiosquero en el Bailando por un sueño o patinando por no sé qué cosa…total da lo mismo…
“La ley está hecha para explotar a los que no la entienden y a los que la miseria les impide respetarla”.
Ricardo Bustos Desde Capioví Misiones
ENVIADO POR  SU AUTOR

Corrupción y poder

Por  el Dr. Aníbal Hardy (*)
 El Papa Francisco, arremetió contra la corrupción diciendo "Es difícil ser honesto en política; el corrupto no tienen amigos, sólo cómplices", y alertó además que la política está "desacreditada" por el fenómeno de los sobornos.-   
        La corrupción en la función pública es un delito que requiere dos autores: el que corrompe (corrupción activa) y el que se deja corromper (corrupción pasiva). De manera general la corrupción pasiva consiste en hacer o dejar de hacer algo relativo al desempeño de una función pública a cambio de dinero u otra dádiva o promesa de dádiva hecha por el corruptor activo.  Este inmoral comportamiento tiene graves consecuencias económicas y sociales, siendo un justo motivo de preocupación para los ciudadanos  que se interesan por una gestión honesta de la administración del Estado.
          En los países más ricos, existe un cierto rigor para sancionar a los propios funcionarios incursos en corrupción pasiva, pero no se castiga a los propios nacionales que corrompen a funcionarios extranjeros, es decir a los que incurren en corrupción activa. Hace unos años  la Comisión de Derechos Humanos rechazó la pretensión de los países ricos de considerar la corrupción como un fenómeno específico de los países pobres.
          Este delito es un fenómeno universal, y las legislaciones penales específicas, las leyes nacionales de acceso a la información pública que existen en muchos países,  ni los organismos encargados de vigilar a la función pública, alcanzan para suplantar esa falta de un auténtico control popular de la función estatal. Para revertirla será preciso mejorar los sistemas de información de los movimientos del Estado, definir mejor la responsabilidad de los funcionarios, y conformar un cuerpo judicial mejor preparado para tratar los casos de corrupción.
         Pero lo cierto es que en cada país la corrupción  responde a ciertas pautas propias. La actual corrupción en Latinoamérica se aproxima más que en algunos otros países a las prácticas directamente mafiosas, tales como la extorsión, las presiones, las amenazas, etc., con miras a obtener que amigos del poder tomen participaciones en grandes empresas o se apoderen de obras públicas importantes. El financiamiento abierto o encubierto de los partidos políticos, de ONGs, de medios de comunicación de masas, etc., son otras formas de corrupción que también distorsionan gravemente el funcionamiento de las instituciones democráticas en la adopción de decisiones de política económica y social.
        Para comprender mejor la lógica mezquina del poder, se puede decir que el mismo se sustenta en el dinero. Sin dinero no hay poder y éste nace de los negociados entre las grandes empresas propias del funcionario gobernante, ya creadas o a crear, con las ajenas, estatales o privadas o incluso entre las propias.  Mientras más grandes sean estos negociados más se agiganta el círculo del poder. Si el funcionario maneja empresas a nivel municipal o provincial, el poder  estará limitado a esa geografía. Si es a nivel nacional el poder se acrecentará a esta nueva escala, y podrá seguir con los negocios hasta escalas supranacionales. El diseño de poder basado en negocios -negociados y se sostiene en el tiempo sólo con la complicidad y continuidad de los más íntimos, que desde sus orígenes participan de esta metodología, y que se convierten  en los socios- testigos irremplazables en el esquema de mantenerse en el poder.  Actúan como las rotaciones en el Voleibol: los jugadores tienen que rotar su posición en el campo de juego, haciendo que todos los jugadores se vayan alternando en las posiciones de delanteros y zagueros.
         La corrupción es un flagelo que vulnera derechos humanos y afecta el desarrollo de la población.  Mientras los rapaces nacionales e internacionales que en nombre del poder, de la libre empresa, de las privatizaciones, o de las obras públicas financiadas  se apoderen con total impunidad de sectores enteros de la economía, seguirá la desocupación, la exclusión y las desigualdades sociales. 
(*) Abogado - Desde Formosa
ENVIADO POR SU AUTOR

EL 10% DE TRABAJADORES RECIBE EL 26% DE LAS REMUNERACIONES

El INDEC informó que la distribución del ingreso no empeoró, a pesar de que la calidad de los empleos viene cayendo y las remuneraciones aumentan menos que la inflación. El principal factor que explica este fenómeno es la creciente incidencia del impuesto a las ganancias sobre las remuneraciones más altas. Aunque la aspiración a que se reduzca la carga impositiva es legítima, para no caer en planteos reaccionarios previamente hay que reorganizar el sector público.
eLa mayoría de los informes estadísticos que viene publicando el INDEC muestran tendencias negativas. En el primer trimestre del año 2014, el PBI está estancado (-0,2%), la actividad industrial presenta una caída (-3,1%), el empleo asalariado registrado en el sector privado se muestra también estancado (-0,3%) y se compensa con el crecimiento del empleo público (2,7%). La inflación se mantiene muy alta en 2,5% promedio mensual y de 3,5%mensual según los privados. La informalidad asalariada afecta al 33% del empleo.
Mientras tanto los precios internacionales de las exportaciones argentinas siguen siendo extremadamente favorables. Son un 77% superior al nivel que tenían hace una década. Se trata de evidencias robustas, todas provenientes de fuentes oficiales, de que el deterioro de la situación económica y social no tiene origen en factores externos sino fundamentalmente en decisiones internas equivocadas.
Sin embargo, a pesar de este contexto, la desigualdad de los ingresos no ha empeorado. El INDEC calculó el Coeficiente de Gini en el primer trimestre del año 2014 en 0,42, un nivel similar al de hace un año atrás y mucho mejor que el 0,51 de hace una década. La explicación del no deterioro de la distribución del ingreso, pese al contexto económico y laboral adverso, también la brinda el INDEC. Según esta fuente oficial, entre los primeros trimestres de los años 2013 y 2014 se observa que:
· Las remuneraciones del total de los ocupados subieron un 25%.
· Las remuneraciones del 10% de mayores ingresos crecieron sólo un 22%.
· Las remuneraciones del 90% restante aumentaron un 26%.
La información oficial muestra que en el último año todas las remuneraciones crecieron menos que la inflación (estimada en el entorno del 34% anual), pero el impacto no fue homogéneo entre niveles de ingresos. Los que menos incremento de remuneraciones tuvieron son el 10% de los trabajadores con ingresos más altos. Esto se explica fundamentalmente por el creciente impacto del impuesto a las ganancias. El 90% restante de los ocupados, al no estar afectados por este impuesto, tuvieron aumentos de remuneraciones superiores y, por lo tanto, sufrieron menos el deterioro real de sus ingresos.
El impuesto a las ganancias, más allá de la rudimentaria forma en que se esta aplicando, ha contribuido a mejorar la distribución del ingreso. Hace 10 años, cuando su incidencia era muy acotada, el 10% de las personas con más altas remuneraciones se apropiaban del 35% del total de la masa remuneratoria. En la actualidad, esa proporción se redujo al 26%. Esto implica que el 90% restante de los trabajadores, que mayoritariamente no están alcanzados por el impuesto a las ganancias, aumentaron su participación en las remuneraciones totales del 65% al 74%.
Aunque en los discursos se afirme lo contrario, las marchas, huelgas y demandas judiciales contra el impuesto a las ganancias constituyen un planteo reaccionario. Reducir el impuesto a las ganancias, manteniendo el actual nivel de gasto público, implicaría favorecer al 10% de los trabajadores con remuneraciones más altas que son los que se apropian de más de un cuarto del total de remuneraciones. Esto se haría en desmedro del 90% restante que sólo recibe las tres cuartas partes de las remuneraciones totales. Subyace en estos reclamos una contradicción muy perversa. Por un lado, se avala el despilfarro de fondos públicos, como los subsidios a Aerolíneas Argentinas, AySA y a los servicios públicos, las moratorias previsionales y la expansión del empleo público espurio. Por el otro, se cuestiona una de las pocas estrategias que contribuye a la igualdad en un contexto donde se profundiza la recesión, la inflación y la caída del salario real.
La aspiración a que se reduzca la presión tributaria es legítima. Especialmente cuando el impresionante aumento de los impuestos no ha redundado en mejores servicios públicos. Pero para bajar la presión impositiva previamente hay que reducir el gasto público y elevar la calidad de su gestión. De lo contrario, los segmentos más acomodados impondrán el costo de las malas decisiones de gasto público al resto de la población.
FUENTE: PUBLICADO EN IDESA - www.idesa.org - Enviado por mail

El precio de no involucrarse.

Por Alberto Medina Méndez
Es demasiada la gente que se queja. La paradoja es que son los mismos que hacen bastante poco por cambiar el curso de los acontecimientos. A ellos les molesta mucho lo que ocurre a diario, pero a la hora de participar, despliegan una interminable lista razones por las cuales no serán de la partida y delegarán en otros esa vital tarea.
Muchos prefieren ser solo espectadores de lo que sucede y de ningún modo tomar la responsabilidad de asumir el protagonismo necesario que les permita modificar la realidad. A Edmund Burke se le atribuye aquella frase que dice que "lo único que necesita el mal para triunfar es que los hombres buenos no hagan nada". Una descripción casi perfecta de la actualidad.
Una sensación generalizada invade a la sociedad y es que la política no ofrece a los mejores. Se dice que son mediocres, que no tienen ideas y que abundan los deshonestos en esa labor. No menos cierto es que esas características son más que frecuentes también en otras áreas del quehacer cívico. Es que la dirigencia en general no es muy diferente en promedio. Los que lideran las organizaciones de la sociedad civil, los clubes, las comisiones barriales, los consorcios de los edificios, los sindicatos, las entidades empresarias, las colegiaciones profesionales, no escapan a esta regla casi universal y en todo caso no hacen más que confirmarla.
Obviamente que también están las excepciones. Existe gente fuera de serie, especial, con grandes aptitudes. Pero el problema es justamente que no es un hecho habitual y frecuente, sino bastante inusual y por lo tanto escaso.
Es evidente que los mejores no ocupan los lugares claves de conducción y queda claro que no es casualidad. Existe una deliberada decisión individual de no ser parte. Eso es innegable. Los más capaces parecen haber elegido premeditadamente no participar, no integrarse, ni cooperar en lo mínimo.
Muchos afirman que no quieren ensuciarse, que la política implica embarrarse y que entonces la determinación pasa por no entrar a ese mundo infinitamente ingrato. Otros creen que solo han optado por dedicarse por completo a lo profesional, a los negocios, a la actividad propia, suponiendo que así se puede progresar.
Cualquiera sea la razón que lleve a estas personas a no sumarse al necesario proceso de cambio, lo que es indudable, es que el sendero seleccionado no resulta gratuito. Esta decisión tiene un enorme costo directo en la vida de cada ciudadano y en el de la comunidad toda.
Ser gobernado por mediocres, o inclusive por los peores, tiene consecuencias que están a la vista. Solo así se puede explicar que naciones con abundantes riquezas naturales, con tantas posibilidades de desarrollo, hayan sido pésimamente administradas y convivan con la pobreza.
Hay que poner mucho ahínco para lograr tan malos rendimientos, en tan poco tiempo. La ineptitud es la verdadera madre de estos infinitos fracasos y de los innumerables desaciertos que pueden recordarse.
Como los incompetentes no pueden gobernar con habilidad, orientan sus energías a construir ingeniosos mecanismos para saquear a los ciudadanos y quedarse con el fruto de su esfuerzo. Hay que reconocer que han demostrado una notable destreza y que han sido inmensamente eficaces para generar corrupción. Sin ellos, este presente no sería posible.
Los más sobresalientes suelen ser excelentes en lo suyo, pero tal vez no sean tan inteligentes como parecen. Ellos creen estar a salvo de todo haciendo lo suyo, lo que saben, siempre en el ámbito de lo privado. Después de todo, para eso se han preparado a lo largo de sus vidas. No han percibido que no alcanza con ser exitosos. Eso no sirve, al menos no en sociedades como estas, en las que el poder lo pueden ejercer los peores.
Nadie espera que los mejores ingresen masivamente a los partidos políticos. Solo sería deseable si pudieran garantizar que disponen de la fortaleza moral suficiente para no claudicar frente a las múltiples tentaciones que propone el poder. Las agrupaciones políticas pueden ser el instrumento apto para cambiar el estado de cosas y corregir el rumbo.
Pero existe otra alternativa. Los partidos configuran una variante, la más habitual, pero no la única. Tampoco se puede pretender que individuos con un colosal talento, abandonen sus profesiones y oficios. Pero si al menos pudieran integrarse a la sociedad civil en cualquiera de las diversas oportunidades existentes, si le dedicaran solo parte de su tiempo, dinero y sacrificio a ser protagonistas en serio y comprometerse, tal vez se podría escribir el futuro de otro modo y soñar con una sociedad mejor.
Lamentablemente son pocos los que lo han comprendido. No participar es oneroso. Es descomunalmente caro. Algunos ya lo entendieron y están intentando ser parte a su manera. Otros, ni siquiera eso. Siguen sin percibir el elevado costo que pagan por no participar. Se trata del precio de no involucrarse.

ENVIADO POR SU AUTOR

domingo, 29 de junio de 2014

Informe semanal, Newsletter Económico Financiero

Por  el Centro de Investigaciones Económicas
Este boletín busca brindar con objetividad y de manera clara y resumida, la información económica y financiera más relevante de la semana.
Invecq Consulting SA

VER PDF AQUÍ 
http://www.invecq.com/publicaciones/newsletter/NEF77.pdf

La realidad se encabritó, señora

Por Enrique Guillermo Avogadro
“Hay que pegarle al chancho para que aparezca el dueño” Refrán anónimo
¡Qué rápido se modifica la coyuntura! ¡Y qué bajo hemos caído! La medianoche del viernes trajo, a muchas almohadas, preocupaciones que seguramente impidieron dormir a sus propietarios, sea que estos se encontraran en La Habana o en Calafate. No era para menos; el Vicepresidente de la Nación, el siempre sonriente Guita-rrita, y parte de su banda –en realidad, una asociación ilícita encabezada por él- fueron procesados y embargados por un Juez que (otro más) se hartó de las presiones del Gobierno y de las macabras danzas de los imputados, tendientes a parar la pelota y, al menos en lo a doña Cristina respecta, tratar de estirar el partido hasta diciembre del año próximo. El Dr. Lijo incluyó en su resolución no sólo a algunos de los funcionarios involucrados (¿y Forcieri y Echegaray?) sino a los empresarios, dispuestos a pagar con el 70% de las acciones de Ciccone a quienes habilitaran los contratos; para que la corrupción exista, se necesitan siempre dos: el que paga y el que recibe. Faltan otros, claro, como Brito, Lanusse, Moneta.
Por su parte, otro Juez postergó su indagatoria hasta el 16 de julio, pero amenaza con hacer caer un rayo similiar sobre Boudou, en este caso transformado en ladrón de gallinas, por la falsificación de los papeles de un auto con el propósito de estafar a su ex mujer en la división conyugal. Y si la causa por enriquecimiento ilícito progresa de la mano de Lijo, alrededor del segundo hombre del Gobierno se habrá creado la tormenta perfecta.
¿Soportará la Presidente el costo político de sostenerlo a ultranza para que no hable de más y comprometa a la familia Kirchner definitivamente o asumirá el riesgo que implica dejarlo caer, termine en la cárcel y encienda un ventilador para no estar tan solo tras las rejas? En este caso, ¿cuáles son las “carpetas” que podrían garantizar su silencio o cuánto nos costará éste a todos los argentinos, cuando se ponga a funcionar esta “banelco”?
Toda esta actividad de los jueces federales no hace más que confirmar mi viejo aserto: nunca se venden, sólo se alquilan al ocupante de turno de la Casa Rosada. Ahora, con el vencimiento tan próximo, han salido en patota a limpiar su imagen, desempolvando viejos expedientes y persiguiendo a los más notorios corruptos, con vistas a renovar el contrato que les permita continuar impartiendo esa rara justicia que se practica en Comodoro Py. Lo único novedoso, en la historia reciente, es que estas actitudes se dan cuando aún la dueña del chancho vive en Olivos y conserva un poder que sólo puede atribuirse a lo melindroso del carácter de sus opositores.
Supongo que parte de las explicaciones brindadas por la Dra. Martínez Córdoba para su súbita desaparición del circo-proceso que lleva adelante Giles Carbó para intentar destituir a Campagnoli tiene, también, vinculación con esa necesidad de acomodar los melones antes del viento purificador que, espero, traerá cualquier nueva administración. Ésta, que se verá enfrentada a una crisis realmente grave, tendrá así a quien echar la culpa de los desaguisados, y obtendrá margen para hacer lo que debe para atravesarla.
Más allá de la discusión permanente en la que el tema de los holdouts nos ha incluido a casi todos los argentinos –que somos expertos en hablar de cualquier tema, sobre todo de los que no conocemos- la conducta del Gobierno, tan errática y contradictoria, me genera algunas inquietudes. Lo que sucede, en realidad, es que cuando se trata de los Kirchner, todas las sospechas son válidas.
En estas dos semanas, hemos oído a la Presidente decir que no acataríamos los fallos de la Justicia de Estados Unidos, a la cual tanto su fallecido marido, en 2005, cuanto ella misma, en 2010, habían sometido a gran parte de los bonos entregados en canje de los anteriores, que habían caído en default en 2001. Bambino Kíciloff, al día siguiente, ratificó esa decisión. Obviamente, la cotización de los bonos y de las acciones argentinas se hizo trizas en los mercados internacionales.
Luego, mientras los pibes para la liberación marchaban desde Plaza de Mayo a la Embajada de los Estados Unidos para expresar su solidaridad con la postura de doña Cristina y aplaudir el repudio a los fallos, la viuda de Kirchner les sacó el banquito parados sobre el cual gritaban sus consignas anti-buitres, al anunciar que, en realidad, no era así y que pretendía pagar a todos los acreedores, holdouts incluidos. Naturalmente, los papeles argentinos vivieron otro período de euforia, el riesgo-país bajó fuertemente y lo mismo hizo, aunque no tanto, el dólar blue.
La Casa Rosada publicó, en los diarios financieros más importante una primera solicitada, victimizándose por los fallos de primera y segunda instancia y por el rechazo de la Corte Suprema de los Estados Unidos, en la que afirmaba que quería pagar pero no lo dejaban. Después, el Bambino se subió a un avión y se fue a Nueva York para hablar, en Naciones Unidas, ante el G.77 + China (en la época de Alfonsín, el Movimiento de Países no Alineados, del cual nos apartamos con Menem) y embistió, lanza en ristre, contra el Juez Griesa y los tribunales norteamericanos en general, acusándolos de integrar una enorme asociación que, como objetivo principal, tiene perjudicar a la maravillosa Argentina que la década nos ha legado. Los papeles cayeron con insólita velocidad, regresando a los precios de una semana antes.
El Ministerio de Economía, el jueves, emitió un comunicado en que despotricó ya contra los propios Estados Unidos, reforzado con la solicitada que el Gobierno publicó el viernes en todos los diarios argentinos, y el comunicado oficial del viernes fue en el mismo sentido. Sin embargo, los mercados, percibiendo que el agua no llegaría al río y que, finalmente, se arribará a un acuerdo necesario para todos, mantuvo la calma.
Hasta allí, los hechos; ahora, mis inquietudes. Tantas idas y vueltas han hecho que los bonos y las acciones vivieran las últimas dos semanas en un enloquecido sube y baja de precios. Y, como conozco el patrón delincuencial de la familia imperial, me he preguntado cuánto dinero habrían ganado quienes supieran, de antemano, cuál sería la movida del Gobierno al día siguiente y, con ello, comprando cuando todos vendían y vendiendo cuando todos compraban.
Para que se entienda con más claridad, por ejemplo, la misma tarde del 20 de junio, después del discurso de doña Cristina en Rosario, los papeles argentinos subieron casi 9%, una ganancia en un día que equivale a más de cinco años de tasas de interés actuales en los mercados internacionales, y de uno a dos años lo que pagan los países de la región por sus colocaciones de deuda. Es fácil lucrar, en realidad robar, cuando es el mismo ladrón quien escribirá el diario del día siguiente. ¿Seguirán robando, aún cuando ya queda tan poco en la lata?
De todas maneras, la realidad, ese potro al que pretendió domarse con las riendas del “relato” y de las falsas estadísticas, se le ha encabritado a la Presidente mucho antes de lo pensado, y los frentes de tormenta que se le han venido encima auguran un final de mandato más que complicado, tanto en lo político como en lo económico y social.
Cuando SS Francisco salió a reclamar exitosamente “cuiden a Cristina”, se refería a la posibilidad de que Argentina terminara esta estirada década en un baño de sangre; habrá que ver, sin embargo, qué estarán dispuestos a hacer quienes están comenzando a sentir en la nuca el aliento de este verdadero pacman que ha tomado envión en los Tribunales, ha comido ya laderos y testaferros importantes y, al lado del cual, hasta el mordiscón de Suárez parece cosa de chicos.
Bs.As., 29 Jun 14
Enrique Guillermo Avogadro
Abogado
Blog: http://egavogadro.blogspot.com.ar
Facebook: Enrique Guillermo Avogadro
ENVIADO POR SU AUTOR

Sobre el "buen" gobierno

http://www.atlas.org.ar/images/autores/14.jpg
Por el Dr. Gabriel Boragina
Columnista

Las polémicas políticas siempre suelen girar en torno al tema de si el gobierno X es un "buen" o un "mal" gobierno, y –generalmente- los criterios clasificatorios se establecen mediante mecanismos comparativos tomando como referencia gobiernos anteriores.
La concepción popular –según hemos hecho notar en otras ocasiones- se inclina por considerar "buen gobierno" a aquel del cual un mayor número de personas recibe más beneficios materiales. Este, puede decirse, es el criterio más extendido –al menos en Latinoamérica- y sobre el que se sustentan –entre otros- los populismos de la región.
Sin quizás llegar a los extremos en los que han caído los regímenes populistas sudamericanos, incluso hasta en los EEUU la idea de un gobierno benefactor ilimitado parece haber encontrado cabida en los últimos tiempos. Sin embargo, ha de dejarse constancia que no siempre fue así, y decididamente no lo fue en la etapa fundadora del país del norte, donde la idea prevaleciente era la opuesta, la del gobierno limitado:
"Esta concepción del gobierno limitado y del derecho a la sublevación se encuentra inserto en el Acta de la Independencia estadounidense de la que vale la pena reproducir la parte pertinente debido a que, a partir del 4 de julio de 1776, se inicia el experimento que es considerado el que más se ha acercado al ideal de liberalismo, aunque no se haya podido mantener al gobierno dentro de la esfera de poderes limitados a la protección de los derechos, y aunque la extralimitación no haya conducido al ejercicio del derecho a la sublevación. Y aunque las extralimitaciones hayan sido, sin duda, mucho mayores que el aumento de los impuestos al té, establecidos por Jorge III, especialmente si consideramos casos como el de los dos gobiernos más populares de este siglo en Estados Unidos: el de F. D. Roosevelt y el de Kennedy. En el acta de la independencia se lee que "Cuando cualquier forma de gobierno se convierte en destructiva para este fin [la protección de derechos], es el derecho del pueblo de alterarlo o abolirlo e instituir un nuevo gobierno sobre la base de aquellos principios y formas de organización de los poderes a los efectos de proteger su seguridad y felicidad. La prudencia dictará que los gobiernos establecidos durante largo tiempo no sean cambiados por motivos transitorios; la experiencia demuestra que la humanidad está más dispuesta a sufrir aquellos males que son soportables en lugar de recurrir a su derecho de abolir el gobierno. Pero cuando se trata de la reincidencia en los abusos y usurpaciones que tienden al objetivo de reducirlos bajo el poder del despotismo absoluto, es su derecho, es su obligación, de deponer ese gobierno y proveer de nuevos guardianes para la seguridad futura"."[1]
A la luz de las recientes experiencias políticas mundiales y sobre todo –insistimos- americanas (tanto en el Norte como en el Sur), el pensamiento expuesto anteriormente en la cita, parece haberse revertido casi por completo. Da la impresión como que se ha operado un cambio cultural, por el cual se ve al gobierno como un medio para la violación de los derechos ajenos en salvaguarda de los propios, y es cuando los gobiernos ya no pueden cumplir con este propósito deseado por sus gobernados, cuando comienzan a colapsar y se busca entonces su reemplazo por otros, para que viole los derechos de unos en beneficio de los anteriores, pero esta vez en un sentido contrario al del depuesto o reemplazado por vías democráticas. Por lo menos, esta es -a no dudarlo- la filosofía que inspira a los populismos latinoamericanos. Se ha dejado mayoritariamente de pensar en la protección de los derechos de las personas como un objetivo alcanzable para todos, para pasar a creerse que -en un juego de suma cero- sólo es posible proteger los derechos de unos sacrificando los derechos de los demás, y en función de este propósito se pone en manos del gobierno operar en consecuencia.
Como bien ha enseñado la Escuela del Public Chioce, encabezada por James Buchanan y Gordon Tullock, los políticos participan de la misma idea expuesta en último término, y toda su actuación pública apunta, si bien bajo formas diversas y poses altruistas, a beneficiarse a si mismos en desmedro de sus electores.
Sobre los peligros que todo esto representa, ya nos había alertado prematuramente Hayek, cuando nos advirtió:
"Sólo podemos contar con un acuerdo voluntario para guiar la acción del Estado cuando ésta se limita a las esferas en que el acuerdo existe. Pero no sólo cuando el Estado emprende una acción directa en campos donde no existe tal acuerdo es cuando se ve obligado a suprimir la libertad individual. Por desgracia, no podemos extender indefinidamente la esfera de la acción común y mantener, sin embargo, la libertad de cada individuo en su propia esfera. Cuando el sector comunal, en el que el Estado domina todos los medios, llega a sobrepasar una cierta proporción de la totalidad, los efectos de sus acciones dominan el sistema entero. Si el Estado domina directamente el uso de una gran parte de los recursos disponibles, los efectos de sus decisiones sobre el resto del sistema económico se hacen tan grandes, que indirectamente lo domina casi todo. Donde, como aconteció, por ejemplo, en Alemania ya desde 1928, las autoridades centrales y locales dominan directamente el uso de más de la mitad de la renta nacional (según una estimación oficial alemana de entonces, el 53 por 100), dominan indirectamente casi la vida económica entera de la nación. Apenas hay entonces un fin individual que para su logro no dependa de la acción del Estado, y la «escala social de valores» que guía la acción del Estado tiene que abarcar prácticamente todos los fines individuales."[2]
Lamentablemente, muchos pueblos, en el curso de la historia, han alentado este crecimiento descomunal de los gobiernos a limites que luego se tornaron prácticamente inmanejables.
-----------------------------------------------------------
[1] Alberto Benegas Lynch (h) Hacia el Autogobierno. Una crítica al poder político. Emecé. Pág. 42-43
[2] Friedrich A. von Hayek, Camino de servidumbre. Alianza Editorial. España. pág. 92-93

El Compromiso del Laico: El sentido de justicia en Argentina,

EL Dr. Hugo Verdera entrevista al Dr. Luis María Bandieri, abogado, académico de número del Instituto Nacional Juan Manuel de Rosas, Profesor en la UCA y UBA en Derecho Político y Constitucional. Abarcan el tema de la justicia y el sentido de justicia en Argentina, sabiendo que el poder político domina los poderes del Estado.
ENVIADO POR EL CANAL TLV1 . Director Lic. Juan Manuel Soaje Pinto

sábado, 28 de junio de 2014

La teoría de las "fallas del mercado" y del Estado - Por Martin Krause

 Martín Krause es profesor de Economía de la Universidad de Buenos Aires. Tiene publicados varios libros: El cuento de la economía, En defensa de los más necesitados, Proyectos por una sociedad abierta en conjunto con Alberto Benegas Lynch (h), y Democracia directa en conjunto con Margarita Molteni; capítulos de libros y numerosos artículos en revistas académicas y en periódicos de toda América. Es Profesor Titular de Economía de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires. Se ha desempeñado como Rector en ESEADE. Es profesor titular visitante de Proceso Económico y de Economía Austriaca I en la Universidad Francisco Marroquín de Guatemala. Obtuvo su doctorado en Administración de la Universidad Católica de La Plata. Krause ha estado dedicado principalmente a las tareas académicas y de consultoría en el ámbito de la economía. Ha participado como conferencista en seminarios y reuniones, y como observador en distintos procesos electorales en todo el mundo. Además, ha recibido varios premios y becas, entre los que se destacan el Premio de la Academia de Ciencias de Buenos Aires (Derecho y Economía) en 2007, la Eisenhower Exchange Fellowship en 1993 y el Freedom Project de la John Templeton Foundation en 1999 y 2000.

Publicado el 22/10/2013
Martín Krause explica los motivos que provocan las fallas o fracasos del mercado cuya búsqueda constante es el punto de equilibrio a través de la oferta y la demanda, utilizando algunos puntos que se basan en las ideas de Adam Smith y la teoría del Óptimo de Pareto, los cuales desarrolla mediante diferentes ejemplificaciones para demostrar como funcionan las leyes que lo rigen, y sobre las externalidades, que en determinado momento pueden resultar positivas o negativas. Asimismo, explica las fallas del Estado y enfatiza que es importante el estudio del análisis de las decisiones públicas o public choice dado que es una herramienta útil que sirve para demostrar de manera puntual cuáles han sido los fallos de ambas instituciones, incluyendo el sistema democrático.
  • Categoría

    Educación Licencia Licencia estándar de YouTube
  • FUENTE: https://www.youtube.com/watch?v=5S9M65CzvbU

República Indefensa : Conflicto que viene: ¿Territorio por deuda?

Publicado el 27/06/2014 Emilio Nani, Guillermo Campos y Jorge Mones Ruiz comentan el caso del fiscal Campagnoli a la luz de la desinstitucionalización del país y la tardía reacción social que calló cuando se juzgaron y condenaron a militares y civiles por haber combatido al terrorismo. Los conductores del programa analizan el conflicto de la deuda con los holdouts y su posible implicancia en la afectación de la soberanía e integridad territorial. Ejemplos históricos. Situación actual en Irak. Categoría Activismo y ONG Licencia Licencia estándar de YouTube
ENVIADO POR EL CANAL TLV1 - Director Lic JUAN MANUEL SOAJE PINTO

El eslabón más débil

ImageEn este artículo, Bill Bonner nos demuestra cómo en esta crisis los grandes beneficiados son los ricos y los grandes perjudicados no son los pobres, sino todos los demás, la clase media incluida, gracias a la emisión descontrolada de dinero.
Por  Bill Bonner
Mientras las Bolsas muestran tímidos retrocesos, el oro continúa con subidas hasta recuperar el nivel donde empezó la última caída. Y mientras tanto, seguimos buscando al eslabón más débil de la cadena.
Una cadena de engaños, estafas y robos han corrompido a la economía de Estados Unidos. De arriba a abajo, cada decisión financiera ha sido manipulada hacia una dirección o hacia otra. Desde los préstamos universitarios e hipotecarios hasta la emisión de bonos corporativos y las recompras de acciones de las empresas. El dinero generado de la nada nos conduce a unos precios de los activos más altos.
En la parte baja de la cadena esto no tiene buen aspecto. Según The Wall Street Journal, los estudiantes estadounidenses que se gradúen este año estarán ahogados en una deuda media de 33.000 dólares. En el mejor de los casos, tardarán más de una década en devolver los préstamos.
Los compradores de casas tampoco se están beneficiando del boom del dinero barato. Los grandes fondos de inversión, con acceso a miles de millones de dólares a tipos de interés ultra bajos, han entrado en el mercado inmobiliario estadounidense inflando los precios de la vivienda. El comprador medio termina pagando un precio más alto como resultado, y se encuentra también atrapado por la hipoteca hasta casi el final de sus días.
La familia media americana también se encuentra con gran problema. Por un lado, los precios reales suben y por el otro los salarios reales se reducen. Todo esto, sumado al mayor endeudamiento familiar, pone a las familias en una posición más difícil que nunca.
Pero en los eslabones más elevados la gente está encantada. La Reserva Federal, en una feliz conveniencia con los bancos, crea dinero nuevo. Las grandes compañías lo utilizan para recomprar acciones, los bancos centrales también compran acciones. ¿Qué más pueden hacer con todo el dinero que crean? Además, comprar acciones parece que satisface a todo la gente que de verdad importa. Los inversores están contentos, los economistas están contentos y los políticos están contentos.
Después de todo, un mercado bursátil al alza significa que la economía está mejorando, ¿no?
Mientras tanto, las entidades financieras terminan poseyendo más negocios reales, más empresas reales, más casas reales y más producción real de la economía. Las firmas de Wall Street poseen más casas y más acciones; todo comprado con un dinero que ellos mismos han creado de la nada.
Imagínese que es un insider de Wall Street con muy buenos contactos. Usted pidió prestado a comienzos del año pasado y simplemente lo invirtió en el S&P. ¡Tremendo genio sería usted! Con unas ganancias del 30% en la Bolsa, el costo del dinero que invirtió sería tan solo del 4%. Usted ganó un 26% con un dinero que nunca ganó o que nunca ahorró.
¡Tremendo negocio! Imprimir más dinero y comprar más activos. Seguir así hasta que uno se haga millonario, ¿no?
¿Y qué es lo que lo va a detener? ¿Quién se queja? ¿Quién se da cuenta del engaño?
Pero debe haber un eslabón débil en esta cadena.
Esta semana nos fijamos en la inflación. La Reserva Federal dice que los precios al consumo están subiendo un 2% anual. El Massachussetts Institute of Technology dice que están subiendo dos veces más rápido de lo que dice la Fed, y John Williams calcula que si calculamos el IPC como se calculaba en 1990 (lo cambiaron posteriormente), tendríamos una inflación cercana al 6%.
En otras palabras, si la cifra de inflación correcta es del 6%, el PBI real se está hundiendo. Si la última cifra de crecimiento del Producto en Estados Unidos en el primer trimestre, teniendo en cuenta una inflación del 2%, ha sido de -2,9%, la cifra real teniendo en cuenta la inflación -de acuerdo al cálculo de 1990- sería de -6,9%.
Una inflación del 6% también golpea al resto de las variables macroeconómicas. Los salarios reales, por ejemplo, caen al nivel de 1968.
Esta semana vimos que las cifras oficiales hablan de un incremento de los precios de un 39% desde el año 2000. Otros indicadores de la Reserva Federal hablan de incluso un 31% de inflación. Pero tomando en consideración la comida, energía, transporte y vivienda, lo que de verdad importa, los precios han subido más de un 50% en lo que llevamos de siglo.
¿Qué está fallando? Probablemente la emisión de dinero. El dinero que emite la Reserva Federal no está sustentado en una actividad económica real, forjado por el sudor del trabajador y por la paciencia del ahorrador.
Este dinero no es real y, cuando lo pongamos a prueba, se romperá.
Saludos, Bill Bonner.

Bill Bonner es fundador y presidente de Agora Inc., con sede en Baltimore, Estados Unidos. Es el autor de los libros "FinancialReckoning Day" y "Empire of Debt" que estuvieron en la lista del New York Times de libros más vendidos.
FUENTE: PUBLICADO EN INVERSOR GLOBAL - Newsletter semanal - Enviado por mail

A pesar de los anabólicos, la economía se destruye

ImageLos políticos son especialistas en anabólicos. Buscan el crecimiento de la economía de forma rápida y sin esfuerzo. Por poco tiempo lo logran, pero nunca lo pueden sostener. Argentina y Estados Unidos hermanados por la depresión.
Por Federico Tessore 
Mientras Argentina busca culpables para un nuevo default, la economía se deprime. ¿Por qué pasa esto?
Hay muchas formas de ver el crecimiento económico de una nación, de una empresa o de una familia. Una forma interesante de hacerlo es imaginando el músculo de un levantador de pesas.
El objetivo de este deportista es tener más fuerza para poder levantar más peso. El problema es cómo lograr esa mayor fuerza. Hay dos caminos. Uno es rápido, casi inmediato y con poco esfuerzo. El otro camino es lento y con mucho esfuerzo.
Aunque piense lo contrario, los deportistas exitosos eligen el segundo camino, el lento y de mayor esfuerzo. ¿Están locos o son masoquistas? No, eligen el segundo camino porque es el único que les asegura un crecimiento sustentable. El primer camino solo les brinda crecimiento a corto plazo.
La primera opción implica tomar anabólicos. Los anabólicos tienen el poder de hacer crecer el músculo del deportista de una forma muy veloz y sin esfuerzos. En el corto plazo, el deportista que usa anabólicos tal vez logre el objetivo. Pero en algún momento tendrá que dejar de tomar estas pastillas. Si no lo hace, su salud quedará destruida. Por eso solo se pueden usar anabólicos por un corto período de tiempo si se quiere sobrevivir, no es un camino sustentable para el crecimiento.
La segunda opción implica esfuerzo y tiempo. Hay que levantarse todos los días a las 6 de la mañana, comer comida fea pero nutritiva y hacer ejercicio todo el día. Luego de muchísimos años de trabajo, de perfeccionar la técnica, el deportista podrá crecer y ser exitoso. Un camino sacrificado y lento, pero es el único camino que le asegura el triunfo a los deportistas, el único camino para el crecimiento sustentable.
El mundo de la economía es igual. Un país puede apostar a crecer con anabólicos. Pero ese crecimiento será fugaz, imposible de mantener. Tarde o temprano habrá que dejarlos o la economía explotará o perderá su efectividad. ¿Cuál es el anabólico que usan los políticos para lograr el crecimiento de corto plazo?
El gasto excesivo es el anabólico de los políticos. Ellos gastan mucho más que sus ingresos y provocan inmensos déficit fiscales. Ese gasto excesivo lo financian de dos maneras principalmente: o con mayor deuda o con mayor emisión. En forma extraordinaria como hizo Menem en la década del 90 además se venden los activos de un país para financiar este gasto.
Pero todos los políticos argentinos son expertos en anabólicos. No importa la ideología, pueden ser de izquierda o de derecha, pero todos basan su éxito político en gastar más de lo que tienen y luego financiarlo con deuda o emisión. Y los argentinos sabemos más que nadie que esto termina con una explosión de la economía. Lo vivimos una y mil veces.
Hoy, Argentina muestra una economía que ya está perdiendo los efectos de los anabólicos de la terrible emisión monetaria que realiza el Gobierno desde el año 2007. El Indec mostró el jueves que la producción industrial acumula diez meses seguidos de caída, cayendo 4,9% en mayo.
Pero la economía argentina no es la única que se está cansando de los anabólicos. El jueves también se conoció que la economía estadounidense bajó 2,9% durante el primer trimestre de este año, la mayor baja en cinco años. Esta caída se da en el contexto de un plan de emisión de dólares y nueva deuda que no termina sino que se consolida.
Es difícil de entender cómo Estados Unidos elige el camino que tantos desastres ha dejado en nuestro país. Mire el siguiente gráfico que mide el déficit fiscal total del Gobierno argentino durante los últimos 55 años. Fíjese cómo casi siempre el Gobierno gastó más de lo que le ingresó. Y mire cómo los picos de gasto coinciden con las grandes crisis económicas argentinas.

El gráfico fue presentado en una nota del economista Orlando Ferreres en el diario La Nación esta semana que termina. Recuerde que Ferreres será uno de los participantes de la Conferencia que Inversor Global estará dando en septiembre de este año que llamamos "Oportunidades de fin de ciclo" y a la que todos los suscriptores deInversor Global están invitados.
El gráfico muestra cómo el gran problema argentino es muy simple: somos fanáticos de los anabólicos. Buscamos el crecimiento rápido y sin esfuerzo. Y somos tan cabeza dura que insistimos con la misma fórmula una y otra vez. Sabemos que no funciona, lo vimos en carne propia en la mayoría de los casos. A pesar de ello, seguimos votando a políticos que prometen salvarnos con el dinero que no tienen...
Entonces, ¿cómo podemos crecer en forma sustentable dejando los anabólicos?
Muy fácil, nos tenemos que focalizar en hacer el trabajo duro y real. Un trabajo que va a llevar mucho tiempo, mucho esfuerzo y que va a exigir constancia y perseverancia. Debemos aprender a crear miles de empresas que ofrezcan productos y servicios buscados en todo el mundo. Empresas que seduzcan a los miles de millones de personas que están ávidas por consumir algo. El desafío es darles lo que quieren.
Pero darles lo que quieren no es fácil. Tenemos que crear productos y servicios de calidad, saber fabricarlos, saber venderlos, saber distribuirlos. Todo esto lleva mucho tiempo y dinero. Y hoy como país hacemos este trabajo tan mal que hasta en los productos donde tenemos ventajas comparativas inigualables, como la carne por ejemplo, no dejamos de caer. Hoy Uruguay y Paraguay exportan más carne que Argentina...
Ver al ministro de Economía Axel Kicillof recorrer el mundo para pagar deudas impagas, para intentar torcer el brazo de la Justicia estadounidense o para resolver la deuda que implicaba la expropiación de una empresa es triste. Muestra qué tan lejos estamos de dejar los anabólicos y comenzar a trabajar en serio.
Nuestro ministro de Economía tendría que estar recorriendo el mundo no para pagar deudas sino para ayudar a los empresarios argentinos a conquistar el mundo. Y los empresarios en vez de dedicar su tiempo a conseguir privilegios de la política tendrían que estar pensando en cómo conquistar el mundo.
En fin, la economía de los anabólicos corrompe todo. Algún día la mayoría de los argentinos nos daremos cuenta de esta realidad. Mientras, la clave está en que en el manejo de nuestras propias finanzas personales no copiemos las conductas de nuestros políticos.
Si logramos este objetivo, nuestro país puede seguir recorriendo el camino de la esquizofrenia económica, pero nuestras finanzas personales y nuestra vida estarán a salvo.
Le deseo un excelente fin de semana,
Federico Tessore
FUENTE: POBLICADO EN INVERSOR GLOBAL - Newsletter semanal - Enviado por mail

Duró poco mi alegría...

Por Ricardo Bustos
Por un instante me puse contento porque creí que había una buena noticia para los contribuyentes a quienes nos quitan los dineros para el despilfarro nacional y popular.
Hoy nos enteramos que el "automovilismo gratis para todos" no será de la partida por parte del gobierno ya que dicen..."no tiene tanto ratings".
Poco duró la alegría, pues como si fuera poco lo que recibe, ahora esa partida de dinero, se trasladará al "fútbol gratis para todos" y así engrosar los bolsillos de quienes mas tienen porque según lo visto hasta la fecha, los clubes están cada día mas "fundidos" y los jugadores cotizan cifras exorbitantes.
A veces cuando escucho a su Santidad el Papa Francisco, hablar a quienes asisten a sus multitudinarias convocatorias de fe, pienso que muchas de sus palabras caen en saco roto. Nos pide desesperadamente que la diferencia entre pobres y ricos deje de ser un motivo de preocupación y pensemos mas en los que menos tienen, pero la realidad nos muestra lo contrario. La gran mayoría de los "jugadores de futbol ídolos", han crecido en barrios humildes, con costumbres similares a cualquiera de nosotros, la familia, los amigos, y por sobre todo la humildad, pero llegan al nivel de profesionales y son "cooptados" por tremendos rufianes del negocio intermediario y al poco tiempo ya están transformados, viviendo en la opulencia, con autos de alta gama, veraneando en paraísos que jamàs pudieron haber conocido ni en películas.
A ese sistema perverso, el que destruye parte de la Economía y después nos enfrenta con la realidad al no poder hacer frente a deudas que el propio Estado asumió con acreedores de todo el planeta, sigue regalando millones de dólares anuales y ninguno de nosotros sabe para qué. Me gustaría saber que pasaría si algún día por motivos obvios, el sistema futbolero actual deja de percibir de nuestras arcas semejante cantidad de dinero, porque según nos muestra el mundial de Brasil, hay equipos que llegaron a octavos de final y no nos llegan ni a los zapatos con su economía, es decir que como país, están mal pero en lo deportivo se destacan como el mejor.
Hay inundaciones y las familias damnificadas deben ser ubicadas en los Regimientos del Ejército, movilizan a todos los Ministerios para asistirlos pero en ningún momento se habla de las obras que debieron realizarse para que el agua, elemento muy conocido por todos los litoraleños deje de castigar a su gente toda vez que los ríos suben en su cauce.
Hace años que no se destina dinero según las necesidades de cada Provincia, para prevenir las inundaciones y siempre estaremos culpando a la naturaleza, sin reconocer que hay que acompañar este tipo de eventos con las obras que hace muchos años, los Ingenieros hídricos vienen recomendando...mas bien pidiendo a gritos que se hagan efectivas.
Mientras continuemos destinando fondos del Estado para el "fútbol gratis para todos" y dejemos de lado las obras de infraestructura en todo el país, seguiremos estando en el subdesarrollo con el peligro de continuar en caída libre con las consecuencias que todos conocemos porque ya hemos permanecido en esas condiciones.

"La corrupción es un mal inherente a todo gobierno que no está controlado por la opinión pública."
Ludwig von Mises

Ricardo Bustos Desde Capioví Misiones
ENVIADO POR SU AUTOR

Disenso: - Campolongo: "Frente a la politica, la economia, etc vivimos un autismo social"

Publicado el 26/06/2014 Alberto Buela y Silvio Maresca entrevistan a Carlos Campolongo, abogado, lic. en psicología, periodista y especialista en medios de comunicacion. Cuenta sobre la politica y su tesis doctoral. Categoría Activismo y ONG Licencia Licencia estándar de YouTube
ENVIADO POR EL CANAL TLV1 - DIRECTOR Lic. JUAN MANUEL SOAJE PINTO

viernes, 27 de junio de 2014

LA CREDULIDAD DEL PUEBLO

Foto del perfil de María Celsa Rodríguez (tú)Por María Celsa Rodríguez
Cuando un pueblo es crédulo, se deja manosear la materia gris de tal modo, que es llevado inocentemente hacia el paredón de la voz suprema del poder. El pueblo no distingue la fuerza y el control desmedido que yace sobre su voluntad, porque está alucinado por los entusiastas que los gobierna,  y cree que lo que emana de ellos es la verdad. Cuando en realidad les están haciendo beber la decadencia de una década marcada por el fracaso de uno de los gobiernos más corruptos de la historia argentina reciente.

Bernard Flynn escribió en " Lefort y lo político": "es a través de la credulidad del pueblo, como la imagen del príncipe se constituye. Maquiavelo sostiene que "los hombres son inexpertos y por eso, ligado a las necesidades del momento, el engañador siempre encontrará a alguien a quien se pueda engañar, con el cual pone énfasis en un cierto acto de complicidad en el engaño. Según la lectura que Lefort hace de "El Príncipe", hay una realidad por parte del pueblo, un acto de complicidad en su engaño, un acto que de manera progresiva va tomando un carácter de intercambio simbólico".

El pueblo en definitiva se sabe engañado, pero aún así continua vitoreando la escena, por la lluvia de maná que recibe en compensación, al ser partícipe de la fábula que con astuta maquinación, entretiene a la masa conformista que aplaude fascinada ante el líder.

En su libro "La credulidad", el Dr. Gabriel Boragina explica " encontramos personas que o hablan mal del gobierno o que directamente no hablan de él de ninguna manera. Y ciertamente que no hablen de él no implica en modo alguno, que acuerden o simpaticen con él, más si tenemos en cuenta una característica sociológica del argentino que es la resignación. En su mayoría el argentino medio es una persona fatalista, pero un fatalismo que raya en el pesimismo y la resignación, conformándose con las cosas - al menos- no empeoren. La resignación argentina muchísimas veces, adopta la forma de un optimismo altamente ingenuo, pasando de la esperanza de que las cosas no empeoren, a otra esperanza mas ingenua y sin pruebas, que lo sustente, de que por algún albus del destino, quizás hasta incluso "mejoren algo" y deje librado al azar y a lo divino que mágicamente cambie las cosas y todo se revierta"

La credulidad de las masas cuando es conducida en declive hacia el fanatismo hace que los ojos quedan vendados ante la realidad, esforzándose a imponer con   fórceps un pensamiento, una ideología, una verdad, para hacer de esa bandera una pasión que desborda de irracionalidad.

Lorenzo V Burgoa dice " que la credulidad es algo moralmente negativo, en cuanto es una creencia sin garantías que puedan conducirnos al error; y se supone que podemos ser responsables también de nuestros errores, que ellos son una mengua de la autentica libertad, etc. Finalmente, tendríamos el punto de vista propiamente crítico y gnoseológico, en cuanto a valorar la actitud de creencia en relación con la verdad y certeza de nuestro conocimiento"
Entonces ¿podemos decir con certeza que lo que creemos es la verdad? ¿Podemos afirmar sin tener todo el conocimiento sobre los hechos, que todo es tal cual como lo creemos? ¿Tal cuál como surge de la palabra oficial?
Burgoa agrega " No cualquier conocimiento es verdadero por el simple hecho de ajustarse a la realidad: adecuación o coincidencia meramente material con lo real; sino solo aquel tipo de conocimiento del que sabemos que es verdadero"

Pero ¿como se logra la credibilidad?
1) mediante la confianza;
2) mediante la conducta que muestra el gobierno ante los hechos y ante los problemas que se suscitan a lo largo de su mandato;
3) por el compromiso que asume ante  la palabra dada que cumplirá las promesas de campaña

Ya que la base de credibilidad es la confianza, que solo se logra:
1) con el comportamiento que tenga el gobierno ante los reclamos del pueblo; 
2) por la comunicación fluida entre las necesidades y las soluciones; 
3) por el canal de diálogo y no de monólogos entre gobernantes y gobernados;
4) con una burocracia mas pragmática y menos chicanera

Si bien, parte del pueblo camina sumidos en la mediocridad y en la ignorancia, estupidizados por la mediatez del conventillo cotidiano, con la inteligencia empantanada en alpargatas, empujados por la vaguedad de lo que otros dicen, repitiendo errores con la imprecisión de la verdad y embriagados por mensajes falsos.

La brecha nos mantiene a todos en veredas opuestas, por un lado los que se mantienen agnósticos a la verdades oficiales, en una constante "suspensión del asentimiento credencial" y por el otro lado los que creen ciegamente, hasta el mas encendido fanatismo, en la palabra sagrada que emana de su líder.

Gracias Pregón Agropecuario http://www.pregonagropecuario.com/cat.php?txt=5424 
Gracias   Crónica y Análisis por la publicación
Gracias Informador Publico  http://site.informadorpublico.com/2014/06/28/la-credulidad-del-pueblo/
Gracias Diario de Pigafeta  http://www.diariodepigafeta.com.ar/ampliada.php?cual=locales&id=5154

Carlos Rodríguez Braun -Analiza "El liberalismo en el siglo XXI"

Publicado el 18/02/2014 Instituto Juan de Mariana - V Universidad de Verano - Madrid 19-23 de julio de 2010 Viernes, 23 de Julio de 2010 Categoría Noticias y política Licencia Licencia estándar de YouTube

Carlos Rodríguez Braun es argentino, doctor en Ciencias Económicas por la Universidad Complutense de Madrid y catedrático de Historia del Pensamiento Económico en la misma universidad. Es autor de veinte libros; los más recientes son: Grandes economistas (Pirámide, 2ª ed. 2007), Diez ensayos liberales (LID, 2008), Una crisis y cinco errores (con J.R. Rallo, LID, 2009), Economía de los no economistas (LID, 2011), El liberalismo no es pecado: la economía en cinco lecciones (con J.R.Rallo, Deusto, 2011), y Economía para andar por casa (con O. Macías, I. Rodríguez Burgos y P.P. González Vicente, LID, 2012). Ha traducido a relevantes figuras de la ciencia económica, como Adam Smith, David Ricardo, John Stuart Mill, Friedrich A. von Hayek y John Maynard Keynes. Fue director de España Económica y subdirector de Cambio 16 y del programa El valor del dinero en RTVE, y ha publicado numerosos artículos en la prensa de España, Europa y América. En la actualidad es columnista de La Razón, Expansión,Actualidad Económica y Libertad Digital y comentarista en Onda Cero Radio y Antena 3 TV.
FUENTE: Instituto Juan de Mariana https://www.youtube.com/watch?v=xU4SrQmzH-0

Deuda Externa: Perón, Frondizi y los Kirchner

Por el Dr. Anibal Hardy (*)
La Corte Suprema de los Estados Unidos desarmó la estrategia del gobierno argentino de volver a los mercados internacionales y conseguir dólares frescos que le permitan sortear con mayor holgura lo que resta de su mandato.
Es bueno recordar que al finalizar la Segunda Guerra Mundial (1945), Estados Unidos e Inglaterra eran deudoras de la Argentina, por compras realizadas a nuestro país durante ese conflicto bélico. Estados Unidos e Inglaterra se complotaron de manera fraudulenta para liberarse de ese compromiso. EE.UU. bloqueó los créditos de los que podía disponer la Argentina, negándose a pagar. Inglaterra, por su parte, había bloqueado las libras que correspondían al pago del abastecimiento argentino durante esa guerra.
Para resolver este problema, Juan D. Perón llevó a cabo arduas negociaciones con Londres que culminaron con la firma de los convenios que, aparentemente, ponían punto final al conflicto. Se firmó, así, un acuerdo triangular por el cual la Argentina podía hacer uso de las libras inglesas comprando en el mercado de Estados Unidos.
Fue así que Argentina se encontró frente a una deuda a causa de la imposibilidad de pagar a los exportadores de Estados Unidos con libras esterlinas, por no contar con su libre disponibilidad por el bloqueo unilateral, decidido por Gran Bretaña a pesar de los tratados que firmó y en los cuales creyó nuestro gobierno.
Perón puso, entonces, el 30% de sus reservas en divisas a disposición de los bancos y las firmas privadas del país para que se hicieran cargo del pago de la deuda en los Estados Unidos. Los intereses privados buscaron la solución; se constituyó un consorcio bancario argentino, se acordaron todos los arreglos y se cancelaron todas las cuentas. La Argentina pagó, incluso, intereses por una deuda fabricada por los yanquis y británicos, mientras los Estados Unidos negaban a la Argentina el pago de los intereses por su deuda real.
En 1955, cuando Perón fue derrocado por un golpe militar, la Argentinano debía un sólo peso. Su deuda externa había sido totalmente cancelada.
Cuando nuestro país se asoció al FMI contrariando lo que siempre había predicado Perón, comenzó la historia que hoy todos conocemos. Al suscribir su adhesión al FMI, paso a ser accionista de capital, y aunque no lo fuera formalmente, paso a ser un socio indirecto, pues el capital de este organismo se forma con el aporte de todas las naciones subdesarrolladas en proporción a su magnitud.
Es muy difundido el criterio que las facilidades financieras únicamente pueden obtenerse mediante compromisos recesivos y agresores de las condiciones de vida del pueblo. Esto no es verdad en el caso de la experiencia argentina, ya que rigieron durante el gobierno desarrollista de Frondizi (1958-1962) convenios con el FMI sin que ello conspirara contra la expansión productiva y mientras se desenvolvía el mas dinámico proceso de inversiones que conoció la economía contemporánea. Al contrario la relación soberana con los centros financieros internacionales facilitó un ingreso masivo y provechoso de capitales extranjeros, tanto en la forma de radicaciones como de prestamos.
En contraste, cuando en otras oportunidades se recurrió al Fondo en el marco de políticas monetaristas, las consecuencias han sido negativas. Los responsables de los planes recesivos, causantes de desempleo y opresión salarial, son las autoridades locales, enemigos encubiertos de la liberación nacional que diseñan y aplican, no los funcionarios internacionales ante quienes se los expone. Hoy el actual modelo kirchnerista pese al pago demillones de dólares, la deuda nominal no cambia y sigue acrecentándose.
El endeudamiento crónico, tanto de los liberales como los populistas (peronistas o radicales) fue el que nos condenó a la inmovilidad y a la dependencia del factor externo y eso hay que cambiarlo por un endeudamiento para acelerar el desarrollo nacional.
(*) Abogado - Desde Formosa
ENVIADO POR SU AUTOR

jueves, 26 de junio de 2014

Hayek sobre las consecuencias del monopolio estatal de la moneda

Por Martín Krause
De la “Desnacionalización del Dinero”:
EL CONSTANTE ABUSO DE LA PRERROGATIVA ESTATAL
Al estudiar la historia del dinero, uno no puede dejar de preguntarse por qué la gente ha soportado un poder exclusivo ejercido por el Estado durante más de 2.000 años para explotar al pueblo y engañarlo. Esto sólo puede explicarse porque el mito (la necesidad de la prerrogativa estatal) se estableció tan firmemente que ni a los estudiosos profesionales de este tema se les ocurrió ponerlo en duda (incluido durante mucho tiempo el autor de este trabajo). Pero una vez que se duda de la validez de la doctrina establecida, se observa en seguida que su base es frágil.
No conocemos el detalle de las nefastas actividades de los gobernantes al monopolizar el dinero más allá de la época del filósofo griego Diógenes, quien en el siglo IV a. C. dijo que el dinero era el juego de dados de los políticos. Pero desde los romanos hasta el siglo XVII, momento en que el papel moneda empieza a cobrar importancia, la historia de la moneda se compone ininterrumpidamente de adulteraciones o de continuas reducciones del contenido del metal en las monedas y del correspondiente aumento del precio de los bienes.
La historia es en gran parte una serie de inflaciones provocadas por la autoridad
HayekNadie ha escrito todavía una historia completa de este proceso. Sería un relato monótono y deprimente, pero no creo exagerar si afirmo que la historia casi se reduce a la historia de las inflaciones y normalmente de las que las autoridades generan para su propio provecho —aunque los descubrimientos de oro y plata del siglo XVI tuvieron un efecto similar—. Los historiadores han intentado justificar repetidas veces la inflación sobre la base de que ha hecho posibles los grandes períodos de rápido progreso económico. Se han presentado diversas teorías históricas inflacionistas, que han sido, sin embargo, claramente refutadas por la evidencia: los precios en Inglaterra y en los Estados Unidos estaban, al final del período de su más rápido crecimiento, casi al mismo nivel que doscientos años antes. Pero sus insistentes redescubridores normalmente ignoran las anteriores argumentaciones.
Martín Krause es Académico y profesor de Economía de la Universidad de Buenos Aires. Ha recibido varios premios y becas, entre los que se destacan el Premio de la Academia de Ciencias de Buenos Aires (Derecho y Economía) en 2007, la Eisenhower Exchange Fellowship en 1993 y el Freedom Project de la John Templeton Foundation en 1999 y 2000. Conferencista internacional y autor de varios libros y artículos academicos.
FUENTE: PUBLICADO EN  UNIVERSIDAD FRANCISCO MARROQUÍN - El foro y el bazar- http://bazar.ufm.edu/hayek-sobre-las-consecuencias-del-monopolio-estatal-de-la-moneda/#sthash.C9CSmCgY.dpuf

¿Para que sirvió tanta soberbia?..

Por Ricardo Bustos 
Como simple mortal, ciudadano argentino, me pregunto ¿Si no hubieran inundado el territorio nacional de subsidios y planes...hubiéramos llegado a esto?. Una vez mas, la sombra nos aplasto y ya no es un fantasma el "default". Nos quisimos hacer los "tauras" con un Juez Estadounidense, creyendo que era igual a Oyarbide o Zaffaroni y cuando todo el mundo pedía que guardáramos un poco de silencio porque la situación no nos era para nada favorable en los estamentos económicos internacionales, llenamos los canales de televisión y emisoras de radio con cadenas nacionales, golpeando una y otra vez los oídos de quienes no tenían ni querían escuchar semejantes barbaridades si era cierto que pensaban solucionar el problema de las deudas internacionales de Argentina. En la era de las comunicaciones, un suspiro, una gota de sudor o una palabra mal empleada, se retransmiten en segundos y todos se enteran de todo en cualquier lugar del planeta como ocurrió con el juez que debía decidir sobre nuestra situación con los fondos "buitres".
Hoy nadie del gobierno, después de haber estado mas de una década decidiendo por nosotros, tiene la humildad de reconocer algún error por tan bochornosa administración de nuestros bienes. Endeudaron al país en el doble de lo que ya estaba hace 6 años y no concretaron obra de infraestructura de envergadura alguna que justifique a donde fueron a parar los dineros que hoy estamos debiendo. No tenemos energía eléctrica acorde a la cantidad de habitantes, mas de la mitad del país utiliza gas envasado porque las redes no llegaron a todas las provincias, no se han realizado obras que nos libren de las inundaciones, las rutas están destruidas con el consiguiente peligro para quienes las transitan, los trenes nuevos que se compraron están esperando que se construyan las estaciones y mas de la mitad del trazado no tiene los rieles en condiciones para circular. Seguimos beneficiando a quienes mas tienen, con subsidios escandalosos a Aerolíneas Argentinas, cuando todos sabemos que el hombre común no puede darse el lujo de viajar en avión porque un solo pasaje le cuesta lo que cobra de haberes en un mes. Creyeron que los argentinos con el mundial de futbol olvidaríamos los escándalos de Lazaro Baez, Fariña, Elaskar, Boudu, la verguenza de expulsar de la Justicia al Fiscal Campagnoli solo por haber investigado, algo que en cualquier lugar del mundo es algo normal.
Afortunadamente tenemos memoria y en algún momento llegará la paz a la gloriosa Argentina, cuando podamos respirar aire de Justicia plena y ese será el día en que veremos desfilar por los Tribunales a todos los que formaron parte de esta Asociación Ilícita, cómplice de las maniobras fraudelentas en cuanto Decreto se publicó en el Boletín oficial. os pocos trabajadores que cobran sus salarios en blanco, ya no quieren hacer horas extras y no porque sean vagos, sino porque el impuesto a las ganancias les devora el sudor de la frente toda vez que van al Cajero a cobrar lo que les corresponde.
Mientras tanto y con todo el dolor del alma, asistimos a una escena cotidiana, que por repetida no deja de golpearnos. Según la investigación, hecha con datos de la Encuesta de la Deuda Social Argentina (EDSA, una de las mediciones socioeconómicas más confiables del país), la mitad de los trabajadores tiene un empleo precario o hace "trabajos de indigencia" (por ejemplo, el cartoneo), y más de la mitad de las nuevas generaciones de adultos está excluida del sistema de seguridad social. Alrededor de 3 millones de personas están mal nutridas. Una de cada 10 viviendas no tiene agua corriente y tres de cada 10, cloacas.
Al mismo tiempo, el 37% de los jóvenes no termina la secundaria y el 20% no estudia ni trabaja, El 12% de los niños y jóvenes de entre 5 y 17 años debe hacer alguna actividad laboral y dos de cada 10 hogares requieren asistencia pública, con un total de 23,5% que necesitan un programa de asistencia social permanente. A pesar del esfuerzo asistencial, uno de cada cuatro de estos 500.000 hogares no accede al valor real de la canasta básica alimentaria.
Como vemos, no son solamente números como nos muestran en la Cadena Nacional...son seres humanos...hermanos nuestros que no llegan a comprender como puede ser que algunos tengan algo y ellos absolutamente nada y algo peor...después llegan los odios entre ciudadanos porque se culpa al que tiene por la situación que viven los que no tienen. El "divide y reinarás", fué caballito de batalla interno del gobierno, pero ya no da para mas y ahora deberán pensar en un plan de emergencia si por lo menos...quieren llegar hasta el 2015 con posibilidades de calma en la sociedad civil que se siente amenazada por mas hambre, indignidad y desidia.
"El orgullo de los mediocres consiste en hablar siempre de sí mismos; el orgullo de los grandes hombres es de no hablar nunca de ellos."Voltaire
Ricardo Bustos -  Desde Capioví Misiones
ENVIADO POR SU AUTOR

Producción Nacional - H.Giuliano: Análisis profundo sobre Los Fondos "Buitres": Lo mejor para argentina es el default y reestuctura la deuda

Publicado el 23/06/2014 Héctor Giuliano, Lic. en Administración y Finanzas y experto en Deuda Pública y Externa habla sobre los Fondos "Buitres" y las soluciones para Argentina. Declara que los políticos, medios y establishment están contra el Default, nadie quiere aclarar el flagelo de la deuda y aspiran a entrar nuevamente en el mercado de capitales para tomar mas deuda, o sea seguir endeudándonos. El país está quebrado. Categoría Activismo y ONG Licencia Licencia estándar de YouTube
ENVIADO POR EL CANAL TLV1 . Director Lic. Juan Manuel Soaje Pinto

Entrevistan al Lic. HECTOR GIULIANO, especialista en Deuda Externa

Enrique Romero y Adrian Salbuchi entrevistan al Lic. HECTOR GIULIANO, especialista en Deuda Externa con quién analizamos aspectos políticos de la Crisis de Deuda por los FONDOS BUITRE. En los últimos días, Giuliano ha participado de programas en Cadena 3 Córdoba (con Pablo Rossi), Radio Mitre (con Jorge Lanata), Canal 26 (Mariano Grondona), Infobae (Jorge Micelli). También recomendamos ver la extensa entrevista que el Lic. Juan Manuel Soaje Pinto la hizo a Giuliano en lunes 23 de junio en "Producción Nacional" por TLV1 en la que Giuliano brinda datos técnicos de esta crisis y que puede verse en este link: https://www.youtube.com/watch?v=CcVqR.... Categoría Activismo y ONG Licencia Licencia estándar de YouTube
Enviado por el Canal TLV1 - Director Lic. Juan Manuel Soaje Pinto

La Otra Campana - Deuda Pública Argentina, complicidad del gobierno, partidos y medios

Santiago Roque Alonso conductor de este nuevo programa de TLV1 analiza la crisis económica, política y social que contrae la deuda externa y deuda pública nacional. Expone que desde su publicación "Patria Argentina" lleva mas de 10 años denunciando esta estafa al pueblo y a la Nación Argentina por parte de la partidocracia y en especial el Kirchnerismo.
ENVIADO POR Canal TLV1 - Director Lic. Juan Manuel Soaje Pinto

Introducción a una teoría legal libertaria

El liberalismo es tan antiguo como nuevo. Tiene sus raíces en las antiguas ideas de justicia natural, paz y cooperación. Incluso se podría decir que toda sociedad civilizada tiene algo de libertaria. Después de todo, la civilización requiere paz y cooperación, lo que implica respeto a los derechos de los demás. Esto es lo que busca todo libertario.
Para ser sinceros, hay desviaciones del liberalismo ideal, tanto en la forma de crimen privado como delincuencia pública -es decir, regulaciones y leyes estatales en detrimento de los derechos de propiedad privada. Pero la prosperidad de nuestra era es el resultado de la cooperación humana y el libre mercado, y existe a pesar de las desviaciones de los principios libertarios. La mayoría de la gente no robaría la propiedad de su vecino, incluso si pudieran hacerlo. Entonces ellos ya respetan los derechos libertarios de sus vecinos -hasta cierto punto.
Pero el liberalismo es nuevo, también. Es fresco y radical. Dependiendo de cuándo vincules su origen, tiene solo, a lo sumo, un par de cientos de años. El liberalismo moderno, de pleno derecho, sofisticado y radical comienza con Rothbard, por lo que tiene, en realidad, tan sólo 50 o 60 años de edad -Por una Nueva Libertad se publicó en 1973.
El pensamiento liberal, obviamente, exige una buena comprensión de los derechos de propiedad y de la economía. Y debido a que la Economía Austriaca es la economía, la teorización sofisticada del liberalismo debe acompañarse por una comprensión de la Economía Austriaca.
Pero el liberalismo se refiere principalmente a los derechos individuales, y por lo tanto con la agresión -crimen- como el fundamental enemigo de estos derechos. Hay delito privado, sí. Pero el Estado es un organismo de agresión institucionalizada y es la principal amenaza a la civilización y a los derechos. Por lo tanto, el liberalismo tiene que ser desarrollado por la Economía Austriaca, y tiene que ser radicalmente anti-Estado. Como estudiante más destacado de Ludwig von Mises, Rothbard era la persona ideal para sistematizar y radicalizar el pensamiento libertario individualista e integrarlo, como tenía que ser, con la economía austriaca.
El gran alumno de Rothbard, el teórico libertario Austro-anarquista Hans-Hermann Hoppe, explicó la visión libertaria de Rothbard de la siguiente manera:
Rothbard fue uno de esos extraños individuos que contribuyeron a la ética así como a la economía.
Esto se ilustra en la Ética de la Libertad. Todos los elementos y principios -cada concepto, herramienta analítica, y procedimiento lógico- de la ética de propiedad privada de Rothbard son ciertamente antiguos y familiares. Incluso los primitivos y los niños comprenden de manera intuitiva la validez moral del principio de auto-propiedad y de apropiación originaria. Y, en efecto, la lista de reconocidos predecesores intelectuales de Rothbard se remonta a la antigüedad. Sin embargo, es difícil encontrar a alguien que haya desarrollado una teoría con mayor facilidad y claridad que Rothbard. Más importante aún, debido a su concienciación metodológica aguda, derivada de su íntima familiaridad con la lógica y con el método axiomático-deductivo, Rothbard fue capaz de proporcionar una justificación más rigurosa de las intuiciones morales de auto-propiedad y apropiación originaria como principios éticos o “axiomas” últimos, y desarrollar una doctrina ética o código de leyes más sistemático e integral que nadie antes que él. Por lo tanto, la Ética de la Libertad representa una realización final de los últimos años de la filosofía racionalista al proporcionar a la humanidad una ética que, como Hugo Grocio exigió más de 300 años atrás, “el deseo de un ser omnipotente no podría cambiar” y que “mantendría su validez objetiva incluso si asumiéramos -per impossibile - que no hay Dios o que él no se preocupa por los asuntos humanos”.
Obviamente, aún queda mucho trabajo para los intelectuales libertarios por hacer, mejorar, desarrollar y ampliar este cuerpo relativamente joven de la teoría política. Rothbard, por ejemplo, reconoció que incluso en una sociedad libre hay una necesidad de desarrollar aún más los principios libertarios de modo que pudieran ser aplicados en la interacción humana. En particular, los teóricos libertarios jurídicos y políticos y especialistas generales deberían usar los principios libertarios para desarrollar un cuerpo más concreto de la ley libertaria. Como Rothbard escribió en Poder y Mercado,
El Código de Derecho de una sociedad puramente libre simplemente debería consagrar el axioma liberal: la prohibición de cualquier acto de violencia contra la persona o propiedad de otro (excepto en defensa de la propia persona o propiedad), propiedad que se define como propiedad de uno mismo, más la propiedad de los recursos que se ha encontrado, transformado, comprado o recibido después de esa transformación. La tarea del Código sería la de explicar las implicaciones de este axioma (por ejemplo, las secciones libertarias del derecho mercantil o derecho consuetudinario serían apropiadas, mientras que las acumulaciones estatales serían descartados). El Código se aplicará luego a casos específicos por los jueces de libre mercado, que se comprometerían asimismos a seguirlo.
Y en su prefacio de La Ética de la Libertad, Rothbard dijo,
Mientras que el libro establece las líneas generales de un sistema de derecho libertario, sin embargo, es sólo un esbozo, un prolegómeno de lo que espero que sea un código completamente desarrollado de ley libertaria en un futuro. Esperemos que los juristas y teóricos libertarios legales surjan para dar forma al sistema de derecho libertario en detalle, por ejemplo un código de leyes que sean necesarias para el funcionamiento del éxito verdadero que podemos esperar será la sociedad libertaria del futuro.
Además de aplicar los principios libertarios de esta manera, hay mucho que digerir en los escritos de Rothbard, por no hablar de otros pensadores importantes. En los últimos 30 o 50 años ha habido una explosión de libros y artículos acerca del liberalismo y del libre mercado. Como más y más gente discuta y reflexione acerca de estas ideas, nuevas cuestiones, preguntas y soluciones aparecerán. Los estudiantes de la libertad -como todos somos- lidian regularmente con cientos de preguntas interesantes, divertidas, y a veces difíciles, tales como
Qué es el liberalismo?
Cuál es la naturaleza de los derechos individuales?
Cuál es la relación entre el liberalismo y el tradicional espectro político de izquierda-derecha?
Cómo una sociedad sin Estado puede funcionar?

miércoles, 25 de junio de 2014

EL CIERRE DEL FRIGORÍFICO EN HUINCA RENANCÓ ENCENDIÓ LAS ALARMAS EN EL SUR DE CÓRDOBA

El desafío es grande, el contexto complejo…. En consecuencia es imprescindible actuar con unidad, sensatez, honestidad y grandeza. El objetivo no debe limitarse a abrirlo para la foto, el propósito consiste en encontrar las condiciones para que resulte sustentable.
Por: Aldo Norberto Bonaveri
Huinca Renancó y la vecina Villa Huidobro están viviendo días de angustia y desasosiego; la semana pasada la empresa Carnes Huinca S.A, perteneciente a los grupos Cencosud (propietaria de supermercados Disco, Vea y Jumbo), y Casino (Hipermercado Libertad), en audiencia celebrada en la delegación Río Cuarto del Ministerio de Trabajo de la Provincia, comunicaba oficialmente el cierre definitivo del Frigorífico emplazado sobre ruta provincial 26, a 7 km de Huinca Renancó. De esa manera queda cesante la totalidad de la plantilla compuesta por unos 200 operarios, con la zozobra que ello implica a sus respectivas familias y, el impacto que significa en la economía de ambas localidades y en toda la zona de influencia. Para interpretar la magnitud de la negativa repercusión que traerá aparejada, cabe consignar que se trata de la mayor fuente laboral de todo el departamento General Roca, en el extremo sur de la provincia de Córdoba.
Por estos días en ambas comunidades, el cierre de la mencionada planta industrial es tema obligado, no sólo en los hogares damnificados o en los medios locales, sino que la preocupación se extiende a todos los sectores de la población; pasando a un segundo plano los grandes titulares nacionales tales como “Los Fondos Buitres y el fallo de la Corte de EE.UU”, “La imputación al vicepresidente Amado Boudou” o “La posible destitución del fiscal Campagnoli” inclusive, hasta el mismísimo “Mundial de Fútbol” se advierte minimizado por los acontecimientos que se van sucediendo en torno a los trabajadores del frigorífico.
Haciendo un poco de historia, corresponde decir que el emplazamiento del frigorífico data de la década del 50’, bajo la denominación de Frigorífico Ranquel S.A., cuyo paquete accionario correspondía en su totalidad a productores agropecuarios de la región (Sur de Córdoba y Norte de la Pampa), encabezados por su mentor, el visionario emprendedor Baudilio Suárez. Por entonces además de la faena de bovinos, también había un sector habilitado para la carneada de ganado menor; cuando se inauguró en 1957 el establecimiento estaba considerado como modelo.
Tras algunos años de normal funcionamiento, surgieron inconvenientes vinculados a la complejidad de un mercado que por entonces estaba manejado por matarifes de dudosa reputación y, empresas fantasmas. Tal circunstancia derivó en el cese de actividades. En 1965 la planta industrial paso a manos de Frigorífico Guaraní S.A., la que a la postre tuvo un final semejante a su antecesora.
En 1981 el frigorífico es adquirido, ampliado y totalmente remozado por la Cooperativa El Hogar Obrero, desde donde se abastecían a varios de los Supercoop de la entidad, alcanzando en su época de esplendor con un promedio de más de 500 cabezas diarias faenadas, llegando a registrar un tope de 700 bovinos matados en una jornada. Durante una década la planta funcionó a pleno, performance que fue laureada con la “Cinta azul de la popularidad en exportaciones de carne”, en el punto de máxima actividad la plantilla llegó a contar con 225 trabajadores; en aquella época, la distribución por el país estaba a cargo de Transporte “Don Rafael” de Enrique Alberto Opizzo S.A., para la cual tenía afectada una flota de 10 camiones térmicos equipados conforme a las prescripciones del transporte federal de carnes.
Como es de público conocimiento, El Hogar Obrero entró en una crisis financiera que desembocó en quiebra, naturalmente el frigorífico fue alcanzado en el proceso dejando de operar como tal en 1991. Por un breve lapso fue operado por la consignataria Aroldo S. Fortuna S.A.
En 1996 empieza a ser explotado por su adquirente Supermercados Vea, empresa luego absorbida por el holding Cencosud, que como queda señalado junto al grupo Casino, conforma Carnes Huinca. El comportamiento no evidenciaba en apariencia mayores dificultades, no obstante se conocen divergencias internas que complicaron la necesaria afinidad societaria y los criterios a seguir con respecto a la planta.
El paso del tiempo es implacable y como toda instalación industrial el frigorífico requería el mantenimiento correspondiente; las desinteligencias no se subsanaron y las inversiones no se realizaron. Ante el avance del deterioro, el SENASA tras marcar las falencias y efectuar los apercibimientos pertinentes, (nunca acatados), los inspectores proceden en abril a la clausura de la planta, invocando razones de salubridad y seguridad.
Los daños edilicios se manifiestan en un fuerte deterioro de los techos, como así también de los pisos, problemas centrales para una planta de esas características, por las consecuencias que ocasiona la humedad en productos perecederos. La refacción presupuestada en $ 17.000.000 no fue realizada y la faena fue traslada al Frigorífico Quickfood de Villa Mercedes, establecimiento montado para exportar, pero que ante la política errática del Gobierno nacional en la materia, (que llevó al cierre de 135 plantas frigoríficas y la pérdida de más de 14.000 puestos de trabajo, con la caída del 3° a 11° puesto en exportaciones de carnes) destina sus instalaciones para prestar servicios a terceros.
Tal lo anticipado en la audiencia de marras, Carnes Huinca ya comunicó al grueso de los empleados su despido mediante telegramas colacionados, en los que deja sentado que comenzará a hacer efectivo en las próximas 72 horas el pago del 100 % de las indemnizaciones correspondientes. Siendo oportuno señalar que la empresa había cumplimentado en tiempo y forma los haberes inherentes a los meses de Abril y Mayo, lapso donde la planta permaneció cerrada.
Desde el momento mismo de la clausura, se advirtió la preocupación entre los trabajadores, intranquilidad que paulatinamente fue ganando espacio en la población y las autoridades. Las reuniones se hicieron cada vez más frecuentes, los distintos gremios se solidarizaron con sus pares en vigilia, los intendentes de Huinca Renancó (Oscar Saliba) y Villa Huidobro (Silvio Quiroga), como así también el legislador provincial por el Departamento General Roca (Roberto Pagliano), no escatimaron gestiones para lograr algún tipo de solución sustentable. El propio Gobernador (José Manuel de la Sota) en ocasión de la inauguración de la repavimentación de la ruta 26, que une ambas localidades, prometió a los trabajadores hacer cuanto estuviera a su alcance para evitar el temido desenlace.
Concretado el cierre y despido, los trabajadores están prácticamente en estado de asamblea. El titular del sindicato Juan Carlos Hidalgo, en la víspera sostuvo reuniones con las autoridades del gremio y funcionarios provinciales; así mismo los jefes comunales eran recibidos en la docta por los ministros de Trabajo, Industria y Agricultura y Ganadería.
Ayer también se apersonaron a esta ciudad Eduardo Montes, funcionario de la Subsecretaria de Promoción del Sector Social de economía del Ministerio de Trabajo de la Nación y Franco Gastaldi, de la Agencia de Empleo, de Delegación la zonal Río Cuarto, ambos militantes de La Campora, quienes ante unos 80 trabajadores, les plantearon la alternativa de constituir una cooperativa de trabajo en el marco del programa Empresas Recuperadas que ofrece la Nación, al tiempo de sugerirle a los despedidos rechazar el telegrama remitido por la patronal. Esta última hipótesis fue descartada por los operarios, a quienes la reunión les generó más incertidumbres que certezas.
A priori, voceros de la empresa han expresado su intención de “ceder” las instalaciones para una explotación por parte del personal, no obstante no dieron al respecto ninguna pauta sobre las condiciones. Acaso ¿sería un comodato por tiempo determinado?
Tal lo antes expresado la situación es muy delicada, la gente habla…., conjetura…. Muchos se solidarizan, los más también tienen buenas intenciones, pero también están los que quieren sacar rédito político o privilegian sus propios intereses. Tanto la Sociedad Rural de Huinca Renancó como el Centro de Ganaderos de Villa Huidobro (entidades representativas del sector) están dando pasos positivos dentro de sus posibilidades.
Sin ninguna duda el desafío es grande, el contexto complejo…. En consecuencia es imprescindible actuar con unidad, sensatez, honestidad y grandeza. El objetivo no debe limitarse a abrirlo para la foto, el propósito consiste en encontrar las condiciones para que resulte sustentable.

ENVIADO POR SU AUTOR  http://www.pregonagropecuario.com/cat.php?txt=5413#rfXMgVcX5l72zYpI.99

ARCHIVOS DE TEMAS DEL BLOG

Buscar articulos