domingo, 24 de septiembre de 2017

ENTREVISTA AL ECONOMISTA ALDO ABRAM


Por María Celsa Rodríguez
A días de las próximas elecciones legislativas  de octubre, le hice una entrevista al Consultor y  Economista   Aldo Abram a fin de saber como esta la realidad  económica en Argentina, como ve la situación social y que proyección nos puede dar para el 2018 de acuerdo a los datos económicos que maneja.


- ¿Cómo ve la situación argentina, en materia económica?

La buena noticia, sin lugar a dudas, es que el proceso de recuperación que se inició en el cuarto trimestre del año 2016, luego de una recesión larga, -por que empezó a mediados del 2015 y duró hasta tocar fondo en el tercer trimestre del 2016-,  ya se esta generalizando cada vez mas y casi todos los grandes sectores hoy están creciendo. Por ahí dentro de esos grandes sectores algún sub-sector todavía no le ha llegado la recuperación, pero todos están recuperándose. Y la expectativa es que  el nivel de actividad de 2015, -mediados del 2015-, lo estemos alcanzando a finales de este año.

La parte que no es tan buena es que quizás este proceso de recuperación llegó tarde y esta yendo mas despacio de lo que uno pensaría  que tendría que ir y eso tiene que ver lamentablemente con que  cuando uno trata de evitar una crisis, también se pagan costos económicos y sociales, pero muchos menores que cuando vive una crisis. Por ejemplo, acá nosotros llegamos a tener un  tercio de la población bajo la línea de la pobreza, tratando de hacer el esfuerzo y el sacrificio para evitar una crisis, pero cuando la vivimos  a la crisis del 2002, llegamos a tener el 54% de pobreza, o sea, claramente el beneficio del esfuerzo que se hace no es  no pagar un costo, sino pagar un costo mucho menor, resolver el problema y empezar un proceso de crecimiento. Pero acá no todo el mundo participó de ese esfuerzo, el Estado -lamentablemente-, no se sumó al esfuerzo que tuvo que hacer todo el sector privado productivo y obviamente le pedimos al sector privado productivo que salga de ese profundo pozo a cargar un monstruo inútil, una mochila atrás -por lo que lo esta haciendo despacito-, y cuando salga definitivamente del pozo, le vamos a pedir,  a este sector productivo que corra una carrera, y si no le sacamos el monstruo inútil de atrás de  esa mochila, lo mas que le vamos a poder pedir es que camine. Entonces claramente acá hay una parte del esfuerzo que no se ha hecho, que no ha hecho el sector político, que no ha hecho el Estado, y que la tiene que hacer, para que no siga haciendo el sector productivo, que en definitiva es quien nos paga los sueldos a todos los que trabajamos en el, mas los sueldos  de los  que trabajan en el sector publico, porque claramente eso  limita la capacidad de nuestra economía de crecer en el largo plazo, y mucho.

Porque realmente la Argentina, claramente puede crecer a tasas de 5% o aun más  y hoy estamos teniendo tasas de crecimiento del 3 y medio y con toda la furia del 4%.

¿Cómo ve el tema del gasto publico, porque es una materia pendiente que todos le reclaman al Estado, mientras este sigue creciendo de tamaño, y la recaudación fiscal es inferior a lo que se gasta?

Justamente el problema para el gobierno es el enorme déficit fiscal, que hay que ir bajando en forma gradual, porque la gente no apoyaría el proceso de ajuste del gasto publico, y en realidad ese no es problema, el problema que tiene la Argentina, es que tiene un Estado demasiado grande, por eso no lo puede pagar y por eso es que tenemos déficit fiscal, y acá lo que hay que corregir es eso. Pero el gobierno tiene la percepción de que no hay apoyo de la gente para hacer ese ajuste, y puede ser  que tenga razón, - por que acá estamos haciendo una evaluación de lo que piensa la gente-, y en ese sentido nos compete a todos los que entendemos el problema que vive la Argentina, de explicarle a la gente que cuando un político te dice "no al ajuste", es "no al ajuste" que no va a ser el, pero que tendrás que hacer vos y tu familia. Entonces en la medida que la gente se comience a darse cuenta de eso, va a empezar a hacer el reclamo, de que ahora le toca al Estado a empezar a ajustar, tenemos que crear los mecanismos para que el ajuste que tiene que hacer el Estado,- porque  nosotros ya hemos hecho demasiado: tanto el sector productivo y privado-, que sea lo menos doloroso y costoso socialmente posible. Eso no cabe la menor duda, y hay un montón de esquemas presentados sobre eso.

Porque acá siempre se habla de lo grande y lo caro que tenemos el Estado, pero tenemos un problema adicional y tan importante y es que tenemos un Estado inútil que no nos sirve a los ciudadanos. Porque  hemos dejado que los políticos construyen un Estado que le sirve a la política y se sirva de los ciudadanos.

Entonces lo que tenemos que hacer inmediatamente es un reforma del Estado, para que el Estado nos sirva a los ciudadanos.  Un Estado ademas que podamos pagar  nosotros, y entonces ahí es donde tenes que aplicar el gradualismo, que hacer con la gente que se queda sin un trabajo útil, como la pasamos al sector privado,  sin que esa gente pierda su sustento para su familia. Y ahí tiene que estar la gradualidad. Pero no que el Estado no nos  sea útil a los ciudadanos, sino, ¿para que tenemos un Estado? 

¿Cree que no hay buenas políticas públicas aplicables a lo social, que hace que tengamos un gasto social elevado para sostener  una base de la sociedad con carencias, con chicos desnutridos, padres sin posibilidad de empleos, viviendo de changas y del subsidio del Estado, pero que en el fondo no resuelve el tema de la pobreza?

Si, sin lugar a dudas, es lo que plantee claramente hace un rato, porque el Estado argentino no ha sido hecho para prestar los servicios que tiene que prestar el estado, lo han hecho para servir a la política y ¿que es lo que le sirve a la política? Que vos vayas a un hospital y tengan gasas, me atienda un médico como la gente, que este el hospital bien, o que haya un montón de cargos burocráticos donde alguien gane muy bien, aunque no le sirva a nadie y tenga tiempo para hacer política o que son la gente que hace política para vos, eso es lo que le sirve a la política, entonces cuando vos ves como se gasta para la educación, como se gasta para la salud, en todos los niveles de gobierno, estamos hablando, porque acá no es un tema solamente del gobierno nacional, casi porque podemos decir que en los últimos tiempos es el que mejorcito se ha estado portando, todos los demás son los que están haciendo el mayor  desastre, pero la realidad es que  vos vez que cada peso que entra por arriba de nuestros impuestos a cada uno de estos ministerios, lo que llega efectivamente a que sea útil para la gente por ejemplo en salud, para que te atiendan bien, o que los chicos tengan buena educación, son apenas centavos, bueno, eso es tener un estado que sirva a la política y no a los ciudadanos.

El día  que nos demos cuenta, el día que demandemos porque los políticos por mutus propio no van a hacer nada, porque ellos están re cómodos. Y si nosotros no lo demandamos, no va a pasar esto, porque nosotros tenemos que demandar que el Estado nos sirva a nosotros.

Yo a todos lo analistas les hago esta pregunta ¿cómo hacemos para sacarnos de encima a candidatos o políticos que utilizan al populismo como herramientas para llegar al poder o para quedarse en el poder?

Solo los ciudadanos nos terminamos sacando, pero obviamente asumiendo como ciudadanos, y eso es un aprendizaje, una maduración. En dos décadas lamentablemente los argentinos nos comportamos como chicos, elegíamos un gobierno, cuando no nos gustaba el chiche los rompíamos, le tocábamos la puerta a los militares, venían estos y se llevaban puesto al gobierno, eso es de chico malcriado. Bueno, a partir de 1983 luego de una trágica experiencia aprendimos que había que cambiar los gobierno por el voto, fue un avance en términos de madurez, y la madurez en termino de entender que la democracia es la forma en que se cambia los gobiernos pero con eso no alcanza. Lo que nosotros necesitamos aprender ahora es que   a la democracia debemos sumarle la república y para tener república lo básico es tener ciudadanos,  ciudadanos comprometidos,  no es cuestión de ir a meter un voto y bueno, ¡ya esta!, elegimos un líder mágico que va resolver todos los problemas haciendo milagros. No, eso no va a pasar!!

Los países que salen adelante son aquellos en que todo un pueblo esta comprometido, toda una diligencia esta comprometida en que ese pueblo salga adelante. Y cuando uno vota a un legislador es para que tenga un rol, cuando uno vota un gobernador es para que tenga su rol, cuando votas a un presidente es para lo mismo, igual un concejal. Cada uno tiene  su rol y todos tienen que aportar. Y que no es que  hay un líder milagroso que todos tienen que alabar y ese es quien los va a salvar como pretendemos en Argentina, sino que cada uno tiene su rol en la sociedad y tienen que exigir que entre todos sale el país adelante, por eso es que se habla de política de Estados porque acá no la tenemos. Porque acá tenemos un líder que manda y los demás obedecen, porque no hay un espíritu critico.

Porque a ¿quién representa a la larga un legislador? Al tipo que lo puso en la lista sábana no al tipo que puso esa lista sábana dentro de una urna. Lamentablemente es una realidad, nosotros mismos  constantemente votamos lideres o partidos, y después queremos que ese legislador cuide nuestros intereses, ¡y no!, va a cuidar los intereses de quien lo puso en esa lista sábana que justamente es el líder   o el partido y  ahí  estamos con los problemas que estamos.

Pero esas cosas se aprenden y este en nuestro rol, los que podemos de alguna forma explicarles estas cosas  a la gente, esta la responsabilidad de hacerlo y poco a poco vayamos aprendiendo, como hemos madurado hasta ahora, seguir haciéndolo.
Teniendo un proceso de aprendizaje.

Ultima pregunta: ¿Qué proyección ve para el 2018?  

 Yo creo que vamos a crecer a tasas de alrededor  del 3 y medio por ciento, tendríamos mucha suerte si fuera del 4%. Creo que la inflación va a bajar, lamentablemente ahi hay ciertas restricciones conceptuales que va a ser difícil que esa baja no llegue al 12 % como  dice el Banco Central que va a ser el máximo. Conceptuales dentro del mismo Banco Central, -en términos o errores conceptuales-. Pero bueno, va a seguir bajando, seguramente estaremos mas alrededor del 15 %.

O sea que hacia adelante tenemos una perspectiva distinta al  del pasado. Mejor,  seguramente que mejor!!! Pero no nos tenemos que conformar con la mediocridad, tenemos que empezar a exigir por que realmente este país tiene la capacidad de ser en 20 años como Nueva Zelanda, nada nos impide hacer eso, o como Australia y brindarle a toda nuestra gente oportunidades de progreso, tantas oportunidades de progreso como le brindan en eso países a sus ciudadanos, sobretodo a la gente de menores ingresos.

Muchísimas gracias Licenciado Aldo Abram!!

Esencia de Escorpión. Por el Dr Enrique Guillermo Avogadro

Resultado de imagen para enrique avogadro“Nada me han enseñado los años 
siempre caigo en los mismos errores 
otra vez a brindar con extraños 
y a llorar por los mismos dolores” José Alfredo Jiménez

La Cámpora, aquél rejuntado de jóvenes con el cerebro tan lavado como para reconocer el liderazgo de Máximo Kirchner y ofrecerse como “pibes para la liberación” ladrona e imaginaria que constituyó el verdadero objetivo político de los pingüinos, debe sentirse como la rana que, mientras transporta al escorpión a través del río, es picada por éste. Cuando el batracio lo mira asombrado, ya que ambos morirán, el insecto le explica que envenenar está en su naturaleza y, por eso, era inevitable.
Cristina Elisabet Fernández, desesperada ante la certeza de su inminente derrota frente a Esteban Bullrich en la carrera senatorial por la Provincia de Buenos Aires y por la inminencia de su calvario penal, ha decidido prescindir de los imbéciles lobotomizados, de los que tanto ha dicho enorgullecerse, para recostarse en los intendentes del Conurbano que aún dicen responderle.
Pero como esta autoproclamada eximia política tiende a equivocarse reiteradamente, es probable que, a último minuto, muchos de esos mini-gobernadores ordenen a sus fieles cortar boletas y, de tal forma, conservar la mayoría en cada Concejo Deliberante. Ya lo hicieron cuando vieron arder las barbas del kirchnerismo en 2009, 2013 y 2015; y resulta lógico que lo hayan hecho, toda vez que ese organismo legislativo tiene la llave para que el Intendente conserve su cargo.
Otro ámbito en el cual el kirchnerismo se está identificando con esa esencia de escorpión de su líder se desarrolla en la ciudad de Buenos Aires, donde continúa la toma de colegios secundarios. Los chicos que encabezan la protesta desnudan, en las distintas entrevistas que realizan los medios de prensa, lo absurdo de las consignas que repiten hasta el cansancio, provenientes de los chips que les implantan los adultos; en general, dicen oponerse a cosas que “podrían” suceder, sin explicar por qué las pasantías laborales (en realidad, formativas) durante el quinto año los perjudicarían. 
En ese teatro, y en el que están construyendo los falsos mapuches en el sur, con el patrocinio de las FARC y de Sendero Luminoso, se está poniendo en juego la autoridad y la majestad del Estado para imponer las leyes. Resulta repugnante que algunos jueces prohíban a las autoridades ministeriales denunciar penalmente a los jóvenes que impiden a sus compañeros entrar a los colegios para estudiar o, peor aún, que hagan retroceder a las fuerzas policiales cuando deben ingresar a un sector del territorio nacional en el que impera, por la fuerza, la inventada soberanía del famoso “terreno sagrado”.
Para entender a qué nos enfrentamos, tal como reconoció el Senador Miguel Pichetto, debemos retroceder a 1975, cuando el ERP, apoyado luego por Montoneros, intentó transformar a Tucumán en una zona “liberada” para recibir el reconocimiento internacional. Quienes lo evitaron, siguiendo órdenes legítimas de un gobierno democrático, elegido por el mayor porcentaje de votos que registra nuestra historia, están siendo juzgados, y condenados, en procesos amañados por los mismos terroristas de entonces.
Lo único cierto hoy, a un mes de las elecciones legislativas, es que Cambiemos se ha transformado en una alianza fuerte que dominará el escenario político durante los próximos años; esta semana, en una charla que me tocó dar en la sede de uno de los partidos que la integran, me preguntaron cómo veía el futuro del PRO. Mi respuesta, obviamente, comenzó por la historia.
El origen de todas las formaciones políticas tuvo un origen socio-económico. El Partido Conservador fue la expresión política de la clase propietaria de la tierra y fundadora de la República; el Radical, el vehículo de la clase media compuesta por los hijos de inmigrantes para acceder al poder; y el Peronista, fue la construcción de su líder para, con el respaldo de los obreros industriales, instalarse hasta hoy en la mitología nacional.
Ese cambio de manos del poder sólo pudo producirse porque los herederos de la élite que estaban destinados a ejercerlo en beneficio de todos, como lo hizo la generación del 80, abdicaron de su obligación. Durante décadas, los patriarcas enseñaron a su descendencia que no debía meterse en política, porque era sucia, y así ésta dejó la administración de nuestro bien más preciado –la propia Argentina- en manos de los peores, generalmente populistas y ladrones.
Antes que se me critique, me permito recordar que el concepto –la conducción de las masas por las élites- es compartido por todas las formas de la izquierda. La Revolución de Octubre, en 1917, fue organizada por veinte rusos decididos, encabezados por Lenin; el asalto al Cuartel de la Moncada, y la consecuente caída de Fulgencio Batista, fue obra de Fidel Castro y de una pequeña compañía de desarrapados asesinos; y los estragos que produjo la guerrilla terrorista en la Argentina de los 70’s fueron protagonizados por un grupo de mesiánicos que creyó, equivocadamente, que las mayorías los seguirían para cambiar para siempre nuestro destino. 
Pues bien, la principal virtud del PRO ha sido precisamente esa, es decir, la de atraer a la política a centenares de jóvenes profesionales exitosos, con mucha experiencia y enormes logros en la actividad privada, y comprometerlos en la administración del Estado, a pesar de los magros ingresos que esa actividad les reporta y, sobre todo, a situarse en primera fila para los permanentes ataques y denuncias penales del kirchnerismo más acérrimo. 
El Gobierno instruyó a sus funcionarios para que respondan, con demandas por calumnias, a cada una de las falsas imputaciones que reciban. El primer blanco de esta nueva praxis fue el inefable Diputado Rodolfo Tailhade, conspicuo miembro de La Cámpora y del Consejo de la Magistratura, desde el cual protegió a delincuentes como el suspendido Juez Eduardo Freiler, a quien Germán Garavano, Ministro de Justicia, le está exigiendo una millonaria indemnización.
Lo que sigue ocurriendo en Venezuela, en realidad agravándose, va en camino a convertirse en la Cuba de hace ya 70 años. Mientras el mundo miraba para otro lado, Fidel transformó a la paradisíaca isla en un mero satélite de la Unión Soviética. Como instrumento de ella, mientras destruía la economía y pauperizaba a sus conciudadanos, sembró América Latina de movimientos guerrilleros que, en nombre de una supuesta revolución liberadora, sumergieron al continente en un mar de sangre y fuego.
Hoy, obviamente, el mapa geopolítico es otro, pero en Caracas se dan cita Cuba, Irán, China y Rusia, y ninguno de ellos está dispuesto a ceder este nuevo enclave comunista en Sudamérica; habrá que ver si el mundo occidental, que hoy ve jugar irresponsablemente con misiles atómicos a Donald Trump y Kim Jong-un, estará dispuesto a tolerarlo.
Bs.As., 23 Sep 17
Enrique Guillermo Avogadro
Abogado - ENVIADO POR SU AUTOR

Estudiantes formados en la anomia. Por Horacio Giusto

Resultado de imagen para colegios tomadosLos colegios “tomados” por estudiantes en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires han sido un tema trascendental en la agenda nacional debido a su impacto institucional. En este punto es preciso abordar cuestiones que van más allá de la reforma educativa que sirvió de excusa para realizar dichas tomas.
Si uno analiza la capacidad discursiva que tienen los alumnos que hacen de voceros en cada movilización y protesta, rápidamente se le viene a la mente la idea de un futuro dirigente político. Se está en presencia de adolescentes con una gran cantidad de recursos en oratoria y amplias posibilidades de poner en la agenda pública la noción de que sus reclamos son legítimos. Si a su vez se observa los resultados de las pruebas PISA, termina de despejar toda duda de que efectivamente entre esos voceros está la futura dirigencia argentina.
En una Nación pobre pero con amplias perspectivas a futuro, un mercado laboral competitivo es la clave para emerger económicamente y dejar de ser una economía que sólo aspira a estar en “vías de desarrollo”. Ante esta situación es que la reforma educativa atiende, entre tantos puntos, dar la posibilidad de que cada adolescente egrese con una mínima experiencia laboral, lo que otorga mayores recursos para enfrentar los desafíos económicos del mañana. Sin embargo, estudiantes que no poseen los más mínimos conocimientos para compararse con sus pares de otras potencias extranjeras, deciden arbitrariamente tomar complejos educativos y suspender el dictado normal de clases.
Resulta atroz que personas que aún no poseen un discernimiento pleno según la ley civil sean capaces de querer discutir actos estatales que bajo ninguna forma están afectando sus derechos. Cada estudiante al ingresar al sistema educativo se somete a la directriz institucional que se traduce en un plan de estudio, el que puede consistir desde dar materias de distintas índoles, hasta pasantías laborales. Pero si se permite que cada uno elija libremente qué contenido curricular ha de prevalecer para sí mismo, automáticamente se está entrando en un sistema de anarquía que impide el normal desarrollo con pautas comunes de conocimiento y conducta para los ciudadanos.
La única forma de entender este proceso de tomas de colegios, sin aludir a la obvia complicidad de partidos políticos opositores, es comprender que Argentina forma a sus habitantes bajo el paradigma de la “anomia”. La falta de regulación social, donde cada uno siente que tiene derecho a hacer lo que desee, aun invadiendo la libertad de un tercero, lleva a que haya alumnos que si no les gusta un plan educativos tomen un colegio, habitantes que si están en contra de una sentencia tomen un juzgado, vecinos que si están en contra de una administración tomen por la fuerza una ruta o empleados que si no quieren acatar las directrices del que les paga el sueldo decidan tomar una fábrica.
Por ello, la mejor forma de educar es seguir adelante con la reforma, toda vez que está direccionada a brindar herramientas que en un futuro cercano amplíen las posibilidades laborales de los jóvenes en un mercado cambiante, y que cada alumno aprenda a respetar los debidos procesos y canales institucionales, de lo contrario es seguir reproduciendo la anomia.
Horacio Giusto
Miembro de la Fundación LIBRE

ENVIADO POR SU AUTOR

Respuesta pública a “Ante las próximas elecciones legislativas”, difundida por los Curas en la Opción por los Pobres, por Enrique G. Avogadro

Resultado de imagen para hermanadosReverendos padres, hermanos en Cristo: 
Debo agradecer, pública y sinceramente, que hayáis reemplazado a Carta Abierta en el desfachatado apoyo al kirchnerismo (lo afirmo porque decís que sólo existen dos opciones), toda vez que las periódicas misivas a las cuales nos tenían acostumbrados aquellos pseudo intelectuales encabezados por Horacio González estaban escritas en un lenguaje que las convertían, literalmente, en incomprensibles y, por ende, impedían practicar sobre ellas la exégesis necesaria para la sana crítica.
Vamos, entonces, al punto. En vuestro primer párrafo acusáis al gobierno de Cambiemos de aplicar políticas de corte neoliberal; debo confesar, con humildad, que ignoro por completo qué significado tiene el término y, por ello, sólo haré pie en la imputación que le hacéis de ejercer un perfil autoritario, porque allí comienza la falsedad y la hipocresía que impregna vuestro texto. Si hay algo que sus votantes -como habréis comprobado, y confirmaréis pronto, son la primera minoría del país- le reprochan es, precisamente lo contrario: el Gobierno permite, diariamente, la impune ocupación del espacio público -se trate de escuelas, plazas, calles, rutas o “terrenos sagrados”- por irracionales que impiden circular y trabajar a los demás, muchas veces encapuchados y armados con palos.
Es más, tampoco reaccionó como hubiera debido luego del acto en que Hebe de Bonafini y las Madres, Estela de Carlotto y las Abuelas, Horacio Verbitsky y el C.E.L.S., H.I.J.O.S. y otras agrupaciones del mismo signo, el 24 de marzo de este año y en Plaza de Mayo, convocaron a sus huestes a luchar, como hicieron los terroristas en los 70’s, hasta lograr la caída de este Gobierno, al que no dudaron en calificar de dictatorial e ilegítimo. Quien esto escribe sí realizó la pertinente denuncia por incitación a la violencia y subversión contra los poderes del Estado, pero el Juez Marcelo Martínez de Giorgi la archivó sin sustanciar por considerar que lesionaba el derecho a la libre expresión; ¡curiosa interpretación de la ley!
El segundo párrafo de vuestro libelo alcanza niveles de cinismo sólo superables por quien, al parecer, se ha transformado en vuestro numen inspirador, la ex Presidente Cristina Elisabet Fernández de Kirchner. Mencionáis la represión violenta a la protesta social y el abuso de autoridad de las fuerzas de seguridad; pese a que ya he respondido al punto, me gustaría saber a qué episodios concretos os referís, ya que no conozco un solo desalojo de cortes o de ocupaciones que no haya sido ordenado por la Justicia, esa misma que el régimen caído en diciembre de 2015 colonizó hasta el tuétano.
Más adelante, habláis de privilegiar a los capitales más que a los ciudadanos; también ignoro a qué os referís, salvo que se trate de construir el indispensable clima que permita el arribo de inversiones genuinas a nuestro país, de las cuales depende el crecimiento de la economía –que ya se está verificando- y del empleo genuino. Al pasar, mencionáis promesas incumplidas, mentiras y falsedades permantentes; una vez más, la falta de alguna enumeración me impide responderos.
Pero sí debo detenerme en vuestra mención a la existencia de presos políticos. Si estuvierais refiriéndoos a los miles de presos militares que, ancianos, se pudren en mazmorras de todo el país, encarcelados en procesos amañados por tribunales compuestos por los terroristas de ayer, no podría menos que agradeceros haber tomado, finalmente, conciencia de su situación; lamentablemente, no creo que sea el caso. Es más, estoy convencido que en ese concepto englobáis sólo a Milagro Salas y a Facundo Jones Huala y, así, cometéis un grave error: la jujeña no es una presa política sino una política presa y, en este caso, el orden de los factores sí altera el producto; se encuentra detenida en su mansión por estafar al Estado y a sus seguidores, por amenazar y golpear a los díscolos y a los opositores y, seguramente, hasta por narcotráfico; y el falso mapuche, por estar requerido de extradición por Chile, amén de las causas que puedan incoársele por violencia en la Argentina invadida y cuya secesión pretende.
Mencionáis, entre los cargos al Gobierno, la existencia de ¡un desaparecido! Amén de recordaros cuántos argentinos se esfuman anualmente en las redes de la trata, la pedofilia y del narcotráfico –que tanto impulso recibiera del kirchnerismo- me permito recordaros que el único que tiene genuino interés en que aparezca Santiago Maldonado es el propio Gobierno, ya que quienes utilizan el episodio como ariete contra la Gendarmería Nacional, la Ministro Patricia Bullrich y, por elevación, contra Mauricio Macri, lo necesitan ausente para siempre. Sólo así puede servir a su nefasto propósito –al cual, obviamente, os sumáis- de dejar al Estado inerme frente a los indisimulables avances de las bandas de traficantes de drogas y, sobre todo, de desprestigiar a esa fuerza en razón de la pericia que determinó que Alberto Nisman fue asesinado -a propósito, ¿quién lo mató?- cuando iba a denunciar a Cristina Fernández y sus funcionarios y cómplices por encubrimiento del terrorismo.
Una vez más, ignoro a qué os referís cuando decís que el Gobierno persigue a quienes piensan distinto, porque los medios de prensa públicos están llenos de fanáticos kirchneristas y lo mismo sucede en la administración pública, donde además actúan como verdaderos quintacolumnistas. Para no extenderme más en la puntual respuesta, sólo mencionaré vuestra curiosa afirmación de “entrega de nuestra soberanía”; os recuerdo que fue el gobierno anterior quien entregó a China una parte del territorio nacional para que instalara una base militar en la cual no rige la legislación nacional.
Reverendos padres, la herencia que recibió Mauricio Macri contenía un 30% de pobres no reconocidos, miles de niños sub-alimentados, millones de “ni-ni”, una inflación galopante, inexistencia de reservas en el Banco Central, falta de gas y de electricidad, y una corrupción tan desmedida que ya, sin ninguna duda, puede calificarse de crimen contra la humanidad. Si todo eso lo logró el matrimonio Kirchner en doce años y medio de gestión, ¿cómo pretendéis que el Gobierno hubiera podido solucionarlo en menos de dos años de gestión?
Vuestra carta, amadísimos sacerdotes, es lisa y llanamente infame. En ella mentís sin vergüenza alguna, en especial cuando habláis del inexistente “gran ajuste”, recomendado por los economistas liberales, que Macri se cuidó muy bien de aplicar porque hubiera hecho saltar el país por el aire. Por el contrario, el gasto social, indispensable para la precaria situación en que quedó una gigantesca proporción de nuestros conciudadanos por obra y gracia de unos pocos malnacidos, ha crecido exponencialmente, y eso se puede ver en las jubilaciones, en la asignación universal por hijo, en los planes, en las tarifas sociales, etc..
Llamáis a los argentinos a no votar a los candidatos de Cambiemos utilizando falaces afirmaciones, al mejor estilo gramsciano, que el 70% de los ciudadanos aplicaría sin dudar al kirchnerismo y utilizáis los métodos recomendados por el Foro de San Pablo para destruir a la democracia y a las repúblicas. Por ahora al menos, no realizáis una apología de la violencia, como sí hicieron vuestros antecesores del Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo, que lograron sembrar de terror, sangre y muerte a toda América; pero cuidado, porque a fuerza de desligitimar a un gobierno nacido de comicios limpios, estáis construyendo el escenario para la violencia.
Me despido asegurándoos que estaréis en mis oraciones, para pedir a Jesucristo, Señor de la Historia, que ilumine vuestros extraviados cerebros.
Bs.As., 23 Sep 17

Curas en la Opción por los Pobres
Septiembre de 2017
Ante las próximas elecciones legislativas
Nos acercamos a las elecciones de medio término en el contexto de una situación muy delicada para el país. En nuestras Cartas al Pueblo de Dios y otras comunicaciones a la opinión pública, hemos abundado en descripciones acerca de las características del gobierno de Cambiemos, de las consecuencias ya visibles de sus políticas de corte neoliberal conservador, de su perfil autoritario que ha debilitado notablemente el estado de derecho.
Después de dos años, es largo el elenco de acciones reprobables: represión violenta a la protesta social y abusos de autoridad de las fuerzas de seguridad, protección a los capitales más que a los ciudadanos, promesas incumplidas, mentiras y falsedades permanentes, presos políticos, un desaparecido, persecución a quienes piensan distinto, aumento de la pobreza, desempleo, un insostenible endeudamiento que hipoteca el futuro, la especulación financiera, la desindustrialización, la entrega de nuestra soberanía.
Nos preocupa e indigna especialmente un rasgo cada vez más visible de este gobierno: no asume la función social del Estado y su necesario rol cohesionador. Expresiones del presidente o sus ministros y medidas de gobierno, están dirigidas contra los sectores más débiles o populares a quienes se les causa un visible perjuicio y sufrimiento, en especial porque son pisoteados sus derechos.
La lista sería interminable. La quita de miles de pensiones por discapacidad, la reducción de medicamentos gratuitos de primera necesidad entregados por el PAMI a los jubilados, el recorte de un programa histórico que brindaba asistencia técnica a pequeños y medianos productores y que excluye del beneficio a más de diez mil familias que viven en situación de vulnerabilidad, el desguace de las políticas de salud y la falta de medicamentos, los aumentos injustificados y delirantes de las tarifas de los servicios, el aumento de la mortalidad infantil. Estos casos sólo sirven de muestra. A esto debemos agregarle el gran ajuste y la extrema precarización laboral anunciadas para después de las elecciones.
Frente a esta coyuntura, como cristianos, sabemos que el resultado de estas elecciones puede confirmar o revocar el rumbo elegido por el gobierno, influyendo a su favor o en su contra en la relación de fuerzas, fortaleciendo o debilitando su poder político. Un gobierno que maltrata así a su población, y vive construyendo falsedades, es un gobierno que le da la espalda a los preferidos de Dios. Matar de hambre, desamparo o indiferencia al pobre es un pecado. Votar un gobierno que asfixia a los pobres, creemos que también lo es. Sin ningún temor o prejuicio sostenemos firmemente que un cristiano no puede darle el voto a un gobierno como éste, que multiplica las ayudas fraudulentas a sus amigos, facilita las ganancias de los ricos y condena a los pobres a la marginalidad y lo hace a la luz del día con mentiras y desparpajo.
Están en juego dos modelos antagónicos de país. Un país injusto y dependiente, que concentra la riqueza en una minoría o un país con la gente adentro, distributivo, soberano e inclusivo. La política no es una varita mágica ni una práctica purista, pero sigue siendo una herramienta imprescindible para forjar el destino de la sociedad y organizar la vida en torno a la dignidad, la libertad, los derechos humanos y la convivencia pacífica y solidaria.
Como cristianos y como curas, caminando a la par del pueblo, invitamos a votar contra este gobierno, contra la agresión a los pobres y vulnerables, contra el secuestro del futuro. Nos inspiramos en los amigos de Jesús, como el querido Santo Cura Brochero. En 1912, enfermo de lepra, casi ciego, escribe antes de las primeras elecciones legislativas en las que se aplicó la Ley Sáenz Peña de voto secreto y obligatorio. Militante del Partido Radical, alternativa popular frente al Partido Conservador, Brochero escribe sin dudar que Cárcano, el candidato conservador es “el hombre más funesto y contrario al bienestar y felicidad de los habitantes del Oeste” (carta 449) “los que votan por Cárcano van contra la felicidad y facilidades de los habitantes del Oeste” (carta 448, 26/9/1912) mientras que “votando por los candidatos que dará el Partido Radical buscan su felicidad, su engrandecimiento, el de la Provincia, y aún el de la Nación entera” (carta 451, 4/10/1912)
Inspirados en él, pues, y buscando la felicidad del pueblo y de los pobres creemos, sin dudarlo, que “no se puede ser cristiano y neoliberal”, como decía el recordado obispo Esteban Hesayne. Y exhortamos a nuestros hermanos a votar en consecuencia. “Los pobres, no pueden esperar”.
Mientras nos encaminamos a esta crucial elección del 22 de octubre, nos seguimos preguntando: ¿Dónde está Santiago Maldonado?

ENVIADO POR SU AUTOR

IDEAS FALSAS, CAUSAS INVENTADAS. Por Jorge Ossona

Resultado de imagen para culturaLas narraciones mitológicas contienen siempre un ideal heroico útil para resolver los déficits identitarios congénitos de las sociedades modernas. Uno de las más candentes de la Argentina de nuestros días es el de la “nación mapuche”. Un fenómeno que, como todo aquel que procede de la Patagonia profunda, suele pasar inadvertido para el público de los grandes centros urbanos del país. En determinado momento, un hecho o una escalada lo ponen sobre el tapete de las discusiones nacionales. Tal es el caso de la desaparición del joven artesano Santiago Maldonado, presuntamente solidario con la “causa” del “pueblo originario” austral.
Al menos en lo que va de la década, su expresión más gregaria, la Resistencia Ancestral Mapuche, contabiliza en las provincias de Neuquén, Chubut y Rio Negro setenta y siete atentados bajo la forma de asesinatos e incendios, secuestros extorsivos, robo de ganado y la destrucción de joyas del patrimonio turístico del país. Tal es el caso del incendio de la añosa estación El Maitén y la consiguiente parálisis del convoy a vapor “La Trochita” que ha debido reducir su recorrido de 400 kilómetros a apenas unos 20.
El “mapuchismo” no constituye un fenómeno aislado sino que se inscribe en el más vasto del multiculturalismo emergente de la globalización y de la revolución tecnológica comenzada con el fin de la Guerra Fría. Como toda etapa de aceleración del cambio social suscita reacciones que idealizan nostálgicamente al pasado feliz de un pueblo étnicamente puro y moralmente sano corrompido por sucesivas afrentas de la modernidad capitalista injusta y enajenante. Hemos ahí la huella de algunos “intelectuales” indiscernibles de los imanes islamistas que están sembrando el terror en Europa.
La impostura reaccionaria se diseña con el infinito menú de retazos contemporáneos evocativos de la mentada “causa ancestral”. Por caso, el relato explota problemas reales como el justo reclamo de comunidades aborígenes por tierras en disputa en los confines patagónicos, o las promesas incumplidas de gobiernos demagógicos como aquel que les prometió la administración de los parques nacionales de la región.
Su resentimiento con la sociedad moderna induce a los líderes étnicos a abrazar la causa inventada proveyéndolos de armas y de apoyo logístico en contra del “enemigo”. En los pliegues de la “pureza”, sin embargo, también se ocultan algunos designios inconfesables como el robo de tierras o el tráfico de drogas a ambos lados de la frontera. Los conocen; pero también los toleran como insumo inevitable del “cuanto peor, mejor”.
Los ideólogos no son, obviamente, “originarios”. A lo sumo, abusan de algunos valores culturales de las comunidades estratégicamente elegidas fraguando la conversión a sus también inventados “valores milenarios”. Reproducen, sin embargo, un conjunto de repertorios extraídos de la modernidad occidental como la revolución, la anarquía y el antiimperialismo. No resulta difícil detectar en la impostura la sombra de viejos pensadores europeos decimonónicos que, como Georges Sorel y su ideal de “violencia redentora”, dejaron su huella indeleble en las pesadillas del XX.
Con esos ingredientes pretéritos amalgaman una causa contemporánea que recurre a la Historia para trazar las líneas de la guerra entre “el bien” y “el mal”. De un lado de la trinchera, la conquista española, el imperialismo ingles del siglo XIX, los Estados Nacionales “genocidas” hasta el neoliberalismo global de nuestros días. Del otro, los antiguos “araucanos” desagregados en sus diversas variantes tribales hasta llegar a los mapuches actuales. Valdivia, Roca, Benetton y Macri de un lado; Calfucura, Catriel y Facundo Jones Huala, del otro. Colecciones indiscernibles del Cambalache discepoliano.
Hay otro escenario menos visible pero crucial del combate entre “el bien” y la pérfida razón moderna: las aulas. Sus destinatarios son jóvenes ávidos de una identidad sólida que los convierta en parte de un colectivo justiciero. Pululan por allí los apóstoles de los ideólogos enseñando el mensaje liberador e induciendo a los estudiantes a la violencia irredenta en las calles contra la policía, el “Estado represor”, y el “sistema”; ogro fantasmagórico de sus trillados repertorios conspirativos. Los más extremos, incluso, los invitan a confraternizar con los “pueblos originarios” selectos sumándose a su lucha directa.
El resultado sobre los jóvenes “laburados”, lejos de su pretendido igualitarismo, destaca significativamente la diferencia elitista. Se auto perciben como los elegidos, dotados de un falso sentimiento de superioridad cultivado en el activismo fraterno entre pares de otras causas análogas: desde el género y la sexualidad hasta un neo hippismo artístico de indumentaria snob y prácticas entre naturistas y espiritualistas asociadas al consumo de alucinógenos. El resultado: miles de chicos que terminan, como poco, contagiados de la frustración y el resentimiento de sus formadores “setentistas”.
Desactivar este proceso silencioso y gregario que en nombre de la democracia y de la libertad atentan en su contra constituye uno de los grandes desafíos de los próximos años. Tan difícil como la gobernabilidad de sus estragos culturales desintegradores.
ENVIADO POR EL DR ENRIQUE GUILLERMO AVOGADRO

Santiago Maldonado parece más un mochilero que un defensor de la RAM. Por el Dr. Juan Jose Guaresti

Resultado de imagen para mapuches radicalesEl “lechu” Santiago Maldonado, caucásico con rastas, cuentan sus amigos del barrio en Buenos Aires (25 de Mayo), es “la mejor persona”; “Él respetaba la creencia del otro. Él miraba el interior”; “Era vegetariano”. Recién “a fines de julio decide viajar a la localidad de Cushamen” tras recorrer “mochileando Argentina, Uruguay, Brasil y Chile”.
Tan sólo dos semanas antes de llegar a El Bolsón, fue fotografiado en Chile por su amigo tatuador Marcos Ampuero, quien explica que a Santiago se le iba a vencer la Visa por lo que no podía quedarse en Chile aunque quisiera. Cuenta que él (Santiago) nunca fue de tener mucha plata, pero que cada vez que podía hacía un poco de dinero para seguir viajando.
Quien haya ido a Epuyen; El Maiten; El Hoyo; El Bolsón; Esquel, sabe que Cushamen se encuentra inmerso en un destino recurrente de mochileros. Suficiente con informarse de la cantidad de campings que existen por la zona. También es sabido que hay viajeros que simpatizan con la causa mapuche con tal de acampar gratis en las plazas de Bolsón durante sus manifestaciones. Y también es sabido (según cuenta Marcos Ampuero, a La Nación) que, en Chile, Santiago acampó “como dos o tres” días protestando junto a unos pescadores.
Más allá de las intenciones de la RAM para con Maldonado, puede deducirse que los integrantes mapuches sabían perfectamente que él no iba a poder cruzar el río y escapar como ellos. A diferencia de ellos, el mochilero no tiene la destreza. Tampoco conoce el terreno; no conoce las tácticas evasivas mapuches; y no parece alguien acostumbrado a huir de gendarmería. “El lechuga” es un artesano de mochila. Haya sido por elección o por salvarse sus propios pellejos, parecería que los mapuches lo abandonaron ahí a que lo agarrasen los gendarmes (mucha fidelidad entre Maldonado y los mapuches no parecería haber).
Si entre quienes se da el conflicto la noche del 31 al 1 de agosto todos se conocen las caras, como dice Felipe Solá; entonces los gendarmes (que tienen a la RAM en la mira hace rato por disturbios), sabrían reconocer que el caucásico de rastas no es mapuche. Y, para torturarlo (como mucha de la audiencia de los medios lejanos a Cambiemos aseguran saber, porque temen) hay que verlo bien de cerca. ¿Por qué entonces estos gendarmes pensarían que un escarmiento (como sentencia Solá) con Maldonado como víctima ejemplar, sería efectivo para atemorizar a los revolucionarios (que “conocen” a Maldonado desde algún momento entre mediados del mes de Julio y la noche del 31)? ¿En qué podría amedrentar a la RAM que los gendarmes maten a un civil que desde los dos bandos saben que no pertenece a la resistencia? Sería para la RAM más bien puro “schadenfreude”; un espectáculo de comedia.
Pensar que “la orden vino de arriba” presenta la misma contradicción que Solá. Cualquier gendarme entrenado puede discernir a un artesano tatuado y con rastas aparecido hace menos de dos semanas, de un grupo de revolucionarios que hace tiempo se investiga. Si se lo confunde entre los revolucionarios es por elección propia, o por elección de RAM. Puede haber habido errores y quizás horrores en lo táctico; pero “si la orden vino de arriba”, raro que haya estado apuntada al “caucásico con rastas”. Lo cierto es que el civil no debió haber estado entre los revolucionarios.
Gustavo Vera publica un informe presentado por un desconocido (o hasta hoy mantenido en el anonimato), en el que se sostiene que en la noche del 31 de julio al 1 de agosto unos gendarmes ingresan en territorio Mapuche y se llevan a un caucásico con rastas. Ahí dice que lo golpean, lo dejan tirado en un unimog abierto, y muere de hipotermia. Relata Alconada Mon que el informe dice proceder de la Inteligencia, pero recalca que la Inteligencia lo niega; dice también que el informe viene con un sello policial, el cual la policía dice ser falso. Esto permite desconfiar de que el informe sea verídico, más allá del conocimiento de Vera. Vera desconoce el autor del informe, pero confía en su fuente.
Como Gustavo Vera (Legislador porteño por su propio partido Bien Común), está vinculado a F. Pocino (según Alconada Mon), y la AFI realizó espionaje ilegal a los mapuches durante el 2015; es de suponer que Pocino le brindó la información de los servicios.
Pocino, alta Inteligencia K, involucrado según Carrió en el caso Nisman, tiene motivos suficientes para querer desequilibrar al presente gobierno. Por su parte Vera, Director de la fundación La Alameda (que lucha contra la trata de personas; el trabajo esclavo; la explotación infantil; el proxenetismo y el narcotráfico), tiene al presidente de la Nación Argentina entre las cejas desde su campaña electoral.
Como la RAM no tiene nada que perder con la desaparición de Maldonado, ni tiene razones para haber generado algún tipo de apego con él (como máximo conocen al viajero hace unas dos semanas), es de suponer que lo que sea que se le ofreciese a cambio del favor de hacerlo desaparecer, podría ser recompensa suficiente. Motivos para un pacto de silencio con RAM tampoco son inimaginables. Parecería haberlos de sobra por parte de los máximos oponentes del presente gobierno. Todos ellos están hundiéndose en el mismo bote desde las últimas elecciones presidenciales.
Esto deja la posibilidad de otra especulación que (al igual que “Macri es dictadura”, “Macri lo mandó a matar”), no tiene la seriedad de ser considerada hipótesis. Mucho menos la “única hipótesis posible” (como la imaginaria que tienen por himno y fe algunos medios masivos):
Los mapuches de la RAM (apretados o premiados) generan el disturbio, los gendarmes reprimen, los gendarmes se van, los mapuches hacen desaparecer a Santiago. Luego Pocino hace aparecer por medio de Vera el informe trucho que complica a gendarmería. Una vez hecho esto se encargan Gils Carbó y Silvina Ávila de elaborar el caso de “desaparición forzada”, burlando a la justicia y a la prensa, sembrando pánico entre la confusión, a fin de desestabilizar al presente gobierno y adjudicar legitimidad a todo el aparato del gobierno anterior (reafirmando la importancia de su misión política tan movilizadora en “la lucha por los derechos humanos”). Todo esto pudo haber sido meticulosamente planeado.
Lección para la opinión pública (y para el autor Vera): hablar de teorías conspirativas, argumentándolas basándose en información mediática, es especular. Por más convencido que uno esté, no es nada más que eso. Y generalmente es un disparate.
Si Santiago está vivo, como dicen los “testigos” que lo levantaron a dedo el 22 de agosto, él habría participado junto con los mapuches mínimamente en el crimen del corte de ruta. Tendría un serio problema de paranoia. Intentaría no decir su nombre, por miedo de que lo entregasen. Porque tal como relata el testigo antes de corregirse: “si sé quién es llamo a la policía… o pido ayuda”.
¿Qué interés podría tener un artesano mochilero en que lo hicieran aparecer en público a nivel internacional, para dar explicaciones de su accionar con la Resistencia Armada Mapuche (que él no integra) contra la Gendarmería y el Ejecutivo en boga? La testigo recuerda al artesano reiterar en el asiento trasero “yo voy por el camino con mi música” mientras, mentalmente ido, percute su artesanía. Probablemente haya tenido tanto interés por la moralidad de RAM como por la de los pescadores chilenos; donde, según cuenta el ya citado Marcos Ampuero, también acampó.
Que aparezca con vida. Que sepamos la verdad. Que se haga justicia.
FUENTE: https://www.informadorpublico.com/opinion/santiago-maldonado-parece-mas-un-mochilero-que-un-defensor-de-la-ram

El Estado argentino, yerba mala que nunca muere. Por Agustina Blanco

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) es un organismo autárquico del Estado argentino dependiente del Ministerio de Hacienda que se encarga, entre otras funciones, de la aplicación, percepción, recaudación y fiscalización de las rentas e impuestos nacionales.
El problema que enfrenta ahora este órgano, junto con el Gobierno Nacional, es qué hacer con las empresas que no son tangibles, es decir, las empresas que producen ingresos a través de software de aplicaciones móviles y plataformas online que se encuentran generando dinero, sin que el Estado pueda fiscalizar la entidad empresarial a través de sus agentes.
En este sentido hacemos referencia a Airbnb, Netflix o Uber (aunque si bien Uber comparte el mismo problema de raíz que Netflix y Airbnb, es un caso aparte), todas compañías que forman parte de la nueva generación de plataformas que se dedican a satisfacer las necesidades de las personas en lo que respecta al ocio o a la movilidad y que, sin lugar a dudas, resultan mucho mejores que las convencionales y por lo tanto, son elegidas por la mayor cantidad de usuarios.
El economista Murray Rothbard decía que un impuesto es un “robo legalizado y organizado en gran escala”. En relación a esta idea de un Estado absorbente podemos utilizar la justificación vertida por el titular de AFIP Alberto Abad: “Airbnb no posee inmuebles, pero alquila millones de inmuebles en todos los centros de veraneo; Facebook no crea contenidos; Netflix no usa cables; UBER no posee vehículos, Alibaba no posee inventarios y Whatsapp no es una telefónica. Es la desmaterialización total de la economía, y esto trae problemas para los esquemas normativos”. Sin embargo la catarsis no terminó ahí, también aseguró que “desde nuestra visión, el elemento que une todo esto es la desmaterialización de la base imponible. ¿Dónde le cobramos a Netflix? ¿Dónde le cobramos a UBER? ¿Dónde le cobramos a Airbnb? Esto tiene un impacto fundamental en el financiamiento de los países, y el financiamiento está asociado a la calidad de vida de los ciudadanos”.
Si retomamos las palabras del Ministro, en lo que respecta a la “calidad de vida de los ciudadanos”, pareciera ser que Abad olvida que todas estas multinacionales son elegidas libremente por una gran porción de la población, y que, en el caso de que deban ser contratados como servicios, son, en efecto, pagados por ellos mismos de acuerdo a la calidad de las prestaciones que cada uno prefiera en función de los requisitos y exigencias que pretendamos. De igual manera la presión tributaria siempre se traslada al producto, lo que encarece su consumo perjudicando al que lo demande.
En el caso de Netflix, podemos mencionar que Argentina se encuentra tercera en lo que respecta al ranking de posicionamiento de la compañía en América Latina (la encabezan México y le sigue Brasil). Esto demuestra que sin lugar a dudas esta plataforma es la mejor elección a causa de su bajo costo y su alta calidad.
Empero, el problema no es solamente Abad, sino también la mentalidad de varios dirigentes políticos del país, como es el caso del Diputado de la Coalición Cívica, Fernando Sánchez, quien aseguró que “no se puede plantear una reforma fiscal en épocas de elecciones”. O la respuesta del ex Ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, tras ser consultado por la baja de la presión fiscal comentó que: “sepamos que la consecuencia de bajar impuestos es quedarnos sin recursos para las políticas sociales”. Todo este tipo de razonamientos ilógicos, son esgrimidos por los máximos representantes del país. Y podríamos seguir citando burócratas negando la mejoría de abandonar -o al menos disminuir- impuestos ya que al haber menos presión tributaria hay recursos que se destinan a mejorar la calidad del servicio para ganar mejor presencia en el mercado.
Pero lo cierto es que son sólo excusas que utilizan los políticos con el objetivo de mantener las dimensiones elefantiásicas del Estado, (que debe ser financiado a través de impuestos al sector productivo), y de esta forma legitimar la enorme presión fiscal que nos condena a ser un país subdesarrollado.
En palabras del economista Javier Milei “Argentina es una máquina de triturar valor. Si generas un mango te lo saca el Estado” y esta vez no será la excepción. Pero insistimos, la recaudación del Estado y el posterior gasto público, en su mayoría, no están ligados a la “calidad de vida de los ciudadanos” como nos quiere hacer creer Abad, más sí a pagar los caprichos del gobierno de turno.
Argentina ya esgrimió cuáles son las reglas del juego, será competencia de las empresas dedicadas a satisfacer de forma exitosa estas necesidades, las que tendrán que evaluar si seguirán brindándonos sus utilidades, puesto que como dice Adam Smith, “no es por la benevolencia del carnicero, del cervecero y del panadero que podemos contar con nuestra cena, sino por sus propios intereses”.
* Periodista. Investigadora de la Fundación LIBRE 
Conduce 2Cabezas
Fuente: https://www.informadorpublico.com/author/agustina-blanco
Facebook

jueves, 21 de septiembre de 2017

DIALOGO SI, CAPITULACIÓN NO. Por Froilan Barrios Nieves

Resultado de imagen para venezuela
La Venezuela opositora se ha convertido en una torre de babel en el momento más crítico de la acorralada dictadura madurista, al proferirse descalificaciones, insultos, develaciones de quinta columnas, en un ambiente de desconcierto y de ausencia de mensajes contundentes que aclaren la incertidumbre general, ansiosa de salir de esta pesadilla signada por un bombardeo mediático las 24 horas, publicitando un país que no existe.

¿Por dónde empezar?, Primero por constatar que la dictadura anuncia diálogo al estar cercada por la comunidad internacional, el concierto democrático mundial los desprecia, Unión Europea, OEA, hasta la cauta diplomacia japonesa los condena, ante una cruda realidad, apoyar a Maduro raya, avergüenza, si no vean a la furibunda chavista Cristina Kirchner denunciar el 15/09/2017 “En Venezuela no hay Estado de derecho y en Argentina tampoco hay Estado de derecho”. Por tanto asumir la oposición un forfait al dialogo, sería asumir la decisión de Doroteo Arango, alias Pancho Villa, quien victorioso en la revolución mexicana a las puertas de la capital azteca, se retiró a su hacienda donde fue asesinado.
El régimen conocedor de este desprestigio nacional e internacional intenta confundir aún más al atribulado pueblo venezolano, versionando en cadena nacional la imagen de una MUD cómplice y traidora, que asume las mismas prácticas delincuenciales de la dictadura, “al reunirse no diez, sino mas de 100 veces”, como las bandas criminales cuando se reparten el botín, total como todos son del mismo barro mejor no votar en las regionales. El trasnochado argumento gubernamental tiene un objetivo, provocar una gigantesca abstención que le permita rasguñar algunas gobernaciones.
Por tanto sería una sorpresa para el concierto democrático mundial, que la oposición venezolana ganando el juego no presentara candidatos a las regionales o no asistiera al dialogo, dejándole el campo a la astuta diplomacia cubano-madurista para que anote los goles que quiera, ignorando que la esencia de la estrategia es la definición previa de la agenda antes de sentarse en la mesa de negociación.
Y ahí es donde se monta la gata en la batea, como dicen los españoles “las cosas claras y el chocolate espeso”, ya que no se percibe en los voceros de la MUD un discurso generador de confianza, ni firmeza ante este nuevo lance, cuando el presidente de la AN manifiesta “no queremos que nos vuelvan a vacilar”, la respuesta que exige la población votante del 06/12/2015, reconfirmada el 16/07/2017 es transparencia y coraje, ya que la agenda no le pertenece a la MUD, la agenda le pertenece a un pueblo sacrificado con centenares de jóvenes asesinados, y millares de atropellados y detenidos.
Así que al asumir la MUD la representación de la nación democrática, le determina presentar mediante mensaje único el contenido de la agenda. De allí la gran interrogante, ¿por qué no aparece como primer punto el tema del destino de la Constituyente fraudulenta, que no es otra cosa, sino una montonera del PSUV?, tema nodal ya que la AN la ha desconocido conjuntamente con los gobiernos de los países más poderosos del planeta.
Si la gran maniobra es de medias tintas para convivir con el fraude electoral del 30/07/2017, violatorio de los principios constitucionales y convenios internacionales, se arrojará al cesto de la historia una vez más la oportunidad de derrotar la dictadura y reconquistar la democracia.
Enviado desde Venezuela por su autor

Haga Patria: Compre Lebac


El martes por la tarde, el Banco Central volvió a licitar sus ya famosas Lebac. Los vencimientos ascendían a $ 484.200 millones y pudieron renovarse $ 437.400 millones, estirando los plazos y con una tasa de hasta 27,35% anual.

Para los inversores, esto es una buena noticia. Si anualizamos los últimos tres meses de inflación, estamos en un 18,2%, por lo que la tasa de la Lebac más larga está pagando casi 10 puntos por encima del aumento de los precios.
Obviamente, esta tasa “alta” genera preocupación entre algunos analistas y políticos. Es que suele pensarse que una tasa positiva en términos reales puede frenar el crecimiento económico .
El razonamiento es el siguiente: con un instrumento financiero que le brinda al inversor una ganancia prácticamente sin asumir riesgo alguno, ¿quién querría invertir en la compra de una máquina, una fábrica, o cualquier emprendimiento productivo? El que está pensando en tomar una decisión de inversión, seguramente elegirá comprar Lebac y no destinar sus fondos a “la economía real”.
Esta narrativa suena lógica. Sin embargo, existen al menos tres motivos para pensar que la tasa de Lebac no es enemiga de la producción, sino todo lo contrario.
Tasas bajas no estimulan la economía
La tasa que busca mantener el Banco Central es positiva respecto de la inflación. O sea, busca que tenga sentido el ahorro y que el aumento de los precios no se coma su poder de compra.
Ahora si eso fuera nocivo para la economía, lo contrario debería también ser cierto. Es decir, una tasa de interés negativa respecto de la inflación debería dar como resultado una actividad económica vibrante . No obstante, eso no es lo que ocurre.
Si miramos los datos de los últimos 5 años hasta 2015, puede verse con claridad que la tasa de interés que establecía el BCRA (tomamos el promedio anual de la LEBAC de más corto plazo), siempre ofreció rendimientos que estaban por debajo de la inflación del período.
Ahora esto no generó ningún boom de actividad ni mucho menos.
En el mismo lapso, la economía no solo no avanzó casi nada, sino que, en términos per cápita, retrocedió . Es decir, se combinó una tasa real negativa con un descenso en el nivel de vida de la gente. Hoy, con tasas positivas, la economía crece. Algo no cuadra.
Si baja la inflación, la Lebac reactiva la economía
Otro punto a destacar es que las Letras en cuestión son uno de los instrumentos que utiliza el Banco Central para regular la masa monetaria y controlar la inflación. En este sentido, si el nivel de tasa de interés logra hacer que la inflación caiga, entonces eso será expansivo para la economía .
Como suele decirse, la inflación es un impuesto no legislado por el congreso. Y bajar un impuesto equivale a reducir los costos de producción. Una menor inflación facilita la planificación y baja los costos de hacer negocios en el país. Eso de ninguna manera le resta a la actividad económica. De hecho, hace todo lo contrario.
Más ahorro, más crecimiento de largo plazo
Detrás de la idea de que la elevada tasa de interés es mala para la economía está una cierta reticencia al ahorro. Se asume que si se ahorra “mucho”, entonces no habrá incentivos para producir. “¿Para qué producir algo si nadie quiere consumirlo?”, pensarán algunos.
El problema con este enfoque es que no comprende la correcta función del ahorro. Como explicó Böhm-Bawerk hace 116 años, ahorrar no implica dejar de demandar bienes y servicios, sino trasladar esa demanda hacia adelante. Es decir, al comprar un título de deuda que me permite preservar mi capital en el tiempo, lo que hago es dejar de demandar bienes en el presente, para demandar en el futuro.
Esto no solo indica que inter-temporalmente no hay caída de la demanda, sino que también envía la señal a los productores de que los consumidores están dispuestos a esperar más tiempo para consumir. Eso ofrece un margen para que los productores acumulen más bienes de capital y mejoren sus procesos de producción.
El resultado es una mayor y mejor producción de bienes y servicios. Es decir, más crecimiento económico de largo plazo.
Si el Banco Central, gracias a su política de tasas, logra recuperar la “cultura del ahorro”, entonces podría estar sentando las bases de un crecimiento mayor y sostenible en el tiempo.
Conclusión
Los demagogos de turno suelen acusar a la política monetaria contractiva de ser enemiga de la actividad económica. Sin embargo, la acusación no tiene fundamentos.
En primer lugar, porque cuando la política monetaria es “ultra-laxa”, no se verifica que se estimule el crecimiento. En segundo lugar, porque al bajar la inflación, la política monetaria se vuelve amiga del crecimiento. Por último, porque es el ahorro el que permite que la economía se vuelva más capital intensiva, haciendo que podamos vivir mejor.
Lo dicho hasta acá no quita que haya cuestiones a considerar y mirar críticamente respecto de la acción del BCRA. Sin embargo, algunas observaciones son solo mitos urbanos.

Saludos, 
Iván Carrino 
Director de CONTRAECONOMÍA

La Fed ahora le pertenece a Trump Por Jim Rickards

Desde Woodrow Wilson, el Presidente con la capacidad para nombrar a la vez el mayor porcentaje de miembros para la Junta de Gobernadores de la Reserva Federal es Donald Trump. 
FedeDurante la creación de la Fed en 1913, momento en el que la Junta Directiva de la misma tenía todas sus plazas disponibles, el Presidente Wilson aprobó la Ley de la Reserva Federal. En ese entonces, la ley dictaba que el Secretario del Tesoro y el Auditor de la divisa nacional automáticamente estaban incluidos en la Junta de Gobernadores. Sin embargo, adicional a esto, el Presidente Wilson seleccionó los otros cinco miembros para la junta. 
Ahora Trump tiene la oportunidad de ocupar a su discreción más asientos de esta junta que cualquier otro Presidente desde entonces. 
Si lo piensas, esto es impresionante. 
Analicemos esto: la Junta de Gobernadores de la Reserva Federal está compuesta de siete personas designadas. Eso quiere decir que para tomar una decisión, la mayoría necesaria en la votación es de cuatro miembros. Si has leído algo sobre la Fed, puede que hayas visto algo sobre los “gobernadores de los bancos regionales”. En efecto, éstas son posiciones dentro del sistema de la Reserva Federal, pero el poder realmente le pertenece a la Junta de Gobernadores y sus siete miembros. 
Y esto es lo más destacable: 
Desde hace unos días, cuatro de las siete posiciones de esta junta están desocupadas. 
De hecho, considero que la semana pasada tomaron lugar las 72 horas más trascendentales en la historia de la Reserva Federal. 
Trump será el dueño de la Fed, lo que quiere decir que sea cual sea la política monetaria que quiera el Presidente, esa será la que se implementará. 
El problema ahora es determinar exactamente de qué manera lo hará… 
Durante la campaña presidencial Trump llamó a China y a otras naciones “manipuladores de divisas.” Eso significa que considera que el dólar era demasiado fuerte y que quería debilitarlo. Pero antes de poder hacer algo al respecto, la crisis nuclear con Corea del Norte llegó a escena. 
Trump retiró sus amenazas hacia China porque ésta ejerce la mayor influencia económica sobre Corea del Norte. A Trump le interesaba que el Gigante Asiático utilizara su poder para obligar a Corea del Norte a abandonar su programa de desarrollo de armas nucleares. 
Sin embargo, China no cumplió con las expectativas, por lo que una guerra comercial entre Estados Unidos y China ahora parece una gran posibilidad. 
Puede que esto le haga pensar a la mayoría que Trump designará muchas “palomas” en las vacantes de la junta de la Fed. 
Pero no te sorprendas si en su lugar designa una junta hard-money. Es más: eso es exactamente lo que estoy anticipando. Los designados serán gente hard-money en pro de un dólar fuerte, a diferencia de lo que muchos esperan. Entre los asesores de Trump existen defensores de la moneda dura, como la Dra. Judy Shelton, David Malpass, Steve Moore y Larry Kudlow. Estimo que el Presidente le prestará delicada atención a lo que tengan que decir. 
Lo que nos lleva a Janet Yellen… 
El periodo como presidenta de la Reserva Federal de Janet Yellen termina a principios de enero –en menos de cinco meses. Sin embargo, sea cual sea el elegido de Trump para ocupar este puesto, esa persona será sometida al escrutinio del Senado. 
Como este proceso toma tiempo, el Presidente deberá nombrar al sucesor de Yellen cerca de noviembre o diciembre. 
Y mientras eso ocurra, la incertidumbre que existe sobre la trayectoria que tomará la Fed caerá pesadamente sobe el mercado, como si no hubiera ya suficiente inquietud. 
Pero hay una cosa que sí es segura: 
El próximo líder de la Fed tendrá mucho trabajo que hacer. 
Saludos, 
Jim Rickards - El Inverosr Diario 
--------------------------------------
Nota: Cuando el Presidente apruebe este trato secreto, una inversión (NO ES EL ORO) podría dispararse hasta un 1.000%, creando así un impulso espectacular para los inversores que se posicionaron en el momento y lugar correcto… 
No solo creo esto ocurrirá… creo saber cuándo tomará lugar. 
Y es más pronto de lo que crees.

miércoles, 20 de septiembre de 2017

Cuando las inversiones son un juego de suma cero

FedeEl desastre para una compañía puede rápidamente convertirse en la bendición de otra.
¿Quieres pruebas?
Por favor anda a Yahoo Finance u otro portal que uses y escribe Equifax (EFX) en el buscador de acciones.

¿¿¿Qué rayos pasó este día???


Básicamente, la firma tuvo que dar la cara e informar que un grupo de hackers robó la información personal de más de 140 millones de clientes de la compañía en Estados Unidos.
Para las millones de personas afectadas por el hack, se trata de pésimas noticias.
Para Equifax, que se encarga de proveer datos sensibles sobre información crediticia, ni hablar: como vemos en el gráfico de arriba, la firma perdió casi un tercio de su capitalización bursátil, de un plumazo. Sin embargo, para las compañías que se ganan el pan protegiendo nuestras identidades, lo que sucedió fue una gran noticia.
¿Escuchaste alguna vez hablar sobre LifeLock? Era una pequeña compañía que cotizaba en bolsa, encargada de proveer servicios de seguridad de software. Decimos “cotizaba”, porque en noviembre del año pasado fue comprada por Symantec en US$ 2.300 millones, con el objetivo de esta compañía de mejorar la unidad de Norton, dedicada justamente a la ciberseguridad.
Fue un gran trato para ambas. Y desde que el incidente con Equifax se hiciera noticia, a LifeLock le está yendo de maravilla…
Bloomberg reportó que “desde el hack, LifeLock ha experimentado un tráfico seis veces mayor al normal en su sitio web, además ahora se inscriben diez veces más clientes nuevos por hora que antes de que se develara al público el ataque”.
Como resultado, en el mundo bursátil Symantec salió de su estancamiento y dio un lindo salto de 22% en su cotización.
Al mismo tiempo, muchísimos inversores preocupados siguen abandonando las acciones de Equifax.
¿Notas alguna diferencia? Y por favor mira abajo el volumen…

Tu información personal es muy, muy valiosa.
Y como sabemos, hay hackers y ladrones a la vuelta de cada esquina del mundo digital.
¿Te acuerdas cuando hace un tiempo tres hackers fueron acusados de robar la información de más de 100 millones de clientes de JP Morgan y otras instituciones financieras? Nadie está a salvo.
Este año, incluso, fuimos testigos del software de secuestro “WannaCry”, un malware que entraba en tu sistema, le ponía “llave” y solo te la entregaba a cambio de US$ 300 por el rescate: fueron más de 200 mil computadoras afectadas en más de 150 países.
Y ahora tenemos este ciberataque a Equifax.
Estos eventos son un crudo recordatorio de lo vulnerable que es nuestra información en la era digital. Las personas, al igual que las empresas, están haciendo lo imposible por proteger su información más delicada de ataques y ladrones digitales; pero como vemos bastante seguido, no están al mismo nivel.
Las consecuencias son claras: los datos personales de cientos de millones de personas han sido robados. La información no es tan segura como parece, y la mayoría de las corporaciones están muy por detrás de la vanguardia en lo que refiere a la protección de información. Esa
Ésa es simplemente la realidad del mundo digital en el que vivimos.
Como usuarios, lo mejor que podemos hacer es evitar poner mucha información sensible en nuestras máquinas y “asegurarnos” con un buen antivirus.
Ahora, como inversores, pensar en una apuesta a la ciberseguridad puede ser una de las mejores jugadas que podamos hacer.
Lo cierto es que no es una sorpresa que estas acciones estén tomando impulso nuevamente. Analistas de la casa, como Greg Guenthner, sostienen que incluso antes de que Equifax apareciera en los titulares, los precios mostraban un cambio en la tendencia.
Como son varias las compañías que están trabajando por ganar este creciente espacio de mercado, en este sentido pienso que una posición semidefensiva a adoptar podría ser el PureFunds ISE Cyber Security ETF (HACK). Se trata de un creado a fines de 2014 y que agrupa tanto a firmas que trabajan en el hardware y software como a las que proveen servicios relacionados al área, donde la mencionada Symantec ocupa un 4,44% de la ponderación total del índice.
En el caso de este ETF, a pesar de haber acompañado al S&P 500 en su camino alcista iniciado a comienzos de2016, se mantiene 5 puntos por debajo del índice, lo que le da un gap favorable para alcanzarlo.
Saludos,
Felipe. Desde El Inversor Diario

Oro cae casi 1% por alza del dólar

El oro cayó el lunes casi 1% y tocó un mínimo en dos semanas y media, golpeado por un fortalecimiento del dólar y un alza de los mercados de acciones antes de la reunión de dos días que sostendrá la Reserva Federal de EU.
Resultado de imagen para oroUn alivio de las tensiones en la península coreana también redujo el apetito por el oro. En las últimas operaciones, el oro al contado bajó 0.94%, a 1,306.86 dólares por onza. Los futuros del oro en Estados Unidos para entrega en diciembre cayeron 1.09%, a 1,310.80 dólares la onza.
El dólar alcanzó un máximo en ocho semanas frente al yen, tras datos de precios al consumidor en Estados Unidos que incrementaron las apuestas por una nueva alza de tasas de la Fed en diciembre.
Además, los inversores esperan que la Fed anuncie planes para iniciar una reducción de su hoja de balance tras la reunión de martes y miércoles, una decisión que daría más soporte al dólar.
El oro es altamente sensible a las subidas en las tasas de interés, que incrementan el costo de oportunidad de mantener posiciones en activos que no rinden intereses, al tiempo que impulsan el dólar.
Las acciones a nivel global alcanzaron nuevos máximos de cara a la reunión de la Fed, ya que los inversores se volcaron a activos más riesgosos y dejaron de lado activos de refugio como el oro.
La plata bajó 2.63%, a 17.1170 dólares por onza, mientras que el platino perdió 0.99%, a 954.50 dólares. En cambio, el paladio ganó 1.42%, a 936.10 dólares.
Fed, un jugador a seguir
Es probable que las autoridades de la Reserva Federal (Fed) aguarden evidencias más claras de un repunte de la inflación antes de volver a subir las tasas a corto plazo, pese al incremento de los precios en agosto.
Se prevé que la Fed mantenga esta semana la tasa de interés en el rango de 1-1.25%, y que inicie el proceso de reducción de su balance de 4.5 billones de dólares. Esto último ya se había anticipado, y no ha causado malestar en los mercados de bonos. La ruptura del bloqueo del techo de la deuda de Estados Unidos eliminó el último obstáculo para iniciar el proceso.
Pero las perspectivas para las tasas son menos claras, y generan división en la Fed. Esto equilibra las perspectivas para la reunión de diciembre, donde es más probable que haya una subida.
“No creo que la Fed vaya a decidir que ya no hay de qué preocuparse en base a una cifra”, advirtió Tim Duy, profesor de economía de la Universidad de Oregón.
Este ha sido un año difícil para la Fed. El mercado laboral ha seguido fortaleciéndose, bajando la tasa de desempleo a sólo el 4.4%, mientras que el crecimiento ha superado las previsiones y la inflación se ha mantenido por debajo de las expectativas. (Con información de Expansión / España)
FUENTE: http://eleconomista.com.mx/mercados-estadisticas/2017/09/18/oro-cae-casi-1-alza-dolar

Colegios: las tomas continúan. Entrevista al Dr Zablotsky en Canal América.

Entrevista al Dr. Edgardo Zablotsky, Vicerrector de la Universidad del CEMA y Miembro de la Academia Nacional de Educación. América TV. 18/09/2017. FUENTE: https://www.youtube.com/watch?v=szwWEsx86og UNIVERSIDAD del CEMA Publicado con la autorización de sus autor

La desigualdad hace que todos vivamos mejor


¿Iguales pero pobres o desiguales pero con un excelente nivel de vida?
Hace unos años mis tíos viajaron a Cuba. Les encantaron las maravillas naturales y las playas, pero quedaron impactados por la pobreza de la gente de ese lugar. Las personas en la calle -al notar que eran turistas- les pedían las cosas más impensadas, como caramelos, crema dental y jabón.
La antigüedad de los autos también les llamó la atención. Solo se puede ver tal concentración de este tipo en películas de los años 50. La fuerte política de racionamiento termina generando estos escenarios. 
De todas maneras, podríamos decir que Cuba es el caso de mayor éxito en el mundo en materia de reducción de la desigualdad. Quizás Venezuela, en unos años más, de seguir por este camino pueda luchar por arrebatarle la corona. 
Esta igualdad, sin embargo, se consiguió a costa de hacer que toda la gente sea pobre.
Cómo bajar la desigualdad
Imaginemos por un minuto que queremos terminar con la desigualdad económica en el mundo. Estas dos maneras podrían funcionar: o le damos dinero a los pobres; o le sacamos a los ricos. 
Pero, en realidad, se trata de lo mismo. Es que si querés darles dinero a los pobres, ese dinero debe salir de alguna parte. Y como no tiene sentido quitarle a Juan para volver a darle a Juan, el dinero se tomará del bolsillo de los ricos.
Obviamente, este no es el único camino posible para ayudar a los más vulnerables. También se puede hacer que ellos sean más productivos, por ejemplo, mejorando la calidad educativa. Es decir, en vez de sacarle dinero a un ingeniero para dárselo a un cartonero, generar condiciones para que el cartonero pueda ser ingeniero. 
Esta estrategia es excelente para reducir la pobreza. Pero no es del todo exitosa para achicar la desigualdad. 
Es que si hay más ingenieros, hay más posibilidades de que surja un Marcos Galperín que cree el nuevo Mercado Libre. Y eso genera mayor desigualdad. 
Si el objetivo es reducir la desigualdad, entonces, no es suficiente con mejorar la situación de los pobres. 
¿Qué pasaría si uno de estos nuevos ingenieros crea Facebook? La desigualdad seguiría siendo alta. 
Si querés reducir el gap tenés que presionar arriba de la pirámide también. 
¿Y cómo harías esto sin obligar a la gente a ser menos productiva o creativa? La única solución práctica es dejar que las personas hagan su mejor trabajo pero confiscar lo que se considere “excedente” con impuestos o, en el peor de los casos, expropiaciones. 

Riesgo vs. Rendimiento
El problema con este sistema es que el riesgo y el rendimiento tienen una relación inversa. Si el rendimiento que espera obtener una persona cuando realiza una acción es menor, entonces estará dispuesta a arriesgar menos. La única forma de que alguien esté dispuesto a asumir un gran riesgo es si la recompensa es suficientemente buena. El que no arriesga, no gana, como dicen. 
Impuestos más altos es menor recompensa asociada y, por tanto, menor toma de riesgos. Y esto es un verdadero problema para la sociedad, porque una de las cosas más arriesgadas que existen es crear una nueva empresa. 
Las nuevas empresas son riesgosas por naturaleza. Un cambio regulatorio, un nuevo competidor o un juicio pueden ser suficientes para hundirlas en un instante. De hecho, se considera que 8 de cada 10 nuevas empresas fracasan. 
Con este escenario, la única forma de que una persona invierta dinero y tiempo en una nueva empresa es que sea posible hacerse rico con eso.
El gobierno no sabe invertir
Algunos pretenden que el gobierno tome el rol de financiar a los nuevos emprendedores. Eso es pedirle al gobierno que haga lo que menos sabe hacer: tomar riesgos. 
Lo importante para cualquier funcionario púbico no es tomar buenas decisiones, sino tomar decisiones que puedan ser justificadas más adelante si fracasan. Como te puede decir cualquier emprendedor, ésta es una pésima forma de llevar adelante un emprendimiento. 
La naturaleza de los negocios es que sus fundadores están dispuestos a tomar enormes riesgos, si la ganancia que esperan es aún mayor. 
Entonces, si pretendemos reducir la desigualdad sacándoles a los más ricos a través de impuestos, menos personas estarán dispuestas a arriesgarse para fundar un emprendimiento. 
Es decir, tendremos menor creación de empresas. 
El problema no es la desigualdad
Finalmente, que se funden menos empresas es malo para todos. Son éstas las que nos ofrecen las nuevas tecnologías (que nos hacen más productivos) y las que crean las nuevas fuentes de trabajo.
El problema no es la desigualdad sino la pobreza. No debería importarme si mi vecino es tan rico como Bill Gates si yo tengo un buen pasar. 
A lo mejor si el Estado deja de apropiarse de tanto “excedente” con la excusa de reducir la desigualdad y redistribuir la riqueza, puedan surgir los nuevos Bill Gates y Steve Jobs en Argentina que nos ayuden a mejorar la calidad de vida de todos, aunque ellos se hagan más ricos que nosotros. 
Saludos, 
Matías Daghero
Para CONTRAECONOMÍA

ARCHIVOS DE TEMAS DEL BLOG

Buscar articulos